0
Publicado el 16 julio, 2016 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Turquía: presidente Erdogán afirma que fracasó intento de golpe

El Gobierno elegido por el pueblo turco está en disposición de gobernar y va a seguir haciéndolo, manifestó el dignatario al consignar el fracaso de la intentona golpista
(cubadebate)

(cubadebate)

Ankara, 16 jul.-El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó hoy que sigue al frente del gobierno, luego del “fallido golpe de Estado“, perpetrado por una facción del Ejército.

Los soldados que salieron a las calles volverán a su lugar. Todo regresará a la normalidad. Estoy con mi gente y no me voy a ningún lado, declaró Erdogan en un mensaje a la nación horas después de que militares ocuparan sitios estratégicos y anunciaran que habían tomado el control del país.

El intento de golpe de Estado por parte de una facción del Ejército turco fue un acto de traición, dijo el mandatario la madrugada del sábado al arribar al aeropuerto de Estambul horas después de una tentativa castrense que buscó derrocarlo por la fuerza.

Nosotros detendremos con gran decisión estos intentos, aseveró Erdogan al afirmar que aquellos que planificaron este golpe de Estado pagarán duramente por ello.

(cubadebate)

(cubadebate)

El Gobierno elegido por el pueblo turco está en disposición de gobernar y va a seguir haciéndolo, manifestó el dignatario al consignar el fracaso de la intentona golpista, reportó PL.

La imagen de la televisión pública turca “TRT” siendo liberada por los propios ciudadanos certificaba el fracaso del golpe.

Después de que el Ejército se hiciera con el control de puntos estratégicos de Ankara y Estambul, Erdogan llamó a la ciudadanía a la rebelión callejera contra el golpe de Estado.

Diferentes medios reportan que miles de partidarios se  lanzaron a las calles de Ankara y Estambul y se enfrentaron al Ejército, que respondió con disparos a los civiles, y aunque la cifra podría aumentar, se habla de un balance provisional es de 256 muertos  mientras que unos  2.800 militares fueron detenidos, entre ellos dos generales y 1.154 heridos.

Numerosos activistas, periodistas y medios de comunicación normalmente muy críticos con las posturas del presidente también han mostrado su total apoyo al orden democrático. También los tres partidos opositores con representación parlamentaria comunicaron su rechazo a la revuelta militar.

¿Qué pudo motivar a los militares golpistas?

Varios expertos consideran que la intentona golpista en Turquía ha puesto de manifiesto el fuerte grado de descontento de una parte de la sociedad turca con la política del presidente Recep Tayyip Erdogan.

El periodista ruso Maxim Usin, en su artículo para el diario Kommersant, ha destacado el serio conflicto ideológico que enfrenta al Ejército turco —considerado como el garante del Estado laico— y al gobierno actual —de carácter islámico—.

(cubadebate)

(cubadebate)

Durante mucho tiempo parecía que el presidente Erdogan, prosiguiendo con la política de islamización gradual, había aplastado la resistencia de los generales y les había hecho renunciar a los principios seculares de Kemal Ataturk, considerado el padre de la Turquía moderna. Este proceso suponía la eliminación de la ‘quinta columna’ dentro de las fuerzas armadas, pero por lo visto no fue del todo efectivo.

A este respecto el primer vice presidente del Centro de Tecnologías Políticas ruso, Alexey Markarkin, ha asegurado que “los militares turcos buscan reconquistar su papel regulador de la política interior, ya que unas decenas de generales y oficiales superiores habían sido presionados y perseguidos por el Gobierno de Erdogan”.

En segundo lugar, desde el punto de vista de muchos ciudadanos turcos y una gran parte de la élite del país, el presidente es el responsable de la desestabilización de la situación política en Turquía.

La sociedad está dividida, tal y como se evidenció en las protestas masivas de 2013. Las autoridades se niegan a escuchar a los oponentes y proyectan su política de acuerdo con los deseos de su electorado, es decir, de únicamente la mitad de la población del país, notan los expertos.

Además, Erdogan ha provocado una seria reactivación de la guerra civil en el Kurdistán turco. Fueron sus acciones las que llevaron, según la opinión de muchos políticos turcos y de los mismos kurdos, a un recrudecimiento de los combates y a la anulación de los esfuerzos por llegar a un acuerdo de paz. Lo que vemos ahora es un país que se encuentra en estado de guerra —a pesar de que hace un par de años no había motivos para pensar que podría llegarse a esta situación—.

En cuarto lugar, en cuanto a su política exterior, las autoridades turcas ‘lograron’ enemistarse con casi todos los actores clave en el ámbito regional y mundial, sostiene el analista. Los logros diplomáticos del Gobierno del presidente Erdogan son escasos, según apunta el autor.

El desarrollo de la situación en Siria no tiene nada que ver con lo que había previsto Ankara, y en Egipto, el presidente islamista moderado Mohamed Mursi —que se veía como un modelo semejante a Erdogan— fue apartado del poder. Las relaciones con la UE se encuentran también en un punto bajo, tal y como muestra el reconocimiento del Genocidio Armenio por parte de Alemania.

(cubadebate)

(cubadebate)

“Ankara realmente no tiene posibilidades de ser miembro de la UE en un futuro próximo, algo que ha sido el objetivo del Gobierno turco durante las últimas décadas. El problema kurdo ha causado graves roces con  EEUU y el derribo del avión ruso ha provocado una crisis sin precedentes en las relaciones con Moscú”, ha enumerado Usin.

Como resultado, Ankara, una vez proclamado el principio de “cero problemas con los vecinos”, actualmente apenas cuenta con aliados en la región —a excepción, quizás, de Azerbaiyán, ha destacado el experto—.

“En el transcurso de tan solo unos años, Erdogan ha logrado convertir un exitoso país en uno de los mayores perdedores de la arena internacional”, ha subrayado por su parte Alexey Makarkin, en declaraciones recogidas por la agencia Ria Novosti.

Todas estas circunstancias, al parecer, han empujado a los oponentes del presidente turco a actuar decididamente y una parte de los militares podría haber llegado a la conclusión de que era el momento de ‘salvar al país’ de un hombre que con su política podría llevar a la división, destrucción y colapso de Turquía, según ha afirmado el especialista en un reporte que publica hoy Sputnik Mundo.

Erdogan señala a Gülen como responsable

El jefe del Estado turco no tardó en poner rostro al que, a su juicio, era el principal instigador de la andanada. “Una estructura paralela de poder”, dijo. Término empleado habitualmente para describir a su enemigo declarado, el clérigo Fethullah Gülen.

(cubadebate)

(cubadebate)

El clérigo se convirtió en un enemigo político del presidente Erdogan después de que en 2013 se conocieran casos de corrupción, supuestamente destapados por simpatizantes del clérigo, en el círculo más íntimo del presidente. No obstante, partidarios del clérigo y el propio Gülen, han asegurado que las acusaciones de que están implicados en el golpe «son muy irresponsables» y falsas.

Sin embargo, un despacho de ANSA fechado esta mañana en Washington reporta que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, pidió hoy a Turquía que entregue “las evidencias” de que el ex imán Fethullah Gulen, que vive en el exilio en Filadelfia, está detrás del fallido golpe de estado.

Por otra parte, agregó Kerry, Estados Unidos no ha recibido ninguna solicitud de extradición por Gulen, como anunció el premier turco Binali Yildirim.

Turquía amaneció con escenas de celebración entre el pueblo, principal artífice del fracaso del golpe militar, mientras continúa haciendo balance de muertes y detenciones, en medio de una purga urgente en el Ejército. La liberación del jefe del Estado Mayor, Hulusi Akar, cuya adhesión al presidente se cuenta como una de las principales claves del fracaso, y que permaneció durante varias horas en manos de los sublevados, puso  fin a la noche más trágica y tensa de la puerta de Europa


Redacción Digital

 
Redacción Digital