0
Publicado el 4 Abril, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Colombia: Equipo de gobierno volverá a Cuba para reanudar los diálogos de paz

Este lunes el equipo del Gobierno trabajará en Bogotá con los abogados de las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), para avanzar en temas concernientes al fin del conflicto y la dejación de las armas o desarme de los guerrilleros
Compartir

(Foto: pensandoamericas.com)

Bogotá, 3 abr (PL) El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, confirmó que los voceros gubernamentales regresarán a La Habana el martes para reanudar las conversaciones con las FARC-EP, las cuales transitan por una fase compleja, admitió.

El mandatario explicó que este lunes el equipo del Gobierno trabajará en Bogotá con los abogados de las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), para avanzar en temas concernientes al fin del conflicto y la dejación de las armas o desarme de los guerrilleros.

En una alocución la noche del domingo desde la Casa de Nariño,  el jefe de Estado ratificó que el objetivo es lograr un buen acuerdo, capaz de garantizar una paz estable y duradera.

Santos reconoció que ambas delegaciones discuten temas de complejidad y afirmó que existe una comunicación fluida entre el Ejecutivo y sus representantes en la mesa de concertación, instalada en Cuba desde 2012.

El gobernante llamó a los ciudadanos a estar unidos en torno a los esfuerzos para concluir la confrontación bélica, la cual dura más de medio siglo y ha dejado unos 300 mil muertos, seis millones de desplazados de sus lugares de origen y al menos 45 mil desaparecidos.

Luego de conseguir consensos en asuntos cruciales como la reforma rural integral, participación política, combate a las drogas ilícitas y víctimas; ambas partes beligerantes deberán definir los términos del cese el fuego bilateral, la dejación de las armas, desmovilización y reintegración a la sociedad de los ahora combatientes.

Una de las cuestiones más controversiales por dilucidar es la determinación de la cantidad y características de las zonas donde deberán permanecer los miembros de las FARC-EP tras la firma de la paz y las condiciones para su seguridad en el llamado período de postconflicto o postacuerdo.

La víspera desde la capital cubana representantes de esa agrupación rebelde pidieron garantías para el ejercicio de la oposición política así como la rúbrica e implementación urgente del pacto para el desmonte de las estructuras paramilitares activas en el país, aún en ciernes, dijeron.

Tras descartar la fecha del 23 de marzo como límite para terminar las conversaciones, gobierno y FARC-EP han reafirmado su voluntad de alcanzar un tratado final, no obstante los desacuerdos actuales sobre puntos claves.

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina