0
Publicado el 15 Julio, 2016 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Turquía: Gobierno anuncia fin de intentona golpista

actualidad.rt.com

(actualidad.rt.com)

“El intento de golpe de Estado es una bendición de Dios que permitirá limpiar el Ejército”, ha declarado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, mientras el país vive una tentativa de golpe de Estado, informa el periodista Ilhan Tanir en su cuenta de Twitter.

“Vamos a limpiar nuestro Ejército de traidores. Han levantado las armas contra el pueblo. Habrá muchas detenciones en nuestras fuerzas armadas, incluidos en los puestos más altos”, declaró Erdogan.

Asimismo, el mandatario turco dijo que se queda con el pueblo turco y que no va a ningún otro lugar. Además, confirmó que el Gobierno sigue ejerciendo sus funciones.

El presidente Erdogan, llegó en un vuelo al aeropuerto Atat rk de Estambul, poco después de que el portavoz de la presidencia anunciara el fin de la intentona golpista.

Las televisiones turcas mostraron el avión del jefe de Estado aterrizando en la pista del citado aeropuerto internacional, el mayor de Turquía.

Erdogan estaba de vacaciones en un lugar costero.

Poco antes de su llegada, el portavoz de la presidencia, Ibrahim Kalin, aseguró que la cadena de mando ha vuelto al orden.

“Estamos reasumiendo rápidamente el control de toda la situación”, afirmó también el primer ministro, Binali Yildirim, tras anunciar que varios golpistas habían sido detenidos.

El aeropuerto de Atat rk en Estambul, el mayor de Turquía y el tercero mayor de Europa, estuvo paralizado a consecuencia de la intentona golpista de esta noche, pero entretanto los militares que lo habían ocupado se han retirado y miles de manifestantes contrarios a los golpistas entraron en el edificio.

(rtve)

(rtve)

También de la televisión turca TRT se retiraron los soldados.

No obstante, un grupo de soldados golpistas ocuparon la emisora de noticias CNNT rk a las 03.40 hora local (00.30 GMT) y cortaron su emisión.EFE

La plaza Taksim de Estambul es escenario de un nuevo ataque lanzado por aviones.

El Gobernador de Estambul, Vasip Shajin, aseguró la noche de este viernes ante los medios de comunicación que la situación de sublevación por parte de los militares golpistas ha lo grado ser sofocada en la ciudad, aunque no obstante continúan los choques entre golpistas y partidarios del Gobierno turco, informa RIA Novosti.

Por su parte, el oficial de Inteligencia de Nacional de Turquía, Nuh Yilmaz, aseguró que el Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas turcas, Julusi Akar, sobre el cual se había dicho anteriormente que había sido secuestrado por los golpistas, aún continúa ejerciendo sus funciones de militar.

Además, oficiales turcos aseguran que se ha logrado arrestar a 13 de los más de cien militares sublevados este viernes en el país.

(RT)

(RT)

La televisión pública turca TRT volvió poco antes de las 03.00 hora local (00.00 GMT) a emitir con normalidad después de que los soldados que habían tomado su sede central en Ankara abandonaron el lugar.

La presentadora de TRT que leyó hace varias horas un comunicado anunciado la toma de poder por parte del ejército aseguró que fue forzada a hacerlo por los soldados que ocuparon la emisora.

En ese comunicado, los golpistas aseguraron que habían tomado el poder en el país eurasiático al tiempo que declararon la Ley Marcial y el toque de queda en todo el territorio nacional.

Según las imágenes retransmitidas desde el interior de la sede de TRT, cientos de personas se encontraban celebrando la salida de los soldados.

estambul-hombre-heridoAdemás, una fuerte explosión se ha registrado en el Parlamento turco en Ankara.

El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, ha impuesto la zona de exclusión aérea en todo el país y ha asegurado que cualquier avión que sobrevuele su territorio “será derribado”.

