0
Publicado el 4 Junio, 2016 por Redacción Digital en Mundo
 
 

“Hemos venido a La Habana a fortalecer la AEC y ratificar su razón de ser”, dijo Múnera

Alfonso Múnera

Alfonso Múnera

El secretario saliente de la AEC, Alfonso Múnera, expresó su agradecimiento al gobierno de Cuba y a Raúl; no solo por haber organizado la Cumbre, que calificó de maravillosa, y el apoyo que recibió en su desempeño del cargo, sino por el honor de compartir esta mesa con usted.

Recibí la noticia de mi nombramiento, recuerda Múnera, en el cuarto de un hospital en Cartagena de Indias, donde me recuperaba de una inesperada enfermedad que me había impedido viajar. Lo que no supe hasta llegar a Puerto España, dos meses después, es que la AEC estaba en un estado más delicado que el mío, en cuidados intensivos.

A pocos días de mi retiro, el próximo 31 de julio, puedo decir que estoy bien de salud y dicen amigos que hasta rejuvenecido. “Lo mismo digo de la AEC, bien y hasta rejuvenecida”.

Han sido cuatro años de intenso trabajo y doy fe de que lo hemos hecho con pasión, tenemos un presupuesto saneado y finanzas en orden, espacios de dialogo consolidado y proyectos en áreas prioritarias.

¿Habrá sobre la tierra poblaciones más diversas y de mayor asimetría que las que integran el Gran Caribe? Somos tan distintos y parecidos al mismo tiempo, esparcidos en una infinidad de territorios. “Y sin embargo cuantas cosas cruciales han sucedido bajo estos soles eternos”.

Múnera agradeció a los jefes de Estado y de Gobierno que hicieron su labor sencilla y placentera. “Me retiro con el sentimiento del deber cumplido, por haber hecho todo lo que estaba en mis manos por fortalecer esta AEC”.

“Hemos venido a La Habana a fortalecer la AEC y ratificar su razón de ser”. “Fomentar el comercio, fomentar nuestra conectividad es esencial”, asegura el presidente saliente de la AEC. “Los grandes cambios solo son posibles cuando los pueblos están dispuestos a llevarlos a cabo”.

Estamos avanzando, pero no lo suficiente todavía. Persisten dificultades en lograr una unidad de propósito y acción aún no ha sido asimilado en profundidad; no lo lograremos de verdad sino creamos un sentido de unidad en medio de la diversidad, sino construimos una identidad del Gran Caribe que no excluya a nadie.

“No debería haber duda de que solo podemos enfrentar con éxito estos desafíos si actuamos unidos”, asegura Múnera.

El cambio climático y su impacto en los recursos del Mar Caribe amenazan la desaparición de territorios por el aumento del nivel de las aguas.

La mayoría de las islas del Caribe presentan serias desventajas estructurales para competir en una economía internacional como la de hoy, que tienen mucho que ver con poblaciones y territorios.

El Caribe Nuestro, diverso y lleno de asimetrías, vive momentos cruciales, desafíos gigantescos. De estos dos grandes hechos fundacionales de la esclavitud y otras formas de servidumbre, en esa lucha por la libertad, independencia y dignidad de las personas, se originan nuestras historias políticas, la complejidad del mestizaje, la maravillosa entonación de nuestras lenguas.

Antes que en Francia y las colonias del norte de Estados Unidos, en una pequeña isla del Caribe, en Guadalupe, se concibió por primera vez el derecho a ser ciudadano a todo aquel que habitara su territorio y en la legendaria Haití, por primera vez, un ejército de esclavos derrotó a todos los ejércitos imperiales de la vieja Europa: francés, inglés y español.

Quizás por tanto sufrimiento, nos han legado nuestros antepasados el precioso bien de la alegría. Esa manera que tenemos los caribeños de inventar la felicidad y derrotar la tristeza, que emana de una sabiduría de vida plasmada en música, bailes, literaturas, sino qué cosa es ese carnaval de la risa que es “100 años de soledad”.“Los esclavos traídos de África fueron protagonistas de una historia de sufrimiento, pero heroica y esperanzadora, hombres y mujeres capaces en una historia de cinco siglos de defender su condición de ser humanos”, asegura Múnera. (Con información de Granma y Cubadebate)


Redacción Digital

 
Redacción Digital