0
Publicado el 26 Agosto, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Bolivia de luto, Evo denuncia conspiración

El ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb) Orlando Gutiérrez repudió el asesinato del viceministro de Régimen Interior Rodolfo Illanes, mientras se encontraba secuestrado por cooperativistas mineros
(PL)

(PL)

La Paz, 26 ago (PL) El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció hoy que el asesinato del viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, a manos de mineros, constituye una conspiración política contra el gobierno de esta nación suramericana.

Estamos ante un complot permanente, primero fueron las movilizaciones de las personas con discapacidad, luego los miembros del transporte pesado, y ahora un sector del cooperativismo minero, alertó Morales en una conferencia de prensa ofrecida en el Palacio de Gobierno.

Morales subrayó que varios elementos de la oposición de derecha respaldaron las demandas de carácter privatizador de estos mineros movilizados desde hace varios días.

El jefe de Estado también responsabilizó a algunos medios de prensa que se sumaron a la cadena de mentiras surgida desde el principio de esta situación, que trajo consigo el luto a la familia boliviana.

Esos órganos informativos contribuyen a convulsionar al país, sentenció el primer presidente indígena de esta nación andina-amazónica.

Calificó de cobarde la actitud de un grupo de mineros del sector cooperativista que secuestraron, torturaron y mataron a Illanes.

El vicetitular solo fue a tratar de convencerlos de dialogar para resolver el conflicto, no entiendo como los hermanos mineros hicieron esto, dijo el mandatario boliviano.

Morales lamentó como falsos dirigentes y empresarios mineros disfrazados de líderes del sector, engañaron a los verdaderos representantes de las cooperativas mineras.

Sospechosamente se reportaron movilizados muertos, y es algo que hay que investigar a profundidad, porque los policías estaban en los puntos de bloqueo de carretera sin portar armas letales, argumentó el dignatario suramericano.

Nosotros luchamos por los recursos naturales, y estos pertenecen a los bolivianos, se trata de una provocación y el pueblo no va a ceder, no vamos entregar nuestras riquezas a las empresas extranjeras, aseguró Morales.

Esperamos -precisó- que los autores materiales e intelectuales del asesinato del viceministro de Régimen Interior respondan ante la justicia, esperamos eso contra aquellos que defienden la privatización.

El trasfondo de la movilización violenta de cooperativistas mineros es la modificación de la Ley de Minería para efectuar contratos con transnacionales, algo contrario a la Constitución.

Quieren usar el maquillaje de las cooperativas, forma de asociación liberada de régimen impositivo, para atraer empresas trasnacionales y entregarles los recursos mineros que le pertenecen al pueblo.

Además, exigen más privilegios para las cooperativas mineras como cero aranceles para la importación de maquinaria y equipos, subvención estatal en el consumo eléctrico, eliminar las obligaciones medioambientales y ampliar sus áreas de trabajo para poder suscribir contratos de asociación con empresas extranjeras.

De acuerdo con la normas, el Estado es el único que puede suscribir contratos de asociación con empresas privadas, nacionales o foráneas, y el pedido de los cooperativistas busca retornar a la época neoliberal, en el que las trasnacionales eran el centro de la economía al explotar las riquezas naturales del país.

El ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb) Orlando Gutiérrez repudió el asesinato del viceministro de Régimen Interior Rodolfo Illanes, mientras se encontraba secuestrado por cooperativistas mineros.

Illanes fue tomado como rehén en horas de la mañana del jueves por hordas de mineros privados en la localidad de Panduro, a 186 kilómetros de La Paz, mientras intentaba conciliar una propuesta negociadora con los alzados.

A nombre de la Fstmb repudiamos la actitud de quitarle la vida a un ser humano. Es repudiable esta barbarie cuando precisamente el compañero Illanes, valientemente, bajó a resolver el conflicto, queriendo buscar un diálogo con el sector, reafirmó Gutiérrez anoche en diálogo con la estatal Bolivia TV.

El directivo reflexionó sobre el conflicto suscitado por la dirigencia de la Federación de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin) que exhortó al bloqueo de carreteras y uso de dinamita, hecho que en esta semana dejó decenas de heridos, algunos de ellos de gravedad, así como la muerte de dos trabajadores del sector.

En algún momento alertamos que, en vez de llamar a la pacificación, (la Fencomin) salió con discursos incendiarios. Esta actitud la condena el pueblo boliviano, aseguró.

De igual forma, consideró lamentables posturas que ‘ya dejan de tener sentido reivindicativo y atentan contra la democracia de manera directa’.

El ejecutivo de la Fstmb exhortó nuevamente a la directiva de las cooperativas mineras a tomar decisiones serias para acudir al diálogo con el Gobierno, a fin de encontrar una solución pacífica.

Esto se ha salido de control. Muchos dirigentes nacionales de sectores sindicales a nivel nacional repudiamos esta situación. Hay que defender la estabilidad del país, en vez de generar más convulsión que lo único que hace es afectar a los trabajadores del sector cooperativo, demandó.

Gutiérrez convino en que la Concobol (Confederación Nacional de Cooperativas de Bolivia) y la Fencomin ‘tiene que ser más cuerdos y maduros en tomar decisiones y llamar a la pacificación definitiva’.

El jueves en la tarde, el Gobierno y dirigentes de la Fencomin acordaron iniciar un diálogo este viernes para solventar el conflicto que protagonizan desde hace días cooperativistas mineros, mediante el bloqueo de carreteras y uso de armas de fuego junto a dinamita.

Los manifestantes rechazan la aprobación de la Ley de Cooperativas alegando que la sindicalización al interior de esos entes afectaría sus labores.

Según autoridades, el trasfondo real de las protestas es el interés de miembros del sector de beneficiarse con exenciones fiscales, a la vez que firmar contratos directos con trasnacionales, algo contrario a la Constitución.


Prensa Latina

 
Prensa Latina