1
Publicado el 9 Diciembre, 2020 por Redacción Digital en Mi veterinario
 
 

Los perros de distintas razas y tamaños sufren alergias

Cualquier can puede ser víctima de este tipo de afecciones. Una correcta alimentación es clave para el diagnóstico y posterior tratamiento. Qué dicen los especialistas
Compartir
Perro rascándose

Alergias en perros/ Foto en cronica.com.ar

¿Eres de quienes creen que sólo los seres humanos sufren alergias a los alimentos, materiales u otros productos? Pues de ser así, y para poder entenderte mejos con tu mascota, debes saber que los perros pasan por la misma situación. Y no importa si es grande, chico o la raza. La buena noticia es que una correcta alimentación puede ser la clave para el diagnóstico y posterior tratamiento.

Al ver a su perro rascarse, lo primero que piensan sus dueños es que están siendo atacados por parásitos externos (pulgas, garrapatas, etc). Sin embargo, esta fuerte comezón que los canes sienten en diferentes partes del cuerpo, tiene otro origen. Se trata de las Reacciones Adversas a los Alimentos (RAA), las cuales se manifiestan de dos formas: alergias o intolerancias. O sea: reacciones inmunológicas exageradas ante la exposición a un ingrediente utilizado por un alimento o sustancia.

Síntomas

Algunos de los síntomas en los perros pueden manifestarse en la epidermis, como en el caso del prurito excesivo, seborreas, alopecias puntuales. O también en el sistema digestivo; por ejemplo vómitos o diarreas crónicas de origen inespecífico, entre otros.

Para detectar estas afecciones en el caso del sistema digestivo, el veterinario puede recomendar la utilización de métodos complementarios que permitan hacer una observación interna del aparato digestivo. Esto unido a la posibilidad de hacer biopsias en la misma instancia, lo que ayuda a descartar o confirmar otros procesos que pueden tener signos clínicos semejantes, tales como enfermedades intestinales severas u otros procesos proliferativos extraños.

Para el caso de las afecciones dermatológicas, el criterio es más clínico descartando posibles causas según el cuadro y los signos clínicos que presenta cada paciente.

Una vez descartado otro tipo de afección, se debe comenzar un proceso de exclusión o eliminación paulatina de los ingredientes que el perro ha estado consumiendo en los últimos tiempos. En estos casos se impone realizar una dieta casera a base de aquello a lo cual no ha sido expuesto con anterioridad. Tal sistema de detección lleva tiempo y un seguimiento minucioso.

Superficie: ambiente complicado

Entre el grupo de alergias que suelen molestar a los caninos figuran las ambientales, que generalmente suelen ser causadas por polvo, polen o moho, entre otros factores.

Este tipo de alergia es estacional, por lo que probablemente solo aparecerá en ciertas épocas del año: los perros pueden sufrir fiebre del heno, por lo que se puede notar estornudos o irritación cuando el recuento de polen es alto.

A veces, un alergeno ambiental puede resolverse evitándolos. Por ejemplo, si sabe que los
síntomas alérgicos de su perro empeoran en paseos por campos con pastos largos, es posible que deba ir por el pavimento en ciertas épocas.

Fuente: cronica.com.ar

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital