1
Publicado el 27 Noviembre, 2021 por Prensa Latina en Así va el Mundo
 
 

Secretario de Estado norteamericano insiste en planes desestabilizadores contra Cuba

Además, reiteran la teoría del presidente Joe Biden de catalogar a Cuba como un «estado fallido», un enfoque utilizado para recrudecer el bloqueo económico, comercial y financiero
Compartir
Secretario de Estado norteamericano Antony Blinken

Secretario de Estado norteamericano Antony Blinken. Foto: heraldo.es

Washington, 27 nov (Prensa Latina) El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, ratificó el apoyo de Estados Unidos a los planes desestabilizadores en Cuba, mientras en la isla miles de estudiantes marcharon junto al presidente Miguel Díaz-Canel.

A través de su cuenta de Twitter, el jefe de la diplomacia estadounidense instó al gobierno cubano a escuchar el supuesto llamado de su pueblo a las libertades fundamentales justo este sábado cuando la juventud cubana manifestó públicamente su apoyo a la Revolución.

El Departamento de Estado recordó en un comunicado que hace un año artistas y activistas se dirigieron a las puertas del Ministerio de Cultura en la capital cubana en una acción que, para las autoridades de la nación caribeña, contó con el apoyo de Washington en su afán de interferir en los asuntos internos de la isla.

Además, reiteran la teoría del presidente Joe Biden de catalogar a Cuba como un «estado fallido», un enfoque utilizado para recrudecer el bloqueo económico, comercial y financiero, de acuerdo con La Habana.

En respuesta a las declaraciones del ejecutivo norteño, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, convidó a los funcionarios estadounidenses a observar las imágenes del respaldo a la Revolución este 27 de noviembre en ocasión del aniversario 150 del injusto fusilamiento de ocho estudiantes de Medicina en 1871.

«Su plan desestabilizador, ilegítimo e ilegal ha fracasado una vez más», agregó el ministro de Relaciones Exteriores en referencia a los intentos de Washington por subvertir el orden social en la nación caribeña.

En reiteradas ocasiones, Cuba ha denunciado los vínculos entre operadores políticos en su territorio y el Gobierno de Estados Unidos en el esfuerzo por imponer un golpe de Estado suave en la nación antillana.

Además del millonario financiamiento a programas de cambio de régimen y las declaraciones de funcionarios, Washington intentó recientemente respaldar una marcha anticonstitucional en la isla que pedía el fin del sistema político cubano.

El 15 de este mes, fecha de la manifestación ilícita que no llegó a realizarse, las calles de la isla estuvieron en calma, los niños se incorporaron al curso escolar presencial, el país reabrió sus fronteras y volvieron a funcionar espacios socio-económicos, luego del control de la Covid-19.

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina