1
Publicado el 27 Agosto, 2016 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Perú: Fervor de unidad y lucha en cita de izquierda latinoamericana

El jefe de la delegación cubana en la Reunión de Partidos Comunistas y Revolucionarios de América Latina, José Ramón Balaguer, llamó a enfrentar al neoliberalismo con más unidad y articulación de organizaciones políticas y sociales
(PL)

(PL)

Lima, 27 ago.- En un jubiloso clima de fervor unitario y de lucha contra la arremetida neoliberal, sesiona en esta capital la Reunión de Partidos Comunistas y Revolucionarios de América Latina.

En medio de aplausos y lemas de combate, la cita, en un repleto auditorio de la Derrama (mutualista) magisterial, fue inaugurada por los líderes de los partidos Comunista Peruano, Roberto de la Cruz, y Comunista-Patria Roja, Alberto Moreno, organizadores del encuentro y protagonistas de un proceso de unificación

Ambos llamaron a que la reunión, que se extenderá hasta el domingo próximo, concerte un programa de lucha común para derrotar a la ofensiva neoliberal que presiona sobre los gobiernos progresistas de la región e impone condiciones lesivas a la soberanía y a los intereses populares en los países que ha sometido.

Por su parte, el miembro del Secretariado y jefe del departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Balaguer, calificó de histórica la reunión y destacó la convocatoria de los anfitriones a debatir sobre el papel de los partidos participantes en el enfrentamiento a la contraofensiva del imperialismo.

Destacó igualmente el apoyo a los gobiernos progresistas de la región y el fortalecimiento de la unidad de las fuerzas de izquierda, tomando como base los valores y principios que comparten.

Al saludar al pueblo peruano y sus organizaciones, destacó que están enfrascados ‘en la construcción de un proyecto nacional de unidad para resistir el modelo de desarrollo neoliberal que le ha sido impuesto en los últimos decenios’.

El vicepresidente para las Relaciones Internacionales del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Rodrigo Cabezas, coincidió con Balaguer en subrayar la importancia de la unidad.

Desestimó teorías sobre un supuesto fin del ciclo progresista en la región, por los reveses logrados con desestabilizaciones y golpes de Estado encubiertos, como en Brasil y Paraguay y como pretenden hacer en Venezuela.

Indicó que ese ciclo tiene raíces profundas, expresó la voluntad de los pueblos y destacó que volverá a cobrar fuerza, porque el neoliberalismo no tiene nada que ofrecerle a los pueblos y los regímenes que le sirven solo aplican viejas recetas en perjuicio de los pueblos.

Sobre la situación de su país, Cabezas señaló que gracias a la participación de las fuerzas armadas, expresión de la alianza cívico-militar, la distribución de alimentos ha mejorado sustancialmente y aseguró que Venezuela saldrá del atolladero económico actual.

La secretaria de Asuntos Interacionales del Partido de los Trabajadores de Brasil, Mónica Valiente, hizo una reseña del golpe blanco del imperialismo y la derecha neoliberal contra la presidenta Dilma Rousseff, a quien pretenden derrocar sin que haya cometido delito alguno.

Confirmó que el régimen neoliberal de Temer se limita a recortar los programas sociales y ha comenzado a entregar las riquezas de Brasil a las transnacionales, aplicando la receta neoliberal.

La reunión cuenta con la participación de representantes de partidos comunistas y revolucionarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Llama Cuba a enfrentar el neoliberalismo

balaguer-pcc-cubaEl jefe de la delegación cubana en la Reunión de Partidos Comunistas y Revolucionarios de América Latina, José Ramón Balaguer, llamó aquí a enfrentar al neoliberalismo con más unidad y articulación de organizaciones políticas y sociales.

‘Enfrentemos el intento de hacernos retornar al neoliberalismo con más unidad y articulación de las fuerzas y partidos políticos, movimientos sociales y clases trabajadoras del continente’, dijo en un discurso en la inauguración de la cita.

Señaló también, a tono con el ánimo reinante, que las transformaciones necesarias para cambiar y desarrollar a América Latina y el Caribe, y contribuir al ideal de un mundo mejor, rebasan cualquier proyecto nacional y requieren desarrollar una comunidad de objetivos y principios generales en los cuales se debe fundar la transformación.

Tales objetivos y principios, añadió, ‘deben ser asumidos mancomunadamente por todos los que estamos comprometidos con el cambio, con apego a las particularidades nacionales, pero cono vocación integracionista e internacionalista’.

Balaguer saludó la iniciativa conjunta de los partidos Comunista Peruano y Comunista del Perú-Patria Roja de convocar la reunión para debatir sobre el papel de las organizaciones participantes en el enfrentamiento de la contraofensiva del imperialismo, en apoyo a los gobiernos progresistas y fortalecer la unidad de las fuerzas de izquierda.

Citó al pensador marxista peruano José Carlos Mariátegui y su enseñanza de que ‘la revolución no debe ser calco ni copia sino creación heroica’, que tiene plena vigencia, y saludó los esfuerzos de este pueblo de unidad para la resistencia al modelo neoliberal.

Sobre la contraofensiva imperialista y oligárquica contra los gobiernos revolucionarios y progresistas, de carácter reaccionario y antipopular, señaló que donde han triunfado las fuerzas conservadoras tiene lugar un acelerado proceso de reconstitución de las viejas élites que pretenden abolir los logros en beneficio del pueblo, el rescate de la soberanía y la integración política regional.

El miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba denunció la estrecha relación de esos gobiernos derechistas con la corrupción, la evasión de impuestos o el narcotráfico y advirtió que la conflictividad de sus políticas alimentan un clima de ingobernabilidad que da lugar al aumento de la represión.

Criticó a la Alianza del Pacífico -bloque neoliberal que forman Chile, Colombia, México y Perú- y otras iniciativas de libre comercio, que intentan esconder su esencia pro imperialista, con el fin de perpetuar el papel de la región como suministradora de materias primas, en detrimento de la soberanía y las posibilidades de desarrollo de las naciones.

Planteó la necesidad de elevar la moral de los comunistas y revolucionarios y de la izquierda en general ‘porque en esta lucha, inevitablemente de largo plazo’, pero finalmente triunfarán la justicia social, la igualdad de oportunidades y la solidaridad.

Llamó igualmente a dar la batalla cultural contra los valores enajenantes del capitalismo, conformar un frente de pensamiento con la intelectualidad, que genere contenidos descolonizadores, que doten a las personas de referencias culturales sólidas en un mundo marcado por el consumismo y la banalidad.

También se debe enfrentar, añadió, la concentración de la información, los medios y la cultura del capitalismo y ‘se requieren reformas radicales que democraticen el acceso a la información y respeten la diversidad de opiniones, culturas e historia, que estén al servicio de nuestros pueblos’.

Al ratificar la solidaridad cubana con la revolución bolivariana y chavista y con el gobierno del presidente Nicolás Maduro rechazó ‘las pretensiones del imperialismo de aislar a Venezuela mientras se dialoga con Cuba’. Y reiteró el apoyo decidido a todos los gobiernos revolucionarios y progresistas.

Al exponer el panorama de Cuba, Balaguer señaló que el modelo de su país consiste en impulsar y consolidar la construcción de una sociedad socialista próspera y sostenible en lo económico, social y medioambiental.

Ello implica, prosiguió, un compromiso ‘con el fortalecimiento de los valores éticos, culturales y políticos forjados por la Revolución, en un país soberano, independiente, socialista, democrático, próspero y sostenible’.


Redacción Digital

 
Redacción Digital