0
Publicado el 1 Junio, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Tailandia: Hallan 40 cachorros congelados en Templo del Tigre

El hallazgo generó un escándalo, pues ese santuario budista presume de ser una entidad dedicada al cuidado y preservación de los felinos, hecho ensombrecido desde hace años por sospechas de reproducción ilegal y trata
Clausuran el templo de los tigres de Tailandia al hallar decenas de crías congeladas.

Clausuran el templo de los tigres de Tailandia al hallar 40 crías congeladas. (elmundo.es)

Bangkok, 1 jun.- La policía tailandesa halló hoy 40 cachorros de tigre congelados en una nevera del Templo del Tigre en la ciudad de

esume de ser una entidad dedicada al cuidado y preservación de los felinos, hecho ensombrecido desde hace años por sospechas de reproducción ilegal y trata.
Organizaciones a cargo del cuidado de animales informaron que encontraron además un jabalí, cuernos de venado e intestinos en bolsas.

Adisorn Nuchdamrong, del Departamento de Parques Nacionales, declaró que aun no se conoce si los tigres fueron congelados a causa de algún ritual budista o si murieron recientemente por enfermedades.

Mientras, el jefe del área protegida regional en Kanchanaburi, Yanyong Lekavichit, apuntó que los cachorros estaban en una nevera junto a las aves con que alimentan a los tigres adultos.

El descubrimiento sobrevino tras una operación gubernamental que retiró a los 137 ejemplares del Templo del Tigre y prohibió la entrada de turistas al mismo.

Desde hace tres días cerca de mil funcionarios trabajan en la reubicación de los tigres hacia un área natural con el fin de esclarecer las sospechas que envuelven al santuario.

El origen de la cría de tigres se remonta a 1999, cuando unos agricultores encontraron un cachorro en la jungla y lo entregaron a los monjes.

De acuerdo con la organización Care For The Wild, el Templo del Tigre esconde un oscuro negocio de venta ilegal de animales protegidos.

Además, según esa asociación, el reducido espacio del santuario trae discapacidades motoras y atrofia a los felinos y el aparente temperamento pasivo de los mismos se debe al suministro de opio.

Expertos afirman que la fiereza del tigre tailandés no se doblega fácilmente, por lo que en las sesiones de fotos e interacción con los turistas lucen más adormecidos que apacibles.


Prensa Latina

 
Prensa Latina