0
Publicado el 8 Abril, 2016 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Sigue creciendo escándalo de paraísos fiscales

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, criticó hoy al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) por negarse a revelar toda la base de datos asociada a los Papeles de Panamá
Compartir
(bbc.com)

(bbc.com)

Londres, 8 abr.-El escándalo internacional por los llamados papeles de Panamá sumó hoy nuevos pronunciamientos oficiales de gobiernos y bloques de países, dentro de un contexto mediático en el cual resulta difícil distinguir veracidad y manipulación.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, criticó hoy al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) por negarse a revelar toda la base de datos asociada a los Papeles de Panamá (Panama Papers). Esto huele muy mal, advirtió el mandatario mediante su cuenta en la red social twitter y seguido copió un enlace a una entrevista al director del ICIJ, Gerard Ryle, replicada por la prensa ecuatoriana, donde el reportero asegura que la entidad no tiene planes de revelar y publicar toda la base de datos de Mossack Fonseca.

El “escándalo” provocado por los llamados Panamá Papers salpica a relevantes políticos, entre ellos jefes de Estado o Gobierno, como el argentino Mauricio Macri, artistas y deportistas de fama mundial.

Los ciudadanos del mundo debemos exigir se muestre toda la información, y saber quién es quién, reclamó Correa, quien el pasado 5 de abril prometió revisar los 11,5 millones de datos publicados, a fin de detectar qué ecuatorianos poseen paraísos fiscales en la nación istmeña.

Entre los sucesos del día estuvo la decisión del gobierno francés de colocar nuevamente a Panamá en la lista de paraísos fiscales, tras la revelación de los documentos del bufete de abogados Mossack Fonseca, dedicado en ese territorio centroamericano a crear sociedades offshore.

Mientras, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, expresó en un comunicado el compromiso de su gobierno de “continuar cooperando con la comunidad internacional en la lucha contra el uso indebido de las plataformas de servicios financieros y corporativos”.

Por su parte la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) convocó a una reunión de expertos para examinar el tema el próximo miércoles en París, Francia.

Compuesta por las 34 de las principales economías del orbe, la OCDE estimó que la filtración merece análisis, pues contiene una cantidad de información sin precedentes, en un total de 11,5 millones de documentos sobre transacciones vinculadas con 21 jurisdicciones offshore.

Ni Panamá ni Estados Unidos asumieron la iniciativa de la OCDE de compartir información impositiva con las autoridades de otras naciones, a fin de combatir delitos financieros, recordó la representante de la organización anticorrupción Testigo Global Stefanie Ostfeld.

No en vano, el rechazo de Washington a aceptar las propuestas de la OCDE se convirtió en un atractivo para quienes necesitan de paraísos, como los estados de Nevada o Dakota del Sur, para ocultar dinero a sus gobiernos, observó el portal Bloomberg.

La OCDE presiona a algunos países y los acusa de permitir el escondite de fondos y la evasión de impuestos; sin embargo, Estados Unidos no es mencionado en esas declaraciones y sigue operando con libertad gracias su “poder político”, consideró el jurista Bruce Zagaris, especialista en temas impositivos internacionales.

Este viernes la Comunidad del Caribe (Caricom) pidió seriedad en el manejo de las informaciones, pues centros de servicios financieros de sus Estados miembros aparecen señalados como paraísos fiscales.

Un comunicado oficial, emitido por la agrupación, consideró que resulta injusto emplear ese calificativo para enjuiciar la situación en esas naciones.

“La atribución de la etiqueta de “paraísos fiscales” ignora la realidad de que la regulación de este sector en Caricom cumple totalmente con los estándares internacionales”, indicó el pronunciamiento.

Caricom afirmó que los centros de servicios financieros de sus Estados miembros “han tomado todos los pasos necesarios para lograr el cumplimiento de las regulaciones y estándares internacionales”.

Ello se refiere a los 15 integrantes del bloque: Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y Granadinas, Suriname y Trinidad y Tobago.

El Ministerio de Industria de Barbados también hizo pública su postura, mediante una nota oficial que considera al centro de servicios financieros del país como un “ejemplo de jurisdicción ética y completamente transparente”.

A juicio del organismo, “la filtración (de los papeles del bufete panameño Mossack Fonseca) ha dado lugar a la difusión de dos estereotipos extremadamente erróneos: que todas las jurisdicciones financieras ‘offshore’ se usan para ocultar dinero y que todas ellas erosionan el funcionamiento correcto de la economía global”.

Almodóvar cancela promoción de su película “Julieta”

Madris.- El director de cine español Pedro Almodóvar canceló la promoción de su película “Julieta”, que se estrena el viernes, después de que aparecieran reportes de que su nombre y el de su hermano, productor de películas, figuraban en los Papeles de Panamá, una serie de documentos de un bufete de abogados que gestionaba cuentas bancarias y empresas en paraísos fiscales.

El ganador del Premio Oscar no acudió al estreno de “Julieta” en Barcelona  y canceló encuentros con medios de comunicación en Madrid. La productora de Almodóvar, El Deseo, anunció que no participaría en sesiones fotográficas y que las entrevistas quedaban canceladas debido al repentino interés de los medios en sus finanzas, algo que opacaría el estreno de la película.

No está claro si los documentos filtrados por un consorcio de periodistas de investigación prueban algún delito y muchos de los implicados en el escándalo han negado que se haya violado la ley. El hermano de Almodóvar, Agustín, reconoció que habían abierto una empresa en un paraíso fiscal hace 25 años.

 

Los hermanos Almodóvar aparecen en los Papeles de Panamá en relación con la empresa Glenn Valley Corporation, que funcionó en las Islas Vírgenes Británicas entre 1991 y 1994.

 

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital