0
Publicado el 13 Mayo, 2016 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

PALESTINA: Siguen enfrentados David y Goliat

No importa la edad, ni el género. En Palestina hay un pueblo decidido a combatir. Activista árabe del Comité de Solidaridad con Venezuela recuerda a su Patria.

No importa la edad, ni el género. En Palestina hay un pueblo decidido a combatir. Activista árabe del Comité de Solidaridad con Venezuela recuerda a su Patria. (telesur.net)

Por: MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

Ya van 68 años de la creación del Estado de Israel (14 de mayo de 1948), circunstancia que fue respaldada por las Naciones Unidas, al tiempo que pedía también una Palestina libre. Pero todavía en 2016 la anhelada independencia parece que dormirá eterna siesta. Algunos incluso piensan que el tiempo termina por aminorar las reclamaciones allí donde se establece la resignación. La vida de ese pueblo, en cambio, es rica en ejemplos de constancia y lucha.

Las estrechas calles de Gaza y Cisjordania ocupada fueron colmadas de pueblo, un mes antes de la efemérides, con pedidos de salida del invasor y la excarcelación de siete mil presos políticos. La convocatoria ha sido considerada como una de las mayores de los últimos años y como signo de rebeldía nacional.

Según informó la agencia palestina Maan, Abdul-Hamid Hamad, del Frente Democrático de Liberación de Palestina exhortó a los líderes locales a llevar el caso de los presos ante el Tribunal Penal Internacional, al denunciar que Israel viola los derechos humanos. Mientras que el movimiento islamista Hamás prometió redoblar esfuerzos por esta noble y justa contienda. En ese sentido el primer ministro palestino, Rami Hamdala, aprovechó la jornada para denunciar “las políticas de detención, destinadas a obstaculizar la vida cotidiana, con el propósito nazista de oprimir a toda una población”.

Esta es una de las aristas. Entre los crímenes de guerra de Israel, hay que contar asimismo el referido a la usurpación de tierras árabes, hecho que conmina a las gentes a defenderse como sea; con piedras o con armas blancas. Sin afán de justificar los ataques de cuchillo contra civiles israelíes, la resistencia debe verse como un todo y no fragmentada, ya que engloba una historia completa de colonialismo. De eso es consciente el presidente palestino Mahmud Abas al ser entrevistado por la AFP, en el contexto de su gira internacional, efectuada del 12 hasta el 22 de abril, que lo llevó de Turquía a Europa (Francia, Rusia y Alemania) y Estados Unidos.

Este máximo dirigente necesita del respaldo mundial a una eventual solicitud ante el Consejo de Seguridad de la ONU de una resolución contra las colonias israelíes en los Territorios Palestinos ocupados. Cisjordania pretende ser judaizada, porque la Ley sionista siempre ha tenido como objetivo crear un clima adecuado para imponer nuevos hechos sobre el terreno y lograr su verdadero fin: la anexión de más tierras, preferentemente las que tienen recursos hídricos.

Esto es más que evidente. Y muy a nuestro pesar el concierto de voces internacionales sigue sin adquirir el tono adecuado, ya que es sabida la connivencia del sionismo con los principales círculos de poder en Estados Unidos, un activo miembro del Consejo de Seguridad. Incluso en estos momentos, Israel apoya a los terroristas del Frente Al Nusra que opera contra Siria, desde la ocupada zona del Golán, y literalmente no pasa nada; total impunidad.

De ahí un llamado de la Cancillería palestina a que se “afronte con absoluta seriedad las acciones en contra de nuestro pueblo, y que se tomen posiciones claras y explícitas con respecto al tema”. Israel ocupó Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén) durante la Guerra de los Seis Días en 1967. Actualmente, más de medio millón de israelíes viven en unos 120 asentamientos construidos en Cisjordania y Al-Quds. Sin embargo, no todo es indiferencia; muchas naciones de la Asamblea General de la ONU, empezando por Cuba y Venezuela, condenan enérgicamente los planes expansionistas de Israel, que contradicen las normas internacionales.

En Francia, el presidente palestino abordó con su homólogo galo, François Hollande, la llamada “Iniciativa francesa”, contemplativa de una conferencia internacional que pretende impulsar el estancado proceso de paz. Muchos se oponen a la diplomacia, por inoperante, y porque consideran se trata de una maniobra de dobles raseros. Sugieren la resistencia frontal a pesar de la abismal superioridad militar, económica y estratégica de Israel. David contra Goliat.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda