0
Publicado el 5 Julio, 2016 por AFP en Mundo
 
 

Los riesgos económicos del Brexit empiezan a cobrar cuerpo

La libra se deprecio este martes y volvió al nivel de hace 31 años
diariofx.com

diariofx.com

LONDRES, 5 Jul 2016 (AFP) – El Banco de Inglaterra tomó este martes  medidas para engrasar la economía británica y contrarrestar los efectos  adversos del Brexit, que obligaron a tres fondos de inversiones inmobiliarias a  suspender operaciones para frenar la retirada de capitales.

Además, la primera emisión de deuda británica desde el referéndum acabó con  los intereses más bajos de la historia por la ansiedad de los inversores, que  buscan colocar su dinero en un lugar seguro aunque sea poco rentable.

Las amenazas a la estabilidad financiera del Reino Unido provocadas por el  Brexit “empezaron a manifestarse”, dijo el Banco de Inglaterra (BoE),  anunciando una suavización de las reglas de financiación de los bancos para  alentar los préstamos.

El Comité de Política Financiera (FPC) de la institución decidió rebajar  los fondos que los bancos deben salvaguardar para afrontar turbulencias, con el  propósito de que destinen el dinero liberado a créditos que engrasen la  economía.

Las medidas deberían servir para que se destinen unos 150.000 millones de  libras (178.900 millones de euros, 197.240 de dólares) adicionales a préstamos  a los hogares y las empresas.

Para conseguirlo, el BoE redujo de 0,5% a 0% el colchón financiero que se  exige a los bancos para contingencias.

 “Las fichas de dominó empiezan a caer”

La de este martes es la tercera intervención del Banco de Inglaterra tras  el Brexit. Su gobernador, el canadiense Mark Carney, se ha erigido como el  protector de la economía en un momento de muy poco protagonismo del gobierno del dimisionario David Cameron.

La institución consideró que, pese a la fuerte depreciación de la libra  -este martes volvió a su nivel de hace 31 años- y de las acciones de los  bancos, que han caído alrededor de un 20%, el sector financiero se está  mostrando de momento sólido.

 No tanto el inmobiliario 

M&G se convirtió este martes en la tercera sociedad británica en suspender  las operaciones de su fondo de inversiones inmobiliario por las demandas  masivas de retirada de fondos a causa del Brexit.

“M&G Inversiones anuncia una suspensión temporal de las operaciones en las  acciones de la cartera inmobiliaria y en su fondo subordinado”, anunció la  empresa en un comunicado.

M&G precisó que la causa fue el aumento de las redenciones “por los altos  niveles de incertidumbre” en el mercado inmobiliario “desde el resultado del  referéndum de la Unión Europea”.

El fondo Aviva Investors anunció poco antes una medida similar, que se une  a la tomada el lunes por el fondo Standard Life, en un contexto de de caída de  las acciones de las empresas inmobiliarias en la bolsa de Londres.

“Las circunstancias extraordinarias del mercado, que impactan sobre el  sector en su conjunto, entrañaron una falta de liquidez inmediata en el fondo  Aviva Investors Property Trust. En consecuencia, actuamos para proteger los  intereses de todos nuestros inversores suspendiendo las transacciones del fondo  con efecto inmediato”, dijo un portavoz de la sociedad.

Aviva Investors, cuyo fondo inmobiliario está valorado en 1.800 millones de  libras (2.100 de euros, 2.400 de dólares), dijo que hubo un número de demandas  de ventas “más alto de lo usual” en los últimos meses, combinada con “unas  condiciones difíciles en el mercado y en el sentimiento de los inversores”.

Según los analistas, estos fondos no serán los únicos en tomar estas  medidas.

“Las fichas de dominó están empezando a caer”, dijo Laith Khalaf, analista  de la empresa de inversiones Hargreaves Lansdown. “Es una cuestión de tiempo  que otros fondos les sigan”, añadió.

Los bonos británicos, valor-refugio

El Reino Unido emitió deuda pública por primera vez tras la victoria del  Brexit y lo hizo a los intereses más bajos de la historia para un bono a cinco  años, 0,382%, anunció este martes la agencia competente.

La emisión fue de títulos por 2.500 millones de libras y su interés fue  netamente inferior al 0,787% que constituía el récord anterior, en 2012.

Los intereses de la deuda se determinan por subasta. Su bajo nivel se  explica por el temor de los inversores a las sacudidas del mercado, que les  lleva a buscar refugio en valores seguros aunque sean poco rentables.


AFP