0
Publicado el 8 Septiembre, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Venezuela: acusa CNE a opositora MUD de intimidación

Buscan amedrentar a las rectoras y a los trabajadores, que están expuestos a los ataques violentos de la bancada solicitante del 20 por ciento de las firmas del electorado, para activar un referendo revocatorio al presidente Nicolás Maduro, aseguró la Rectora Principal del CNE
(PL)

(PL)

Caracas, 8 sep.-La rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tania D’amelio, acusó a la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de aplicar hoy una agenda para intimidar a los funcionarios del órgano comicial en Venezuela.

Buscan amedrentar a las rectoras y a los trabajadores, que están expuestos a los ataques violentos de la bancada solicitante del 20 por ciento de las firmas del electorado, para activar un referendo revocatorio al presidente Nicolás Maduro, aseguró.

En declaraciones al programa En tres y dos, de Venezolana de Televisión, la titular afirmó que la MUD conoce el programa del proceso solicitante y conoce la resolución vigente, pero aun así mantiene un doble discurso para provocar exasperación entre sus simpatizantes y crear caos en la sociedad.

Unos quieren la democracia y otros están en contra de la paz, estos convocan a manifestaciones en las oficinas del CNE, que han sido atacadas en otras oportunidades, señaló.

Para D’amelio, la MUD miente y, por ello, exhortó a los venezolanos a no dejarse manipular con la información de la derecha acerca del revocatorio.

Invito a los venezolanos a que vean el cronograma (para el revocatorio) publicado en nuestra página, allí se ve que faltan varios pasos. Entre el 14 y 16 de septiembre se debe presentar una propuesta y luego viene un proceso de recolección de firmas, hay varios pasos técnicos y logísticos que están reflejados en ese informe técnico, explicó.

El referendo revocatorio se llevará a cabo luego de 90 días tras la recolección y aprobación del 20 por ciento de firmas del padrón electoral, precisó.

Por último, anunció que se está elaborando el proyecto del revocatorio para presentarlo al CNE, cuyas autoridades decidirán cómo será la recolección de las rúbricas, ‘un proceso anterior al referendo’.

A inicios de agosto último y pese a un grupo de fraudes cometido por la oposición, el Consejo validó la primera etapa de la causa revocatoria, que consistió en recoger el uno por ciento de las firmas de los votantes registrados en el país.

Desde entonces, la MUD y la Asamblea Nacional (de mayoría opositora), a instancia del presidente Henry Ramos Allup, han presionado para apurar el proceso, con el propósito de activarlo antes de concluir 2016 y, en caso de aprobarse la revocación, convocar a elecciones presidenciales.

Al respecto, las autoridades electorales explicaron que el referendo promovido incluso desde otras naciones y organizaciones internacionales, se realizará el primer trimestre de 2017, si la MUD cumple todos los requisitos exigidos, en virtud de lo establecido en las normas electorales para la realización de reparos y auditorías.

El último intento de la oposición para forzar la aceleración del proceso fue el 1 de septiembre, cuando convocó a una marcha en el este de esta capital, aunque de manera paralela organizaron una intentona golpista abortada por órganos de la seguridad del Estado venezolano.

D’amelio y el resto de las funcionarias de la Consejo Electoral se han negado a aceptar presiones políticas de los promotores de la consulta popular y, de manera reiterada, han manifestado que no violentarán ninguna de las etapas establecidas en la Constitución de la República.


Prensa Latina

 
Prensa Latina