0
Publicado el 4 Mayo, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Candidatura Trump: realidad peligrosa para EEUU

Tal vez muchos no recuerdan que al realizar su apuesta, Trump dijo que lo hacia para ganar, y hasta hoy cumplió con su palabra

Donald Trump, precandidato republicano a las presidenciales de 2016 en EE.UU.

La virtual coronación del aspirante republicano Donald Trump como el candidato partidista a las elecciones presidenciales de noviembre demuestra hoy que lo considerado por estrategas una payasada, se convirtió en una realidad peligrosa para el país.

En junio de 2015, hace casi 11 meses, cuando el polémico inversionista hizo su anuncio fueron pocos los que le auguraron el éxito de ahora aunque, tras su entrada al ruedo, no dio mucho margen en las encuestas a otros 16 republicanos que optaban por la boleta.

Los expertos pensaron que era una broma y vieron su entrada en la política como un nuevo episodio de un programa de televisión, señala hoy un comentario del diario digital The Hill.

Tal vez muchos no recuerdan que al realizar su apuesta, Trump dijo que lo hacia para ganar, y hasta hoy cumplió con su palabra, pese a deslices, controversias migratorias y otras declaraciones que más que hundirlo aumentaron sus resultados.

Ciertamente, un amplio sector de estadounidenses cansados con la forma de hacer política en Washington se agrupó detrás de la figura menos experimentada en esas lides y los resultados, apuntalados por su éxito en Indiana este martes, pueden entenderse como la expresión de un sentimiento o la maduración de un nuevo populismo ultraconservador encarnado en Trump.

A meses de sus declaraciones sobre inmigración, por ejemplo, el virtual candidato de los rojos aun es visto mal por los activistas proinmigración y líderes de México, pero sus posiciones de línea dura calaron en un amplio segmento de la base republicana, así como algunos independientes, que mantuvieron su apoyo durante meses.

Las predicciones de que implosionaría por sus palabras punzantes, xenófobas y más recientemente sobre política exterior, contrario a la lógica, no descarrilaron su campaña y ahora es visto como un fenómeno inusual en la historia política moderna del país.

El multimillonario neoyorquino dejó detrás a todo un pelotón de rivales, desde el favorito precompetencia, el exgobernador de Florida Jeb Bush, y más recientemente, al senador ultraconservador por Texas Ted Cruz, para erigirse como el gran vencedor entre los republicanos.

No obstante, los delegados ganados en la contiendan pesan en las negociaciones en la convención, donde Cruz y Marco Rubio (Florida), por ejemplo, van con 565 y 171, respectivamente.

El puntero resistió ataques, el rechazo de la maquinaria partidista y un sentimiento de “todos contra Trump” para evitar lo que es hoy una realidad, debe ser el ungido por los rojos.

Lo que ocurrió antes, sus incursiones contra los senadores Cruz, Rubio y todos los candidatos que se le enfrentaban y caían como moscas, quedó atrás y ahora el Comité Nacional Republicano, que una vez conspiró en su contra, llama a unir esfuerzos detrás de su candidatura.

Es un resultado que pocos vieron venir y que muchos republicanos aún se niegan a aceptar.

Por ejemplo, en noviembre de 2015 las apuestas de que ganaría la boleta eran 80 contra uno pero, tras su triunfo en Indiana, la víspera, están 20 a uno a su favor.

Solo resta por ver, si logra superar que una gran porción de la población lo ve negativamente. En el promedio de las encuestas de RealClearPolitics, Trump es considerado favorablemente por apenas 28,4 por ciento de los votantes y desfavorable por el 65,4 por ciento.

Eso evidentemente crea dudas sobre si podrá prevalecer ante la potencial candidata demócrata, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton en noviembre.

Sin embargo todo es posible ante un electorado polarizado en ambos campos, pues entre los demócratas, la favorita Clinton tiene un fuerte reto ante el mensaje populista de su rival, el senador Bernie Sanders, y si obtiene la boleta del partido azul, es posible que muchos independientes se muevan hacia Trump.

Al respecto, una encuesta de CNN/ORC, antes de los resultados de Indiana, indicó que a nivel nacional la fémina vencería al multimillonario neoyorquino por 13 puntos (54 a 41).


Prensa Latina

 
Prensa Latina