0
Publicado el 16 Mayo, 2016 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Sanders: libertad para Oscar López Rivera y renegociación deuda boricua

Clinton por su parte se compromete a solucionar el estatus político de Puerto Rico

puertorico_oscarlopez_riverSan Juan, 16 may.- El precandidato presidencial demócrata Bernie Sanders, se pronunció hoy por la liberación del prisionero político boricua Oscar López Rivera y la renegociación de la deuda pública de Puerto Rico.

“Le digo al presidente (estadounidense Barack) Obama: déjalo libre”, manifestó el senador por Vermont sobre López Rivera, de 73 años y quien el próximo 29 de mayo cumplirá 35 años en cárceles de la nación norteña condenado por su lucha por la independencia de Puerto Rico.

Obama tiene en su escritorio una solicitud de indulto del luchador independentista, acusado de conspiración sediciosa por su vínculo con las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), que operaron en Nueva York y Chicago a finales de la década de 1970 y principios de la de 1980.

Las expresiones del político norteamericano, quien disputa la candidatura presidencial del Partido Demócrata a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, arrancó aplausos del auditorio que le escuchó en la “Fundación LMM”, en Río Piedras.

Sanders se mostró, además, partidario de renegociar la deuda pública de Puerto Rico de 70 mil millones de dólares en medio de una insolvencia fiscal y de un estancamiento económico, por lo que de resultar electo presidente de Estados Unidos impedirá que “Wall Street se trague” a esta isla del Caribe de 3,5 millones de habitantes.

“El pueblo puertorriqueño no debe sufrir más por inversionistas millonarios que ambicionan ser más millonarios; la deuda debe ser renegociada”, manifestó el político estadounidense, que se define como socialista.

Consideró inaceptable que los acreedores demanden el pago del 100 por ciento de la deuda, en momentos en que es necesario “reconstruir la economía (del país) y reformar el sistema contributivo”.

Clinton también hace promesas a Puerto Rico

Por su parte la precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton se comprometió hoy a solucionar el estatus político de Puerto Rico de llegar a la Casa Blanca.

Tal promesa se produce cuando se halla en Puerto Rico su rival Bernie Sanders, quien busca el respaldo de los boricuas en las primarias demócratas del próximo 5 de junio, que se realizarán a la par con las de los partidos Popular Democrático (PPD), de gobierno, y Nuevo Progresista (PNP), principal de oposición.

La ex secretaria norteamericana de Estado reiteró también que los ciudadanos deben votar por el presidente de Estados Unidos sin importar dónde residan.

A los puertorriqueños se les impuso en 1917 la ciudadanía estadounidense en vísperas de la Primera Guerra Mundial para que sirvieran en las fuerzas armadas, mas no gozan de los mismos derechos que los radicados en los estados.

“Todos los ciudadanos estadounidenses, no importa dónde residan, deben tener el derecho de votar por el presidente de los Estados Unidos”, dijo Clinton, contrario a Sanders que considera que esto debe darse si los puertorriqueños advienen como estado de la nación norteña.

Sanders, que en la noche hablará ante los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Río Piedras, ha recibido el apoyo del sector soberanista del PPD y de activistas independentistas, un caso inédito en la historia de esta isla del Caribe, bajo la dominación colonial de Estados Unidos desde 1898.

La exsenadora demócrata por Nueva York subrayó que, de alcanzar la presidencia, “trabajaré tan fuerte como me sea posible con el pueblo de Puerto Rico y los defensores de todas las ideologías para contestar la pregunta fundamental de su estatus político”.

Es habitual que los candidatos presidenciales norteamericanos hagan tal promesa a los puertorriqueños, incluidos el mandatario Barack Obama, y George Bush, padre e hijo, sin que jamás se materialice.

“El pueblo de Puerto Rico posee una orgullosa historia y un patrimonio distintivo y, como ciudadanos estadounidenses, tienen el derecho que sus voces sean escuchadas en los asuntos críticos que les afectan”, dijo Clinton.

Las expresiones de la precandidata demócrata se producen antes de la llegada del expresidente William B. Clinton, quien mañana agotará una agenda proselitista en Bayamón, Cayey y Ponce a favor de la candidatura de su esposa. (Con información de PL)


Redacción Digital

 
Redacción Digital