0
Publicado el 23 Julio, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Venezuela: avatares del diálogo político

venezuela-banderaCaracas, (PL) El gobierno venezolano insiste en el diálogo con sectores opositores y sus aliados foráneos como vía para consolidar la paz y la estabilidad en el país.

La ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, reiteró a Prensa Latina que esa convocatoria responde a indicaciones del jefe de Estado, Nicolás Maduro para frenar a una derecha con pretensiones de hacerse del poder político mediante la violencia e iniciativas anticonstitucionales.

Las pláticas, precisó, cuentan con el acompañamiento del secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper.

Son mediadores en este acercamiento, dijo, el exjefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, y los expresidentes de República Dominicana Leonel Fernández, y de Panamá, Martín Torrijos.

En ese esfuerzo conciliador de las partes en conflicto se ha sumado la gestión del Vaticano, lo cual es una buena noticia, según explicó en Caracas el propio Samper.

Se va abriendo el camino hacia lo que tiene que definitivamente consolidarse: un proceso de diálogo político sobre temas fundamentales que afectan a todos los venezolanos, agregó el expresidente colombiano.

En ese sentido, la jefa de la diplomacia del país suramericano lamentó que la invitación a esas pláticas hecha por Maduro sea rechazada de forma constante por Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional, cuya composición tiene una mayoría de diputados opositores al Gobierno y que desde su instalación en enero pasado anunció la salida del jefe de Estado.

Para Rodríguez las conversaciones deben servir para que los factores violentos y antidemocráticos que permanentemente recurren a expresiones fascistas para el derrocamiento del Gobierno tomen la ruta pacífica y democrática.

Asimismo comentó que esa postura oficial la reafirmó ante el representante de Estados Unidos, potencia que respalda acciones ilegales de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Al respecto, comentó que su más reciente encuentro en Santo Domingo con el secretario de Estado John Kerry ratificó la voluntad de ambos gobiernos de avanzar hacia relaciones de respeto, sobre la base de no injerencia en asuntos internos.

Iguales condiciones en defensa de la soberanía, agregó, se le señalaron al enviado a Caracas de la Casa Blanca, el consejero del Departamento de Estado, Thomas Shannon.

Mientras fustigó recientes declaraciones del jefe de la Casa Blanca, Barack Obama, bajo presiones del Senado estadounidense que insiste en atacar a Venezuela, lo que se contradice con los avances en el proceso de normalización de las relaciones.

Alertó además sobre la posición apátrida de la alianza de derecha MUD, cuyos principales voceros viajan por el mundo para denigrar sobre su país natal y encuentran nuevo respaldo en autoridades de la Unión Europea.

Para la canciller, los ataques económicos, financieros y mediáticos, como parte de una guerra no convencional contra Venezuela podrían convertirse en un grave error de la política exterior de Washington.

Sobre este tema también el exvicepresidente venezolano José Vicente Rangel explicó que ante el amplio respaldo nacional e internacional a esas pláticas, algunos de los representantes de la MUD se ven obligados a repensar su negativa.

Esos factores intentan evitar que se vean como movimiento hostil a una demanda de encuentro de tal envergadura, aseveró.

De acuerdo con el comunicador, hasta la fecha el partido dentro de la MUD más reacio a aceptar el diálogo es Acción Democrática (AD) y su vocero, Ramos Allup.

Por su parte, el exembajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA) Roy Chaderton, consideró que si se niegan al diálogo con Maduro, los partidos de derecha se quedarán aislados, sin el principal apoyo internacional, porque la posición de Estados Unidos no es evitar las negociaciones.

También el diputado del Parlamento Europeo, el español Javier Couso, criticó la negativa de los partidos opositores al diálogo político con el Gobierno constitucional de Venezuela

La comunidad internacional, según opinó, debería pedirle una corrección de su proceder a la derecha nacional, para que no continúe torpedeando las acciones de paz; Venezuela debe ser acompañada para normalizar su vida política y social.


Prensa Latina

 
Prensa Latina