1
Publicado el 23 Diciembre, 2019 por Redacción Digital en Mi veterinario
 
 

Tipos y causas de infección ocular

¿Problemas en los ojos de tu perro?

Si alguna vez observas algún síntoma como los que verás descritos aquí, debes acudir al veterinario a que identifique la causa y tipo de infección para que, así, recete el tratamiento más adecuado para tu mascota.
IInfección ocular en el perro

(Foto en misanimales.com)

Los ojos son órganos propensos a sufrir daños por la presencia de cuerpos extraños o por agentes externos como los virus y bacterias. La infección ocular en cachorros es algo común y necesita cuidados específicos.

Las infecciones pueden afectar en distintos niveles del ojo:

  • En los párpados, hablamos entonces de infección palpebral.
  • En la conjuntiva, que es una membrana que recubre al ojo. La conjuntivitis es la inflamación de esta membrana y puede ocurrir por bacterias, virus, alergias…
  • En la córnea y esclerótica. La esclerótica es la capa más externa del globo ocular que protege y nutre al ojo.

Tipos de infección ocular en cachorros y adultos

Cualquier perro puede contraer una infección en los ojos, pero ciertas razas son más propensas, como el carlino o el bulldog francés.

Blefaritis

La blefaritis es una inflamación de los párpados producida por una proliferación de bacterias que se encuentran normalmente en la piel. Puede llegar a ser crónica y, en estos casos, suelen producirla varias especies de estafilococos, pero no es extraño que los agentes causantes sean ácaros como Demodex o algunos hongos microscópicos.

Los síntomas son muy evidentes: el borde de los párpados se presenta rojo e inflamado, pueden aparecer costras y pequeños gránulos según el tipo de blefaritis. Además, causa picor y lagrimeo constante.

Esta infección puede estar causada por leishmania, sarna, enfermedades autoinmunes o alergias y en cachorros la blefaritis crónica se asocia con la pioderma juvenil.

Conjuntivitis

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, que también provoca enrojecimiento y secreción. Es una afección bastante común en perros y puede presentarse en un solo ojo o en ambos.

Puede estar producida por un cuerpo extraño (en este caso es más probable que la causa sea local y no sistémica), sustancias irritantes o una infección por virus o bacterias.

En función de la secreción, la conjuntivitis se clasifica en varios tipos:

  • Conjuntivitis por un cuerpo extraño. Cualquier objeto que se introduzca en el ojo puede provocar una infección. Es muy molesto para el animal y, en casos graves, puede dañar el ojo produciendo una úlcera, como las espigas.
  • Conjuntivitis alérgica. Los perros alérgicos serán más propensos a conjuntivitis en épocas en las que haya mayor presencia del alérgeno. También la acompañan otros síntomas cutáneos.
  • Conjuntivitis bacteriana. Es producida por un crecimiento excesivo de bacterias. Los estreptococos y los estafilococos suelen ser los causantes y la secreción producida es abundante y purulenta; puede llegar a cubrir los párpados formando costras que cierran el ojo.
  • Conjuntivitis vírica. En este caso, la provoca un virus, igual que la anterior es contagiosa. Es la conjuntivitis más preocupante, ya que puede ser un síntoma de enfermedad como el moquillo, que puede prevenirse con la vacunación.
  • Queratoconjuntivitis seca. Aparece en ambos ojos y se debe a una baja secreción de las glándulas lacrimales, la córnea y la conjuntiva se inflaman por sequedad ocular debido a la falta de lágrima. El signo más evidente es una descarga ocular mucosa o mucopurulenta. Los cockers spaniels, bulldog, shih-tzu, lhasa apso, yorkshire, westy y caniches son razas muy propensas a la queratoconjuntivitis seca.

¿Cómo evitar problemas oculares?

Sobre todo para las razas que suelen tener conjuntivitis, lagrimeo, legañas… es aconsejable limpiar los ojos con frecuencia con productos especiales para ello o suero fisiológico para retirar la suciedad acumulada. El pelo alrededor de los ojos debe recortarse para evitar que se introduzca en el ojo y pueda provocar úlceras, sobre todo en razas de pelo largo.

Higiene de ojos en perro

Si alguna vez observas algún síntoma como los descritos anteriormente, debes acudir al veterinario a que identifique la causa y tipo de infección para que, así, recete el tratamiento más adecuado para tu mascota.


Redacción Digital

 
Redacción Digital