0
Publicado el 14 Abril, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Expectante el mercado petrolero ante posibles recortes de la producción

La preocupación está estimulada por la próxima reunión de Doha, Qatar, el próximo domingo, en la que se conjugan la posibilidad de reducir producciones, y un rechazo a tal variante y sus consecuencias
Compartir

 

Extracción de petróleo.

Algunos esperan que en la cita del domingo en Doha, Qatar, se cierre el pacto de congelar la producción a los niveles de enero, para impulsar los precios del barril. (Foto: mundo.sputniknews.com).

Las crecientes expectativas sobre un recorte de la producción de petróleo y su posible influencia en los precios del carburante ocupan hoy la principal atención de los mercados, refiere la agencia Prensa Latina

Esa expectativa está estimulada por la próxima reunión de Doha, Qatar, el próximo domingo, en la que se conjugan la posibilidad de reducir producciones, un rechazo a tal variante y sus consecuencias.

Para algunos analistas, se trata de una oportunidad favorable que permitirá llevar los precios del barril de carburante a 50 dólares, algo esperado por los productores, mientras que algunos consumidores prefieren se mantenga la situación actual (40).

En esa cuerda los precios petroleros operan ahora estables alrededor de los 44 dólares el tonel después que la Agencia Internacional de Energía (AIE) recortó su pronóstico para el crecimiento de la demanda.

La AIE redujo sus estimaciones del crecimiento de la demanda mundial en 2016 a partir del mes pasado a 1,16 millones de barriles por día (bpd), pero consideró que la caída en la producción de Estados Unidos gana impulso.

Por tanto, el mercado está agitado antes de la reunión del domingo en Doha de los mayores productores petroleros, incluyendo a Arabia Saudita y Rusia.

Algunos esperan que en la cita se cierre el pacto hecho por los productores en febrero de congelar la producción a los niveles de enero para impulsar los precios del barril, pero muchos analistas tienen aún escasas expectativas.

A esas propuestas también se suman países como Venezuela, que en su momento confesó que operan de manera saludable con precios de 60 dólares por barril y está interesado en un equilibrio del mercado.

El analista Frank Klumpp de LBBW en Stuttgart, Alemania, señala que la esperanza es que se congele el volumen de la producción, para dar paso a mucha volatilidad, pero reconoció el margen para la decepción.

En ese sentido el ministro ruso de Petróleo, Alexander Novak, dijo que en la reunión podrían lograrse pocos compromisos detallados. Por tanto se habla de que sería más bien un pacto de caballeros y, por tanto, ciertos economistas están pesimistas y concuerdan en que los precios seguirán como hasta el presente.

El tema de mantener producciones idénticas pese a una menor demanda de combustible puede afectar investigaciones y tecnologías productivas, tal y como lo explicaron algunos institutos.

El creciente número de productores petroleros que confirmaron su participación a la reunión genera sentimientos positivos.

En dicho encuentro estarán Rusia, un gran productor; y la mayoría de miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), empezando por Arabia Saudita, su mayor productor.

En marzo los países no miembros del cártel extrajeron 56,8 millones de barriles diarios -180 mil menos que el mes anterior- y, sobre todo, 690 mil bd por debajo del mismo mes del año anterior.

Para el conjunto del año se espera que la oferta de los países fuera de la OPEP se reduzca en 710 mil bd respecto a 2015, para quedar en una producción de 57 mbd. De esa caída, aguardan que 480 mil bd correspondan a Estados Unidos.

El mes pasado los países miembros de la OPEP produjeron 32,47 mbd, en ligero repliegue de 90 mil bd. La oferta iraní, en aumento desde el levantamiento en enero de las sanciones internacionales, compensó los suministros de Nigeria, Iraq y Emiratos Árabes Unidos.

 

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina