0
Publicado el 27 Mayo, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Cumbre de G7 termina sin sobrepasar promesas y compromisos

Foto: TeleSur

Foto: TeleSur

Tokio, 27 may (PL) El G7 terminó hoy su cumbre con apenas el compromiso de aplicar estrategias económicas coordinadas “más enérgicas y equilibradas”, pero sin soluciones concretas para el comercio internacional, el empleo y el crecimiento global.

De acuerdo con el documento final de la cita, las siete naciones más industrializadas pidieron evitar una mayor desaceleración, porque no hacerlo entre 2008 y 2009 dio rienda sueltas a la crisis financiera que aun persiste.

El texto final, aprobado por los jefes de Estado y Gobierno de Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Estados Unidos, líderes de organizaciones internacionales y un grupo de países en desarrollo invitados, recoge los riesgos que amenazan hoy a la economía global entre ellos el terrorismo, el masivo movimiento migratorio y los conflictos en varias regiones del planeta.

Aunque reconocieron otros peligros como afectaciones a la salud pública por la aparición de enfermedades y deficiencias en su combate, el cibercrimen, la corrupción y los esfuerzos por eliminar la discriminación de género, no admitieron que el mundo se enfrenta a una nueva crisis.

En tal sentido, el G7 solo acordó reafirmar el papel de los refuerzos mutuos entre las políticas fiscal, monetaria y estructural, y que cada país pueda elegir la combinación de medidas más favorables.

Con relación a los inmigrantes y los refugiados, la Cumbre declaró que “son un desafío global que requiere una respuesta global”, y mencionó la necesidad de “aumentar la asistencia global para sostener las exigencias de los refugiados y de las comunidades que los albergan”.

Ante el llamado de una mayor cooperación los asistentes coincidieron en que urge una ayuda especial para África, Medio Oriente y los países de origen y tránsito de los desplazados, por lo que convocó a la admisión temporal y reubicación para aliviar a las naciones con la mayor cantidad de refugiados.

Sobre ese asunto, el G7 se prometió aumentar los fondos para hacer frente a la grave crisis migratoria mundial y reforzar los canales legales para la migración, como los esquemas de distribución, sin embargo, no habló de cifras concretas

Si bien en materia económica no se aprobó ningún plan de medidas concretas, ni tampoco en lo referente a llevar la deuda a niveles sostenibles, si condenó al terrorismo en especial las acciones y ataques del Estado Islámico, Al Qaeda y otras organizaciones que, según afirmaron, suponen “un serio problema para la paz y la seguridad mundiales”.

El G7 se reunió durante jueves y viernes en Ise-Shima, una zona montañosa a unos 300 kilómetros al sudoeste de Tokio, con el objetivo de coordinar su respuesta a los desafíos y prioridades de los próximos meses, pero como en citas anteriores fueron más las promesas que las acciones concretas.


Prensa Latina

 
Prensa Latina