1
Publicado el 30 Junio, 2021 por Redacción Digital en Mi veterinario
 
 

Perros entrenados alivian dolor de familiares en tragedia de Miami

Ocho perros entrenados han estado junto a los familiares y allegados que se reúnen en el lobby o en la cafetería del Gran Beach Hotel
Compartir
PERROS DE CONSUELO A FAMILIARES DE DESAPARECIDOS EN MIAMI

Un perro que acompaña a uno de los familiares de las víctimas del desplome del edificio en Surfside. /Foto en Boricuas de Corazón/EFE

‘Perros de consuelo’ y psicoterapeutas alivian el dolor de familiares y amigos de los 149 desaparecidos en el derrumbe de un edificio en Surfside, en Miami-Dade, informa EFE

Además de esta ayuda psicológica, estas personas lidian con la desesperación y la angustia estrechando los lazos entre ellos y relatando historias de los suyos

Los seres queridos de los desaparecidos esperan, seis días después del súbito colapso de parte del edificio Champlain Towers South. Hasta el momento hay 16 fallecidos.

Están alojados  en dos hoteles de la avenida Collins, cerca del lugar del siniestro, pendientes de noticias que llegan a cuentagotas, o no llegan, según laopinion.com

“Tienen la esperanza de poder encontrar con vida a su familiar, o al menos el cuerpo del familiar”. Eso dijo Linda Pérez, presidenta y fundadora de la organización Boricuas del Corazón INC., con sede en Tampa, en la costa oeste de Florida.

Desde el sábado miembros de esta organización y ocho perros entrenados han estado codo a codo con los familiares y allegados que se reúnen en el lobby o en la cafetería del Gran Beach Hotel, unas calles más al norte del edificio siniestrado.

En un paralelismo con la ayuda que los canes adiestrados prestan a los socorristas para hallar a personas entre los restos del edificio caído, estos perros de consuelo ayudan a los familiares a combatir la frustración de no saber qué pasó con sus padres, abuelos, hermanos o hijos.

Perros para ayudar con el dolor
Macarena Datorre, de 13 años, y su madre, la peruana Mónica, posan junto a su perro.

Macarena Datorre, de 13 años, y su madre, la peruana Mónica, posan junto a su perro./ Foto en laopinion.com

El que espera, desespera, dice un refrán popular y ya son seis días esperando y después del jueves 24 de junio, el día en que se produjo el colapso, ni una sola persona ha sido hallada con vida en la montaña de escombros que se erige donde estuvo el ala del edificio Champlain Towers South que se desplomó.

“Caminan con el animal, le hablan, van canalizando sus sentimientos sobre esta situación”, explica Pérez sobre el papel que en esas circunstancias cumplen los canes. Ellos, brindan la empatía, el cariño que “a lo mejor un adulto no lo sabe expresar”.

“Los perros ayudan a expresarse, es como una terapia”, agregó Linda Pérez.

Los perros de su organización han tratado en estos días a personas de diferentes edades, desde 13 hasta 83 años, muchas de ellas hispanas.

“¿Qué le podemos decir a una persona que se siente así? Solo dejarles saber que estamos ahí para apoyar”, explicó la integrante de Boricuas de Corazón.

 

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital