0
Publicado el 14 Julio, 2021 por Walfrido López Gonzàlez en Mi veterinario
 
 

“En Cuba no hay jardín sin mala yerba, ni perro sin pulgas”

Estas alimañas se alimentan de sangre de su hospedero. Pese a tantos adelantos, las pulgas y su eliminación siguen siendo un dolor de cabeza común a falderillos y veterinarios
Compartir

Veterinario, perro se sacude pulgas

Respuesta a ISIS VILLAMIL, PLAZA, LA HABANA:

Usted acude al veterinario porque su perrito de dos años tiene un gran escozor en la base superior de la cola donde ha perdido pelo y aparece una lesión oscura.

El profesional, tras examinar el área afectada le explica que son lesiones ocasionadas por picadas de pulgas, pero Isis insiste que se trata de una intoxicación por la ingestión de algún alimento dañado.

En esas andaban cuando el faldero ladea la cabeza y comienza a tambalearse y darse de diente… y se acabó la discusión.

Los veterinarios decimos “En Cuba no hay jardín sin mala yerba, ni perro sin pulgas”.

Estas alimañas se alimentan de sangre de su hospedero.

Tienen la propiedad de defecar su peso hasta veinte veces al día, provocando nerviosismo, falta de apetito, sueño intranquilo, adelgazamiento, anemia y… ¿por qué no decirlo?, en algunos casos la muerte.

La sangre defecada aparece como pequeñas partículas de borra de café.

En su combate, las tecnologías modernas nos han traído atomizadores de uso fácil y baja toxicidad, pasando por insecticidas de contacto, innumerables jabones, lociones, champús, collares y hasta tabletas de uso oral (nitenpyram) que los protegen por meses.

No emplee petróleo, queroseno o insecticidas para otros fines en su combate.

Las lesiones que quedan en la piel son peores que las dejadas por el insecto.

Pese a tantos adelantos, las pulgas y su eliminación siguen siendo un dolor de cabeza común a falderillos y veterinarios.

¡Nos vemos!

Doctor WALFRIDO LÓPEZ GONZÁLEZ

 

 

Compartir

Walfrido López Gonzàlez