0
Publicado el 22 Junio, 2016 por Arsenio Rodríguez en Mundo
 
 

CANAL DE PANAMÁ: Rejuvenece en su centenario

La ampliación de la vía interoceánica responde a las actuales necesidades del comercio internacional

 

1-La magnitud de la obra a punto de inaugurarse puede apreciarse en toda su dimensión desde el aire. (Renderasbusisses.com)

La magnitud de la obra a punto de inaugurarse puede apreciarse en toda su dimensión desde el aire. (Renderasbusisses.com)

Por ARSENIO RODRÍGUEZ

Una de las mayores obras ingenieras de la historia se rejuvenece a un siglo de construida y crecerá en tamaño para responder a las actuales necesidades de mantener unidos, a través del istmo de Panamá, los océanos Atlántico y Pacifico, y permitir el paso de los llamados megabuques, capaces de transportar hasta 12 500 contenedores, casi tres veces mayores que las naves actuales, y favorecer así el comercio mundial.

Las autoridades panameñas deben recibir el 26 de junio las nuevas esclusas, de un largo de 427 metros y 55 de ancho, que duplican las dimensiones del canal inaugurado en 1914. Según los constructores, la obra tendrá un menor impacto ambiental, pues a diferencia del canal original, la nueva vía recupera el 60 por ciento del agua que utiliza, gracias a un juego de tres piscinas donde se almacena el líquido, lo que permite gastar un siete por ciento menos que las anteriores esclusas, a pesar de que las nuevas constan de una infraestructura mayor.

Según Ángel Tribaldos y Yafá Melamed, especialistas en protección ambiental de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), estrictas normas de manejo ambiental, entre las que sobresale la reforestación, distingue a la ampliación de la obra más importante del país en los últimos años, destaca en un despacho la agencia Prensa Latina. De igual forma, precisaron, fueron rescatadas y reubicadas diferentes aves, así como mamíferos y reptiles que habitan en áreas del Pacífico y el Atlántico, alejadas del centro de la ciudad, donde se construyó el tercer juego de esclusas del canal.

Para poder tener una idea de lo construido, algunos datos tomados de una revista especializada permiten calcular lo hecho. Solo en hormigón se han requerido 4.50 millones de metros cúbicos, la misma cantidad que se utilizaría para construir dos pirámides como las de Keops, mientras que las 220 000 toneladas de acero empleadas permitirían levantar 22 veces la Torre Eiffel. Cada una de las 16 compuertas que se han construido pesa 50 000 toneladas y su tamaño alcanza el de un edificio de 16 plantas. En la construcción han participado unos 10 000 trabajadores de 40 naciones y unas 73 empresas de diversas especialidades, bajo la dirección de la española Sacry.

Sin embargo, la mayor importancia de lo logrado no se ve, porque está bajo tierra, en los 18.3 metros de profundidad que tiene el nuevo juego de esclusas, una verdadera ciudad de cables y conexiones que permiten que toda la maquinaria funcione. Aunque este moderno viaje submarino ha sido mucho menor de los 27 metros que se habrían necesitado excavar para igualar la navegación entre los dos océanos si a constructores originales del canal no se les hubiera ocurrido construir un lago artificial de 64 kilómetros en el centro.

(elpais.com)

(elpais.com)

Otro de los logros de la nueva construcción es que se ha reducido en un 16 por ciento el tiempo de apertura y cierre de las compuertas. Como se conoce, la masa de agua que permite elevar 27 metros la navegación, y los juegos de esclusas que conforman el corazón del Canal de Panamá actúan como un ascensor que permite a los buques salvar el desnivel y seguir navegando al otro lado del continente americano. Así, cuando los buques llegan desde el mar y entran en la primera cámara, el agua se trasiega de una esclusa a otra por medio de un sistema de válvulas, que sigue la teoría de los vasos comunicantes, y que permite bajar el nivel del agua hasta el de la siguiente esclusa. Cuando se iguala, se abren las compuertas y vuelve a repetirse la operación. Así hasta tres veces. Cerca de hora y media es el tiempo que tardan los buques en atravesar cada juego de esclusas, el del Atlántico y el del Pacífico, mientras que recorrer todo el lago requiere entre 10 y 12 horas.

En total, atravesar el Canal de Panamá por esta nueva vía supone recorrer 74 kilómetros que, incluido el tiempo de espera, conlleva unas 18 horas de navegación; menos de un día. A partir del próximo 27 de junio, cuando se realizará el primer viaje comercial, según las autoridades panameñas, esta infraestructura estará lista para casi duplicar los 350 millones de toneladas que atravesaron el canal en 2015, un ejercicio récord, y dispararlo hasta 600 millones. Un salto de dimensión que para las arcas del canal podría llegar a suponer hasta 10 000 millones de dólares de ingresos anuales si se explota esta infraestructura, que un mes antes de la inauguración ya tiene lleno el cupo de peticiones a su máxima capacidad.

Oportunidades y ventajas

2-El Canal de Panamá es una vía de navegación interoceánica entre el Atlántico y el Pacífico, desde el 26 de junio con rostro nuevo. (foto: 800noticias.com)

2- El Canal de Panamá es una vía de navegación interoceánica entre el Atlántico y el Pacífico, desde el 26 de junio con rostro nuevo. (foto: 800noticias.com)

El administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, en entrevista de prensa destacó la significación de la vía acuática ampliada, así como informó acerca de las actividades programadas para la fecha de inauguración. Para “definir cuál será el primer barco en cruzar el canal se llevó a cabo un sorteo en el edificio de administración. El ganador fue el buque portacontenedores Andronikos, de la naviera China Cosco Shipping, será el único tránsito del próximo 26 de junio. El buque portavehículos Thalatta, de la naviera Wallenius Wilhemsen Lines (WWL), con sede en Noruega, tendrá la segunda opción de tránsito de no poder hacerlo el primer navío”.

“El vapor Ancón va a parecer una lancha al lado de este buque, pero han pasado los tiempos”, comentó jocosamente Quijano al graficar lo que fue la inauguración del Canal de Panamá el 15 de agosto de 1914 en una travesía del Atlántico al Pacífico, y la que hará ahora el buque Andronikos al empezar su tránsito hacia las 6:00 horas (13:00 horas GMT) o 6:30 horas en las esclusas de Agua Clara, en el Atlántico, y llegar alrededor de las tres 15:00 horas (20 horas GMT) a las esclusas de Cocolí, en el Pacífico. Con la nueva estructura, la posibilidad de atender varios mercados importantes, además de toneladas de granos a nivel mundial y el volumen de contenedores, se tendrá la nueva oportunidad de mover una cantidad importante de gas natural licuado. No se trata solo del tránsito de buques, sino también de las oportunidades que se abren para que Panamá crezca con su cartera portuaria y logística. Además, ayudará a crear una sinergia favorable y que sirva también de imán adicional para la vía interoceánica.

Alrededor de un seis por ciento del comercio marítimo mundial pasa por el Canal de Panamá, cuyos principales usuarios son Estados Unidos, China y Chile. Con el canal ampliado el tesoro panameño espera triplicar en una década los 1 000 millones de dólares que recibe anualmente por el cobro de peaje, especialmente por el transporte de contenedores, granos y gas natural licuado desde Estados Unidos a Japón. El presidente panameño, Juan Carlos Varela, durante la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) aprovechó la ocasión para invitar a los mandatarios presentes a participar en la ceremonia prevista para el 26 de junio y precisó que el nuevo canal contribuirá a la integración mediante el desarrollo económico y el comercio sostenible.

 


Arsenio Rodríguez

 
Arsenio Rodríguez