0
Publicado el 31 Marzo, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Lula: Brasil sabe que no hay solución fuera de democracia

Brasil está viviendo un momento histórico, dijo el fundador del Partido de los Trabajadores
Compartir

lula-brasilBrasilia, 31 mar (PL) El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva manifestó hoy que Brasil sabe que no hay solución fuera de la democracia y negó la existencia de un poder legítimo si éste no emana del voto popular.
Brasil está viviendo un momento histórico, dijo el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) en un mensaje a los miles de manifestantes que este jueves salieron a las calles de las principales urbes del país para respaldar el orden democrático y pronunciarse contra el impedimento de la mandataria Dilma Rousseff.

De un lado -señaló- están quienes pretenden aprobar un impeachment sin base legal, lo cual constituye un golpe, y de otro los que acreditan y valoran la democracia y salen a defender la Constitución, el Estado de Derecho y las conquistas sociales.

En su alocución, de dos minutos de duración y transmitida en los distintos escenarios donde tienen lugar las manifestaciones, Lula subrayó que la sociedad brasileña conoce también cuánta lucha, cuántos sacrificios y cuántas muertes costó recuperar la libertad y la legalidad.

Saludó asimismo el extraordinario movimiento de paz y amor, de fe en la democracia y el diálogo que hoy recorre el país y dijo tener la convicción de que esa energía nueva, que viene del corazón de Brasil, dará el impulso necesario (al Gobierno) para vencer la crisis y retomar el camino del crecimiento.

Mientras en el Distrito Federal, los miles de manifestantes que participan en la demostración partieron del Estadio Nacional Mané Garrincha rumbo a la Explanada de los Ministerios cargando una enorme bandera donde podía leerse “NO habrá golpe”, en otras capitales estaduales colman algunas de sus principales plazas.

En Río de Janeiro, según imágenes mostradas por la televisión nacional, entre quienes subió al escenario para dirigirse a los congregados estuvo el cantante y compositor Chico Buarque de Hollanda, quien aseguró que no puede ponerse en duda la integridad de la mandataria Dilma Rousseff.

El también dramaturgo y novelista se pronunció a favor de una intransigente defensa de la democracia y fue aclamado cuando sostuvo que “No habrá golpe”.

Al convocar a la jornada de movilización de este jueves, los frentes Brasil Popular y Pueblo sin Miedo denunciaron a quienes pretenden imponer un juicio político ilegítimo (a Rousseff) como un atajo para llegar al poder.

No hay evidencia de un crimen por parte de la Presidenta y el juicio político sin base legal, motivado por razones oportunistas y revanchistas, es un golpe, señalaron.

Recordaron también el fatídico 31 de marzo de 1964, cuando una asonada golpista acabó con el mandato de João Goulart, quien acababa de anunciar la reforma agraria, la nacionalización de las refinerías de petróleo y el fin de la evasión de capitales.

En su convocatoria, las dos organizaciones deploraron asimismo la ley anti-terrorismo enviada al Congreso por el Gobierno Federal y que amenaza con criminalizar las luchas populares, y manifestaron su respaldo a la batalla en defensa de la soberanía energética, del Estado amenazado por la privatización y por la creación de empleos dignos.

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina