0
Publicado el 1 Diciembre, 2016 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Paul Estrade: Fidel ha estado presente en mi manera de enfrentar la vida

Para el académico francés, la grandeza de Fidel radica, además de en su comportamiento como jefe de la Revolución, 'en su manera de pensar las cosas humanamente, y en la necesidad de mantener vivo un espíritu crítico y una visión ética del mundo'
(PL)

(PL)

París, 1 dic.- Hablar de la huella de Fidel Castro en los pueblos oprimidos del mundo implica una necesaria referencia a todo lo realizado por los cubanos que lo acompañaron siempre, estimó hoy el académico francés Paul Estrade, según reporta PL.

 ‘Es difícil separar lo que hizo Fidel y lo realizado por todos los cubanos que lo acompañaron. Los médicos y profesionales han llegado a muchos países del mundo en representación de las ideas y valores del líder revolucionario’, aseveró en declaraciones a Prensa Latina.

El profesor emérito de la Universidad París VIII visitó la embajada de Cuba en Francia ‘como una necesidad esencial de expresar mi pésame’ por la partida del Comandante, fallecido el 25 de noviembre a los 90 años, y para enviar un mensaje de solidaridad al pueblo cubano.

Al comentar la huella dejada por Fidel, resaltó en primer lugar que mostró ‘el carácter definitivo de la lucha por la independencia nacional, que no puede ser a medias, tiene que ser absoluta’.

En segundo lugar, mencionó el valor profundo y permanente de la dignidad como ética individual y colectiva, un principio que parte de la herencia martiana y bolivariana.

Por último, destacó ‘la necesidad de siempre tener presentes a los más desdichados, hacer de la justicia un eje esencial y una referencia permanente en cualquier lucha que se enfrente’.

De acuerdo con el académico, estudioso de la historia de Cuba, esos son los valores de Fidel encarnados por los hombres y mujeres que están presentes en numerosos países del mundo para llevar la solidaridad.

‘La generosidad cubana se apoya en esos valores fundamentales y en la rehabilitación de los seres que han sufrido la explotación durante siglos’, opinó.

Estrade rememoró cuánto influyó Fidel en su trayectoria personal: ‘Yo descubrí a Fidel siendo estudiante, creo que aproximadamente en 1958, y desde entonces él ha estado presente en mi manera de enfrentar la vida, de comprender la lucha, de tratar de distinguir en cada etapa histórica lo esencial de lo temporal o secundario’.

Para el profesor universitario, la grandeza de Fidel radica, además de en su comportamiento como jefe de la Revolución, ‘en su manera de pensar las cosas humanamente, y en la necesidad de mantener vivo un espíritu crítico y una visión ética del mundo’.


Prensa Latina

 
Prensa Latina