0
Publicado el 31 Agosto, 2016 por Redacción Digital en Mundo
 
 

“Volveremos”, aseguró Dilma

En este momento no diré adiós, sino hasta de aquí a poco, porque a partir de ahora lucharé incansablemente para continuar construyendo un Brasil mejor, sostuvo la exmandataria en una alocución pública
(Brasil 24/7)

(Brasil 24/7)

Brasilia, 31 ago (PL) La depuesta presidenta de Brasil Dilma Rousseff afirmó hoy que el gobierno golpista encabezado por Michel Temer enfrentará la más determinada, firme y enérgica oposición.

En este momento no diré adiós, sino hasta de aquí a poco, porque a partir de ahora lucharé incansablemente para continuar construyendo un Brasil mejor, sostuvo la exmandataria en una alocución pública.

Dilma denunció que con el golpe de Estado consumado hoy se apropiaron del poder un grupo de políticos corruptos e investigados, que buscan desesperadamente escapar de la justicia.

La decisión adoptada por la mayoría de los integrantes del Senado Federal entrará en la historia de las grandes injusticias, pues decidieron interrumpir el mandato y condenar a una persona inocente, remarcó.

Insistió también en que lo ocurrido este miércoles fue “una inequívoca elección indirecta” en la que 61 senadores decidieron suplantar la voluntad de más de 54 millones de electores que votaron por ella en los comicios presidenciales de 2014.

Este es un fraude contra el cual vamos a recorrer en todas las instancias posibles, anunció antes de reiterar que acababan de derrumbar, sin ninguna justificación constitucional, a la primer mujer electa Presidenta de Brasil.

Advirtió además que éste era solo el comienzo, pues el golpe no iba dirigido solo contra ella, sino también contra el pueblo y la nación, contra los movimientos sociales y sindicales y contra todos aquellos que luchan por sus derechos.

Es un golpe homofóbico, misógino, intolerante, racista; que apunta contra quienes superaron la miseria y dejaron de ser invisibles a la nación pasando a tener derechos que siempre le fueron negados, y también contra la soberanía nacional, afirmó.

Rousseff afirmó asimismo que salía de la Presidencia de la República con la misma dignidad que llegó y también con idéntica voluntad de continuar luchando por Brasil.

Trabé todos los combates, perdí algunos y vencí muchos, dijo antes de subrayar que “no me gustaría estar en el lugar de los que hoy se juzgan vencedores”.

Recordó que por más de 13 años el Partido de los Trabajadores (PT) llevó adelante un proyecto que ahora se vio coartado por un golpe de Estado. Pero la interrupción de este proceso no es definitiva, porque regresaremos para continuar nuestra jornada, “Volveremos”, anticipó.

En sus palabras finales, Dilma Rousseff llamó a no desistir de la lucha y a que “sepamos unirnos en defensa de una causa común”, y agradeció a quienes durante todo este proceso compartieron con ella la defensa de la democracia y el sueño de la justicia.

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital