0
Publicado el 27 Junio, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Reflexiona izquierda española sobre inesperado resultado electoral

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ratificó este lunes que no están satisfechos con los resultados obtenidos por esa alianza, con la que concurrieron junto a Izquierda Unida
Pablo Echenique, número dos de Podemos y líder del partido en Aragón.

Pablo Echenique, número dos de Podemos y líder del partido en Aragón. (abc.es)

Madrid, 27 jun (PL) La coalición de izquierda Unidos Podemos abrió hoy un período de reflexión para analizar las causas que provocaron la pérdida de más de un millón de votos en las elecciones generales españolas de este domingo.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ratificó este lunes que no están satisfechos con los resultados obtenidos por esa alianza, con la que concurrieron junto a Izquierda Unida a los comicios celebrados la víspera.

Todas las encuestas y analistas nos daban como segunda fuerza política, relegando a la tercera posición al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), por lo que no somos los únicos sorprendidos, manifestó Echenique en una rueda de prensa.

Evitó atribuir a un sólo motivo el inesperado resultado, pero expresó su convicción de que la campaña de ataques del PSOE a Unidos Podemos pudo ser una de las razones que permitió al conservador Partido Popular (PP) obtener un mayor número de escaños.

En las generales del domingo, una repetición de las realizadas el 20 de diciembre, el PP del presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy consiguió el 33,03 por ciento de los votos y 137 bancas en el Congreso de los Diputados, 14 más que hace seis meses.

Los socialistas se colocaron detrás de los conservadores, al alcanzar el 22,66 por ciento de respaldo y 85 asientos en la Cámara baja -cinco menos que en diciembre-, el peor resultado de su centenaria historia.

No obstante, lograron preservar la hegemonía del espacio progresista que se adjudican, luego de que la mayoría de los sondeos les vaticinaban la tercera posición, detrás de Unidos Podemos.

Echenique explicó que la campaña del miedo, el efecto del referendo en Reino Unido o las altas expectativas generadas por los sondeos son tres factores importantes a analizar por la llamada formación morada.

“En estos momentos nadie sabe por qué el resultado no fue el que daban las encuestas, y nosotros tampoco”, aseguró el dirigente, quien adelantó que antes de aventurar opiniones harán una reflexión profunda basada en datos demoscópicos.

A nosotros no se nos puede acusar de ser responsables del aumento del voto del PP, subrayó el dirigente, tras insistir en que las arremetidas del PSOE contra la agrupación antiausteridad contribuyeron a “engordar” a la derecha.

El secretario de Organización denunció que durante toda la campaña electoral la coalición de izquierda fue atacada de manera furibunda por sus rivales.

Al margen del retroceso experimentado, Echenique defendió que Unidos Podemos se consolidó en esta nueva cita con las urnas.

Esos cinco millones de votos y los 71 escaños conquistados no van a ir a ninguna parte, y por una mera consideración demográfica e histórica creemos que ese espacio seguirá creciendo, auguró.

El cambio es irreversible, sólo es una cuestión de tiempo, sentenció.

PSOE también reflexiona

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) descartó hoy apoyar un hipotético gobierno de Mariano Rajoy, quien la víspera salió reforzado en las elecciones generales, aunque sin lograr una mayoría suficiente para gobernar en solitario.

En declaraciones a la radioemisora Cadena Ser, el secretario de Organización del PSOE, César Luena, rechazó que la organización centenaria avale por acción u omisión la reelección del actual presidente del Ejecutivo en funciones.

El dirigente socialdemócrata subrayó que los votos de su partido, que mantuvo la segunda posición en los comicios celebrados este domingo, tienen como fin cambiar las políticas injustas, ineficaces y antisociales del conservador Partido Popular (PP).

Dijo que le corresponde al PP la iniciativa para formar gobierno tras su triunfo electoral, pero insistió en que los socialistas no están dispuestos a prestarle su apoyo o abstenerse para facilitar un nuevo mandato de Rajoy.

“La posición que hemos repetido en la campaña es que nosotros no vamos a apoyar a Rajoy, ni por acción ni por omisión”, remarcó el número dos del PSOE, al ser preguntado sobre una eventual abstención para permitir la continuidad de la derecha.

Respecto a las elecciones de ayer, admitió que su partido no estaba satisfecho con el resultado obtenido -85 de los 350 escaños del Congreso de los Diputados- porque su objetivo era ganar la contienda.

No obstante, subrayó que hubo cierta movilización de su electorado para evitar el ascenso de la coalición de izquierda Unidos Podemos, a la que todos los sondeos daban como favorita para situarse como segunda fuerza parlamentaria.

“Yo no veo la posibilidad de una gran coalición (con el PP) ni de la abstención, pero el PSOE tiene que hacer su reflexión”, señaló por su parte el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, en declaraciones al canal Telecinco.

Hernando afirmó, sin embargo, que la postura final la adoptarán los órganos de decisión de su agrupación, pero de momento “nada ha cambiado, sentenció.


Prensa Latina

 
Prensa Latina