0
Publicado el 17 Agosto, 2016 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

VIETNAM

A paso de gigante

Sacar máximo provecho de las fuerzas internas, ese es el lema de esa indómita nación de Indochina
La modernización de la empresa socialista es una de las metas de la economía vietnamita. (cde3.elcomercio.pe)

La modernización de la empresa socialista es una de las metas de la economía vietnamita. (cde3.elcomercio.pe)

Por MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

Para lograr buenos resultados la única fórmula de éxito es el trabajo. A esa verdad no escapan ni los “grandes” ni los supuestos países “pequeños”, de ahí que los vietnamitas estén optimistas acerca del futuro, tanto desde el punto de vista mundial como regional, y se hallan en condiciones de tener un excelente desempeño. Tal es el criterio del economista Trinh Nguyen. Como él, muchos otros expertos llegan a similar opinión al analizar la trayectoria de logros de esa nación del sudeste asiático, luego de más de 20 años de una profunda reforma económica.

Según un modelo de crecimiento que descansa en la exportación y la redistribución de la riqueza, Vietnam forma parte de los llamados emergentes, con una encomiable disminución de la pobreza, y con 25 millones de personas fuera de esa categoría. Ahora, en un renovado esquema apuesta por la demanda interna y por la modernización de sus empresas. Se pronostica que la economía crecerá 6.7 por ciento, a igual ritmo que en 2015, confirmaron encuestas de Bloomberg. A pesar de esto, aún enfrenta dificultades como el impacto de desastres naturales, la sequía y la penetración del mar, obstáculos que pudieran hacer peligrar esa meta de crecimiento.

Liderados por el secretario general del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Nguyen Phu Trong, por el presidente, Tran Dai Quang y por el primer ministro Nguyen Xuan, un nuevo gabinete constituido en la Asamblea Nacional (AN), debatió sobre estos y otros temas esenciales en su primera reunión, este 3 de agosto, informó la agencia local VNA.

Decididos a avanzar con pasos de gigante en ese compromiso asumido con el pueblo y siempre tomando de guía el sueño de Ho Chi Minh, Vietnam se vanagloria de su hermosura y prosperidad. Por esa senda se encamina la AN, la cual en su última cita, definió la cúpula dirigente para los próximos cinco años, y eligió a los diputados a la XIV legislatura y a los miembros de los Consejos Populares en todos los niveles, para el mandato 2016- 2021.

Consciente de que la economía no puede darle la espalda a la institucionalidad, Phu Trong recomendó al Parlamento centrarse en la construcción y perfeccionamiento del sistema legal, e institucionalizar el Programa político de cara al próximo quinquenio.

El caso vietnamita es un botón de muestra de los diferentes modelos por los que transita el Socialismo de hoy, atendiendo siempre a sus peculiaridades. Y como sucede en otras partes del orbe, Vietnam también ha ido superando disímiles escollos adversos. Para ello han definido que es indispensable un estrecho vínculo con la población y los electores. Por eso, la XIV legislatura vietnamita analizó con seriedad el informe de las opiniones expresadas por su electorado durante las recientes elecciones generales.

Entre las preocupaciones sobresalen: el compromiso de los delegados que deberán cumplir cabalmente sus responsabilidades como representantes del pueblo. El electorado sugirió que el parlamento, los Consejos Populares y los organismos estatales resuelvan los problemas pendientes de la última legislatura, incluidos los planes destinados a materializar las orientaciones en diversos sectores, fortalecer la ejecución de la legislación, mejorar la coordinación intersectorial y acelerar la simplificación del aparato administrativo. El pueblo exige agilizar la lucha contra la corrupción y el despilfarro.

La población propuso al Partido Comunista y al Estado que se continúen las acciones en contra de la contaminación ambiental y el agotamiento de los recursos naturales, a raíz de las actividades industriales y la explotación minera, cuya amenaza pudiera afectar el desarrollo sostenible del país y la salud de la comunidad. Hubo asimismo un cúmulo de opiniones sobre la garantía de la higiene alimentaria, la creación de empleos, mejora de la calidad de la educación y los servicios de salud, y la lucha por la veracidad de las informaciones difundidas por las redes sociales.

 


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda