0
Publicado el 14 Julio, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Cuba ratifica en Ecuador su compromiso con la emigración legal y segura

Los días 9,11 y 13 de julio fueron deportados tres grupos de 29, 46 y 47 ciudadanos cubanos, respectivamente, quienes se encontraban de manera irregular en este país sudamericano
Foto: John Guevara/El Telégrafo

Foto: John Guevara/El Telégrafo

Quito.-  El embajador de la República de Cuba en Ecuador, Rafael Dausá, reafirmó en esta capital el compromiso del gobierno de su país con una emigración segura, legal y organizada.

En rueda de prensa desde la sede de La Habana en Quito, el diplomático explicó que los días 9,11 y 13 de julio fueron deportados tres grupos de 29, 46 y 47 ciudadanos cubanos, respectivamente, quienes se encontraban de manera irregular en este país sudamericano.

“La deportación de estos ciudadanos se realizó con total apego a lo establecido en la legislación de ambos países y a las normas internacionales vigentes”, aseveró.

Explicó que las deportaciones, efectuadas en aviones de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, tienen el objetivo fundamental de realizar un flujo migratorio ordenado, regular y seguro y responden al compromiso de evitar convertir a seres humanos indefensos en víctimas de traficantes de personas.

Dausá enfatizó que todas esas personas salieron de Cuba de manera legal y ninguno enfrenta acusación alguna de tipo político en su país. Al mismo tiempo responsabilizó a Estados Unidos por la situación de migración irregular actual, la cual perjudica a varias naciones Latinoamericanas.

“Es hora de que se eliminen la política de pies secos-pies mojados, el Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos y la Ley de Ajuste Cubano, políticas y legislación que confieren a los ciudadanos cubanos un tratamiento selectivo y único en todo el mundo, al tiempo que constituyen una violación a los acuerdos migratorios suscritos entre Cuba y Estados Unidos”, afirmó.

El hecho de que un ciudadano cubano ingrese a Estados Unidos, pise territorio norteamericano con un pasaporte bueno, sin pasaporte o incluso con un pasaporte falso y sea automáticamente admitido, pues es un tremendísimo estímulo a la emigración irregular que hoy todos los países del mundo tratamos de combatir, añadió.

“Todo esto resulta incongruente con el actual contexto bilateral entre Cuba y Estados Unidos e impide avanzar en la normalización de las relaciones migratorias entre nuestros dos países”, dijo.

Finalmente, ratificó que los ciudadanos cubanos, quienes salieron legalmente de su lugar de origen y cumplan con la legislación migratoria vigente, tienen derecho a retornar a su nación y en ese sentido contarán con el apoyo de la embajada.

En cuanto a posibles medidas de la isla caribeña relacionadas con estos intentos de emigración irregular, Dausá dijo a Prensa Latina que el gobierno cubano no impide en lo absoluto la salida legal de sus ciudadanos, no lo puede hacer, por lo tanto, el ciudadano es libre para salir, para tratar de emigrar. Por supuesto, tiene que buscar una visa, tiene que buscar un país que lo pueda acoger, comentó.

En este sentido, nuestro país, estoy convencido de que va a continuar con esa política de que quien quiera salir a visitar un país o a pasear o emigrar, pues es libre de hacerlo. No creemos que estos hechos puedan constituir una causal para que se tomen otras medidas, concluyó. (PL)

Guardar

Guardar

Guardar


Prensa Latina

 
Prensa Latina