0
Publicado el 26 Agosto, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Brasil: Defensa de Dilma presenta testigos

El enjuiciamiento fue puesto en marcha la víspera y en su primer día de sesiones se extendió durante más de 15 horas, para concluir en la madrugada de este viernes después de ser interrogados los dos testimoniantes citados por la parte acusadora
brasil-senado-juiciodilmaBrasilia, 26 ago (PL) Los seis testigos convocados por la defensa de Dilma Rousseff comenzarán a prestar declaración hoy en el juicio político que se sigue en el Senado Federal contra la separada presidenta de Brasil, por presunto delito de responsabilidad.

El enjuiciamiento fue puesto en marcha la víspera y en su primer día de sesiones se extendió durante más de 15 horas, para concluir en la madrugada de este viernes después de ser interrogados los dos testimoniantes citados por la parte acusadora.

De ellos, el fiscal del Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) Julio Marcelo de Oliveira fue escuchado solo como informante después de ser impugnado por el abogado defensor de Rousseff, José Eduardo Cardozo, quien denunció la participación del mismo en un acto incitando a rechazar las cuentas públicas de Dilma.

Tanto De Oliveira como el auditor Antonio Carlos Costa D’Ávila Carvalho Júnior, también del TCU, ratificaron su postura de la primera fase del proceso de impeachment en la comisión especial senatorial, cuando coincidieron en sustentar la denuncia contra la jefa de Estado alegando que violó la Ley de Responsabilidad Fiscal.

La defensa de Dilma convocó a seis testigos y, según se conoció al cierre de la primera sesión, ya hay registradas más de un centenar de solicitudes para formular preguntas a los mismos, por lo cual se presume que la jornada de hoy debe extenderse hasta la madrugada del sábado y probablemente continuar el domingo.

Par el próximo lunes está fijada la comparecencia ante el pleno del Senado Federal de Rousseff, quien anticipó que concurrirá allí para defender la democracia y los legítimos intereses del pueblo brasileño.

Dilma podrá realizar un alegato inicial de 30 minutos, prorrogable a criterio del titular del Supremo Tribunal Federal Ricardo Lewandowski, quien encabeza el enjuiciamiento, y a seguidas cada senador dispondrá de cinco minutos para interrogar a la mandataria, quien podrá o no responder las preguntas que le formulen.

Con posterioridad comenzará la discusión del caso con la intervención de la parte acusadora, luego la defensa y posteriormente cada uno de los 81 senadores, por un lapso de hasta 10 minutos cada uno.

Una vez finalizada esta etapa, Lewandowski leerá el relatorio resumido con los elementos aportados por las partes, antes de conceder la palabra a dos senadores favorables al apartamiento definitivo de Rousseff y a dos contrarios a esa decisión.

Según medios de prensa, la pretensión de los senadores que apoyan la casación del mandato presidencial es que el miércoles 31 se realice la votación nominal electrónica en la cual cada miembro del Senado deberá responder sí o no a la pregunta de si considera que la mandataria violó la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Rousseff fue separada temporalmente de su cargo el pasado 12 de mayo, después que el pleno senatorial aceptara la denuncia presentada contra ella por la emisión de tres decretos de suplementación presupuestaria y las llamadas ‘pedaladas fiscales’, y resolviera someterla a juicio político.

En una declaración por escrito presentada el 6 de julio último ante la Comisión Procesal de Impeachment de la Cámara alta, Dilma rechazó la acusación que consideró como ‘fuera de lugar, inaceptable y profundamente injusta’.


Prensa Latina

 
Prensa Latina