Yildrim ya había indicado que “no se permitirá que triunfe el levantamiento” y había subrayado que los militares sublevados pagarán sus actos “con todas las consecuencias de la ley” y que las fuerzas de seguridad se encargan de “resolver la situación”.

Un golpe de Estado ha sumido esta noche a Turquía en la incertidumbre, ya que algunas facciones del Ejército turco se sublevaron para tratar de tomar el poder. El presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, solicitó a sus partidarios que salieran a las calles para defender la democracia.

Una fuerte explosión se registróo cerca de la plaza Taksim de Estambul, informa la agencia BNO, que citó a un corresponsal de ‘The Wall Street Journal’.

El edificio del parlamento turco en Ankara también se vio afectado por una fuerte explosión. Según el Ministerio del Interior, el proyectil fue lanzado desde el aire.

cazas-sobre-estambulA media tarde de este viernes, los movimientos de tropas y el paso rasante de aviones militares sobre Ankara hicieron temer lo peor a la población de la capital. Poco después, en un comunicado, una facción del Ejército turco, aseguró que han tomado el poder con el fin de proteger el orden democrático y mantener los derechos humanos en Turquía. Añadieron que se mantendrán todas las relaciones exteriores del país y la ley sería la prioridad.  Además, impusieron  la ley marcial y el toque de queda “hasta nueva orden”.

Un caza turco F-16 ha derribado un helicóptero que transportaba a los golpistas, informa AFP. “Este golpe de Estado nunca tendrá éxito. Tarde o temprano será eliminado. Voy a volver a Ankara”, ha afirmado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

En varias ciudades turcas se registran protestas en contra del intento del golpe militar que se está desarrollando en el país y a favor del Gobierno, que insiste en que está al mando.

 

Los soldados tomaron el control de la televisión estatal TRT, que anunció un toque de queda en todo el país y el estado de sitio.

Un locutor leyó un comunicado sobre las órdenes de los militares que acusaron al Gobierno de socavar la democracia y el estado de derecho laico. El país sería gobernado por un “consejo de paz” que garantice la seguridad de la población, agregó el comunicado. TRT salió temporalmente del aire.

soldadosLa agencia Anadolu dijo que el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Turquía estaba entre un grupo de personas que fueron tomadas como “rehenes” en la capital Ankara. CNN Turk también informó que los rehenes estaban retenidos en el cuartel general de las Fuerzas Armadas.

Las Fuerzas Armadas de Turquía dijeron el viernes que tomaron el poder, pero el presidente Tayyip Erdogan prometió que el intento de golpe será neutralizado.

Si tiene éxito, el derrocamiento de Erdogan, que ha gobernado Turquía desde el 2003, sería uno de los mayores cambios de poder en Oriente Medio en años y transformaría a uno de los aliados más importantes de Estados Unidos en la región mientras que la guerra hace estragos en su frontera.

Incluso si fracasa, el intento de golpe de Estado podría desestabilizar a un país clave en la región.

“Vamos a superar esto”, dijo Erdogan en una llamada de video a un teléfono móvil sostenido ante una cámara por un presentador de CNN en Turquía. El mandatario llamó a sus seguidores a salir a las calles para defender a su Gobierno y dijo que los golpistas pagarían un alto precio.

Un funcionario dijo que Erdogan habló desde Marmaris, en la costa de Turquía, donde se encontraba de vacaciones. Erdogan informó que iba a volver rápidamente a Ankara.

El primer ministro, Binali Yildirim, y otros funcionarios de alto rango aseguraron que el Gobierno electo se mantenía en el cargo. Yildirim dijo que el intento de golpe militar era un acto terrorista ejecutado por bandas y formaciones ilegales.

celebran-fracaso-golpeImágenes de televisión mostraban a cientos de personas, algunas ondeando banderas turcas, que se reunieron en plazas de Estambul, la ciudad más grande del país, y de la capital Ankara para mostrar su respaldo al gobierno electo. En ambas ciudades se escucharon disparos.

Aviones de combate y helicópteros sobrevolaban la capital Ankara. Una explosión fue escuchada en la ciudad, donde un helicóptero abrió fuego. La agencia estatal de noticias Anadolu dijo que una aeronave abrió fuego sobre el cuartel general de la agencia de inteligencia.

Periodistas de Reuters vieron tanques disparando cerca de la sede del Parlamento en Ankara, que había sido rodeada.

Los aeropuertos fueron cerrados, el acceso a las redes sociales en Internet fue restringido y las tropas sellaron los dos puentes sobre el Bósforo en Estambul, uno de los cuales todavía estaba iluminado en rojo, blanco y azul en solidaridad con las víctimas del ataque perpetrado con un camión en el Día de la Bastilla en Francia un día antes.

Una fuente de alto rango de la Unión Europea (UE) que sigue la situación dijo: “Este parece ser un golpe relativamente bien orquestado por un conjunto significativo de militares, no sólo unos cuantos coroneles. Tienen el control de los aeropuertos y se espera que tomen el control del canal de televisión de forma inminente. Ellos controlan varios puntos estratégicos en Estambul”.

(rtve.es)

(rtve.es)

“Dada la escala de la operación, es difícil imaginar que no tendrán éxito. No son sólo unos cuantos coroneles”, reiteró la fuente.

En una declaración conjunta después de reunirse en Moscú, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, llamaron a evitar un derramamiento de sangre.

El Departamento de Estado pidió a los estadounidenses en Turquía que se refugien en sus casas. Otros países emitieron advertencias similares.

Turquía, un miembro de la OTAN con la segunda mayor fuerza militar de la alianza occidental, es uno de los aliados más importantes de Estados Unidos en la lucha contra el grupo insurgente Estado Islámico.

El país da un importante respaldo a los opositores del presidente sirio Bashar al-Assad en la guerra civil que enfrenta Siria y ha albergado a unos dos millones de refugiados sirios.

En la capital de Siria, Damasco, se escucharon disparos a modo de celebración luego de que se divulgaron reportes de que Erdogan había sido derrocado. La gente salió a la calle a celebrar en varias ciudades controladas por el Gobierno.

(rtve)

(rtve)

Turquía ha estado en guerra con los separatistas kurdos y ha sufrido numerosos ataques con bombas y disparos este año, incluyendo un atentado hace dos semanas perpetrado por islamistas en el principal aeropuerto de Estambul que dejó más de 40 muertos.

Después de servir como primer ministro desde el 2003, Erdogan fue elegido presidente en el 2014, con planes de reforma de la Constitución para dar a la presidencia mayores poderes ejecutivos.

Su partido AK, con raíces en el islamismo, ha tenido una relación tensa con los militares y nacionalistas en un Estado que fue fundado sobre principios laicos después de la Primera Guerra Mundial, y que tiene una historia de golpes militares.

El primer ministro Yildirim dijo que un grupo militar de Turquía se había alzado contra el Gobierno y que las fuerzas de seguridad fueron llamadas a “hacer lo que sea necesario”.

“Algunas personas emprendieron ilegalmente una acción ilegal fuera de la cadena de comando”, dijo Yildirim en declaraciones televisadas por el canal privado NTV. “El Gobierno electo por el pueblo sigue a cargo. El Gobierno sólo se irá cuando el pueblo lo diga”.

¿Quiénes son los golpistas?

Las autoridades turcas consideran al clérigo Fetulá Gulen como el “cerebro” del golpe militar. Desde hace años le acusa de ser el máximo responsable de una “estructura paralela” dentro de las propias instituciones estatales con influencia en los tribunales, la Policía y otros organismos.

Gulen se convirtió en un enemigo político del presidente, Recep Tayyip Erdogan, después de que en 2013 se conocieran casos de corrupción, supuestamente destapados por simpatizantes del clérigo, en el círculo más cercano del presidente.

(Con información de agencias)

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital