1
Publicado el 27 Julio, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Exguerrilleros colombianos designados como gestores de paz

eln-colombiaBogotá, 27 jul (PL) El Gobierno colombiano designó como gestores o promotores de paz a los exguerrilleros del ELN Carlos Velandia y Gerardo Bermúdez, a fin de que colaboren con ese propósito desde los territorios, confirmaron hoy fuentes oficiales.

El objetivo de dicha designación es que contribuyan con el Ejecutivo a la estructuración de estrategias a favor de la distensión y propuestas encaminadas a lograr la reconciliación aprovechando sus experiencias y conocimientos, precisó un comunicado.

Según la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, para facilitar dichas misiones se solicitará la suspensión de las órdenes de captura que pesan en su contra, con el compromiso de que atiendan el llamado de las autoridades cuando sean requeridos.

Ambos formarán parte de la táctica gubernamental dirigida a desenredar la negociación con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), comentó la revista Semana.

Velandia fue detenido recientemente en Bogotá; no obstante, como consecuencia de esta decisión, deberá quedar en libertad.

Desde el pasado 30 de marzo voceros del Gobierno y de ese movimiento insurgente dieron a conocer su decisión de iniciar reuniones formales en Ecuador para hallar una salida concertada al largo conflicto bélico, pero hasta el momento no hay cronograma para dichas citas.

A raíz del anuncio el presidente Juan Manuel Santos condicionó el comienzo de tales conversaciones a la liberación de las personas retenidas por ese grupo rebelde, el cual rechaza cualquier requisito previo a las pláticas.

Además el jefe del ELN, Nicolás Rodríguez, insiste en la instauración del cese el fuego bilateral para ambientar los ciclos de encuentros y propiciar un clima de entendimiento mutuo; propuesta descartada por la actual administración.

Tales posturas mantienen alejadas a las partes y estancados los diálogos.

En tanto los debates con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), mayor guerrilla involucrada en la conflagración, avanzan de manera satisfactoria hacia la que pudiera ser su etapa conclusiva.

La guerra interna ha provocado la muerte a unos 300 mil colombianos, mientras casi siete millones permanecen desplazados de sus lugares de origen y al menos 45 mil están desaparecidos.

Políticos y analistas insisten en que sin el ELN la paz de Colombia estará incompleta.


Prensa Latina

 
Prensa Latina