0
Publicado el 29 Marzo, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Irak: ataque suicida en Bagdad

Un hombre hizo estallar esta mañana la carga explosiva que llevaba adosada a su cuerpo cerca de una concentración de trabajadores en la plaza Tayaran del centro de Bagdad

iraq-atentado-edBagdad, 29 mar.- Al menos tres iraquíes murieron y 27 resultaron heridos hoy por un ataque suicida en la plaza Tayaran de esta capital, mientras el Ejército reportó nuevos progresos en sus operaciones antiterroristas en Nínive y Al-Anbar.

Fuentes de seguridad indicaron que un hombre hizo estallar esta mañana la carga explosiva que llevaba adosada a su cuerpo cerca de una concentración de trabajadores en la mencionada plaza del centro de Bagdad, pero hasta el momento ninguna agrupación se adjudicó la autoría de la agresión.

El ataque se produjo en medio de la ofensiva de las fuerzas armadas y de seguridad contra el autoproclamado Estado Islámico (EI) en inmediaciones de Mosul, la capital de la norteña provincia de Nínive y segunda ciudad de Iraq, y varias localidades de la demarcación occidental de Al-Anbar.

Portavoces del Ejército anunciaron que las tropas regulares mataron e hirieron a decenas de extremistas del Daesh, acrónimo árabe de EI, y destruyeron sus vehículos durante ataques en ambas provincias apoyados por la aviación nacional y la de la coalición extranjera que lidera Estados Unidos.

Aviones de dicha alianza internacional abatieron a cuatro yihadistas en el oeste de la planta de cemento de Kubaysah, donde también destruyeron una camioneta artillada con un lanzacohetes y seis misiles, además de eliminar a una guerrilla en la aldea de Haj Alí, al sur de Mosul.

Otros cuatro takfiristas (terroristas islámicos ssunnitas) perdieron la vida por ataques de fuerzas aéreas y terrestres en el norte de Ain Al-Assad.

Portavoces militares reconocieron que la ofensiva para dominar la capital de Nínive ha sido lenta debido a la resistencia de extremistas del EI, pero señalaron que se combate con éxito en las colinas de aldeas aledañas a Mosul, sin descuidar el frente abierto en Fallujah (Al-Anbar).

Combatientes kurdos Peshmerga mantienen el control del poblado de Makhmour, recuperado la semana pasada, y preparan acciones militares conjuntas con voluntarios chiitas de la Movilización Popular y miembros de tribus sunnitas para recapturar Al-Qayyara, aún en manos del Daesh al sur de Mosul.

La colocación de explosivos y de francotiradores por parte de los terroristas obstaculiza las operaciones, de ahí que en tres días de ofensiva la semana anterior lograran tomar las aldeas de Koudila, Karmerdi and Kherabardan, pero desde el domingo intentan sin éxito llegar a Nasr.

Paralelo a las acciones militares, el gobierno del primer ministro Haider Al-Abadi enfrenta una fuerte presión del clérigo radical chiita Muqtada Al-Sadr para que ponga en marcha las prometidas reformas contra la corrupción y anuncie un gobierno de tecnócratas que reemplace al actual ejecutivo.

Seguidores de Al-Sadr se concentraron el fin de semana en el centro de Bagdad y en la fortificada Zona Verde para lanzar un nuevo ultimátum al mandatario y advertir que, de no satisfacer sus demandas, escalarán las protestas, aunque siempre por vía pacífica, concluye el reporte de PL.


Prensa Latina

 
Prensa Latina