0
Publicado el 14 Julio, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Rechazan camioneros postura de Gobierno colombiano frente a paro

Protagonistas de la huelga aseguraron que sus demandas son justas y reprobaron la decisión del Ejecutivo de habilitar temporalmente a vehículos privados para transportar carga
(elpais.com)

(elpais.com)

ogotá, 14 jul (PL) Camioneros colombianos rechazaron hoy la postura del Gobierno frente al paro del gremio, luego de que el presidente Juan Manuel Santos calificara de intransigentes a los demandantes y anunciara un grupo de medidas de choque para enfrentar la protesta.

En Boyacá protagonistas de la huelga aseguraron a El Tiempo Televisión que sus demandas son justas y reprobaron la decisión del Ejecutivo de habilitar temporalmente a vehículos privados para transportar carga.

Lo que deben hacer es resolver los problemas planteados, escuchar los reclamos y no poner en peligro nuestro pan del día, afirmaron conductores en declaraciones al canal televisivo.

Desde el inicio de la movilización los transportistas piden rebajas en los precios de los combustibles y en las tarifas de los peajes, mayor seguridad en las vías para ejercer su oficio y acceso al seguro social, entre otras peticiones.

Además desaprueban la sobreoferta causada por la circulación de carros sin los permisos establecidos.

Los elevados precios del combustible incrementan los costos del servicio, somos un país productor de petróleo y pagamos en exceso, nos cobran lo que no vale un galón, insistió otro de los choferes concentrados en La Germania, Boyacá.

En esa vereda los transportistas levantaron carpas para pernoctar mientras dure el cese de actividades, decretado hace 38 días y que ha estado acompañado de marchas y plantones.

Nuestra protesta es pacífica dijeron otros entrevistados tras alertar sobre el incremento de la presencia militar en las carreteras y en los puntos de encuentro fijados por los huelguistas.

No tenemos armas, somos personas de bien, manifestaron.

Según los organizadores del paro, los representantes del Gobierno no han entendido el clamor de los camioneros.

Santos informó este jueves que serán confiscados los carros usados para bloquear las vías y canceladas las licencias de los conductores responsables de tales acciones.

La suspensión de los permisos de operación a propietarios y la imposición de multas de hasta 480 millones de pesos, unos 160 mil dólares, son otras de las disposiciones mencionadas por el gobernante.

Con el objetivo de evitar el desabastecimiento de productos esenciales, el jefe de Estado orientó habilitar temporalmente a vehículos particulares para transportar carga y  contrarrestar así las consecuencias de la huelga de camioneros, además será creado un centro desde donde coordinarán el traslado de mercancías con la ayuda de los choferes y empresas que quieran trabajar, explicó.

Unos 50 mil uniformados -precisó- custodiarán las carreteras colombianas con el propósito de evitar alteraciones del orden público.

Varias organizaciones sociales ofrecieron sus buenos oficios para mediar entre camioneros y el Gobierno; en tanto el ministro de defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró al mediodía que el tráfico mejoró en gran parte del territorio nacional.


Prensa Latina

 
Prensa Latina