0
Publicado el 31 Agosto, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

España: Podemos pide a PSOE intentar gobierno alternativo a Rajoy

En un discurso ante el Congreso de los Diputados, donde Rajoy se someterá este miércoles a una moción de confianza para intentar su reelección como presidente del Ejecutivo, Iglesias pidió a su par del PSOE, Pedro Sánchez, explorar una alianza entre las agrupaciones progresistas
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. (noticias.lainformacion.com)

El líder de la coalición de izquierda Unidos Podemos, Pablo Iglesias, emplazó hoy al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) a buscar juntos un gobierno alternativo al que pretende formar el conservador Mariano Rajoy

En un discurso ante el Congreso de los Diputados, donde Rajoy se someterá este miércoles a una moción de confianza para intentar su reelección como presidente del Ejecutivo, Iglesias pidió a su par del PSOE, Pedro Sánchez, explorar una alianza entre las agrupaciones progresistas.

El también secretario general del centroizquierdista Podemos, que junto a Izquierda Unida (Unidos Podemos) representa la tercera fuerza política en España con 71 diputados, volvió a tender la mano a Sánchez para estudiar una opción diferente a la derecha encarnada por el Partido Popular (PP) de Rajoy.

Con ese propósito solicitó a la organización socialdemócrata, principal de la oposición con 85 escaños en el Congreso, olvidar recelos y agravios e intentar ese pacto para despojar al PP del gubernamental Palacio de la Moncloa y evitar unas terceras elecciones.

Tras los comicios generales del 20 de diciembre de 2015, que pusieron fin a décadas de bipartidismo PP-PSOE, Iglesias y Sánchez intentaron una aproximación que no cuajó por el controvertido acuerdo suscrito entre los socialistas y el centroderechista Ciudadanos.

Ese pacto ahondó la brecha entre ambas formaciones y constituyó uno de los principales motivos que arrastraron a los españoles a una segunda cita con las urnas, el pasado 26 de junio, en la que tampoco ningún partido consiguió mayoría absoluta para gobernar en solitario.

“Sabemos que es difícil, pero estamos dispuestos a intentarlo. A pesar de las diferencias, los agravios y los recelos mutuos” la realidad nos empuja a buscar acuerdos, dijo Iglesias a su homólogo socialista.

En su opinión, otra administración de Rajoy sería un desastre para la gente corriente, que es por la que Podemos -recordó- llegó a la Cámara baja.

Arremetió contra los duros recortes presupuestarios aplicados por el PP en sus cuatro años de gestión, en particular los acometidos en áreas tan sensibles como la salud y la educación, además del aumento de la desigualdad y la pobreza en esta nación europea.

Acusó al gobernante en funciones de representar al partido de la corrupción, fundado por “exministros de la dictadura” del general Francisco Franco (1936-1975).

“Hablar de su gestión es hablar de corrupción. La corrupción está en los genes de su partido, señor Rajoy, desde que lo fundaron exministros vinculados al más corrupto de los regímenes que ha existido en nuestro país”, remarcó.

Denunció el “déficit democrático” existente, cuando el parlamento español, alertó, no puede decidir y las resoluciones las toman los poderes financieros o la canciller alemana, Angela Merkel.

“Su idea de España tiene que ver con usted”, pero “España no es usted. España no es su Gobierno. España es la gente, no los inversores ni los socios europeos”, sentenció el líder del partido antiausteridad.

Socialistas acusan a Rajoy de coartar derechos y libertades

El secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, justificó hoy su rechazo a la reelección de Mariano Rajoy por las políticas de recortes sociales y libertades aplicadas en su anterior mandato (2011-2015).

No podemos apoyar aquello que queremos cambiar, dijo Sánchez, quien acusó a Rajoy de ser el líder de una agrupación imputada por corrupción, en alusión al proceso judicial que se sigue contra el conservador Partido Popular (PP).

El máximo dirigente del PP se somete hoy a la primera votación en el Congreso de los Diputados para tratar de revalidar su cargo al frente del Gobierno de España, que desde hace más de ocho meses asume de manera interina.

En su discurso ante la Cámara baja, Sánchez insistió en que Rajoy gobernó estos cuatro años con “absolutismo” y “solo frente a todos”, aplicando políticas que supusieron más desigualdad, precariedad laboral, aumento de la deuda pública e incremento del déficit fiscal.

Su uso y abuso de las instituciones, sus mentiras, su no asunción de responsabilidades políticas ante los graves casos de corrupción avalan la absoluta desconfianza hacia usted y por eso votaremos en contra de su candidatura, remarcó el líder del principal partido de la oposición.

Subrayó que, por primera vez en la democracia española, el candidato más votado en unas elecciones es incapaz de sumar los apoyos necesarios para ser investido mandatario.    “Y esa responsabilidad es suya y de nadie más”, replicó Sánchez a Rajoy, quien con anterioridad apeló a la abstención del PSOE para facilitar su permanencia en el gubernamental Palacio de la Moncloa, al no contar con mayoría absoluta para gobernar en solitario.

El presidente saliente tiene hasta el momento 170 votos, los 137 escaños de su partido, los 32 del centroderechista Ciudadanos y uno de Coalición Canaria tras firmar acuerdos con ambos.

Sin embargo, aún necesita seis sufragios a favor para la votación de este miércoles, es decir la mayoría absoluta del Congreso, fijada en 176 de sus 350 miembros, u obtener el viernes 11 abstenciones en una segunda vuelta, donde se exige mayoría simple.

“España necesita un Gobierno, no un mal Gobierno”, enfatizó Sánchez, quien de manera insistente atacó al aspirante a la reelección con unos de los asuntos que más erosionó su imagen en años recientes, los numerosos escándalos de corrupción en las filas del PP.

A su juicio, una formación sacudida por esas ilegalidades no puede orientar la regeneración democrática que necesita este país europeo.

Además, calificó a Rajoy de irresponsable y chantajista por la fecha escogida para su investidura, la cual puede conducir a los españoles a unas nuevas elecciones el 25 de diciembre (Navidad), terceras en un año tras las celebradas en diciembre y junio, si en el plazo de dos meses no se consigue formar gobierno.

“Cae en el maniqueísmo de usted o el caos. Afortunadamente, hay vida después de Rajoy”, sentenció el dirigente socialdemócrata.

 


Prensa Latina

 
Prensa Latina