0
Publicado el 13 Julio, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Bagdad: Otro atentado terrorista deja al menos 15 muertos

El ataque, del que ninguna organización se responsabilizó, fue el segundo ocurrido con un carro bomba en dicho distrito de Bagdad, luego del reportado el martes con un saldo de nueve decesos, todos civiles
(corrienteshoy.com)

(corrienteshoy.com)

Bagdad, 13 jul (PL) Al menos 15 personas murieron y 11 resultaron heridas hoy en un atentado suicida en un puesto de control militar en Rashidiya, en el norte de esta capital, reportaron fuentes médicas y policiales iraquíes.

El ataque, del que ninguna organización se responsabilizó, fue el segundo ocurrido con un carro bomba en dicho distrito de Bagdad, luego del reportado el martes con un saldo de nueve decesos, todos civiles.

Las autoridades precisaron que la deflagración se produjo por un vehículo cargado de explosivos y el modus operandi hace pensar que pudo tratarse de una acción del Estado Islámico (EI), que regularmente lleva a cabo agresiones similares en esta capital y otras partes de Iraq.

Rashidiya se halla bajo máxima alerta ante la eventualidad de nuevos atentados takfiristas (terroristas islámicos sunnitas), mientras las fuerzas de seguridad siguen su avance en vastas zonas del norte y occidente de la nación mesopotámica que el EI domina desde junio de 2014.

Una potente deflagración con un camión frigorífico tuvo lugar en el distrito chiita bagdadí de Al-Karrada el 3 de julio, hecho en el cual perecieron por lo menos 292 personas y otras 200 sufrieron heridas.

El gobierno del primer ministro Haider Al-Abadi calificó dicho ataque como el peor y más mortífero entre los cientos ejecutados en Iraq desde que las fuerzas militares de Estados Unidos invadieron y ocuparon el país hace 13 años.

La elevada cifra de víctimas fatales generó una repulsa en Bagdad, donde los residentes acusaron a la administración de Al-Abadi de fracasar en proveer suficiente seguridad a la capital y su población.

El DAESH, acrónimo árabe de EI, multiplicó sus ataques con bombas a raíz de sufrir serios reveses en el terreno militar que, según el ejecutivo, lo han deblitado, pero sin impedirle adaptarse a un nuevo escenario para sobrevivir a la ofensiva armada de Bagdad.

Las Fuerzas Armadas, asistidas por milicias de voluntarios chiitas y miembros de tribus sunnitas, combatientes kurdos Peshmerga y la coalición internacional liderada por Estados Unidos, recuperaron en diciembre la ciudad de Ramadi, capital de la provincia oeste de Al-Anbar.

Hace menos de un mes, también liberaron Fallujah, una importante urbe de la referida demarcación, y se preparan para avanzar sobre Mosul, la segunda ciudad de Iraq y capital de la provincia norteña de Nínive.


Prensa Latina

 
Prensa Latina