0
Publicado el 5 enero, 2017 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Separatistas de California abren ’embajada’ en Moscú

Los independentistas californianos forjan una alianza en Rusia con el denominado 'Movimiento Anti-Globalización', que apoya a las regiones separatistas en Occidente. Su líder, Louis Marinelli, un profesor estadounidense residente en Rusia, espera poder celebrar un referéndum sobre la independencia del Estado a más tardar en el 2019

Embajada, lo que se dice una embajada, no lo parece, al menos a primera vista. El local, ubicado en un sin sustancia edificio de oficinas alejado del centro moscovita, en el barrio de Boikovski, a 20 minutos caminando de la parada de metro más próxima, se reduce a una habitación de unos pocos metros cuadrados, bien iluminada, presidida por una blanca insignia del estado de California con el emblemático plantígrado adherido, y ocupada por un alargado secreter repleto de panfletos impresos.

Ni siquiera hay guardas armados vigilando los accesos al inmueble; tan solo un portero, que impone a los visitantes el usual, tedioso y burocrático régimen de acceso mediante ‘propusk’ (pase) que existe en infinidad de edificios oficiales y semioficiales en Rusia.

Pese a que las apariencias no acompañan, el grupo secesionista californiano ‘Yes California’ anunció, a mediados de diciembre, con boato y rueda de prensa incluída, la apertura de la denominada ‘Embajada de la República Independiente de California’. Al frente de la ‘legación’ se halla Louis Marinelli, un treintañero profesor de inglés de nacionalidad estadounidense y residente en Rusia, concretamente en Yekaterinburgo, (Urales), quien, en entrevistas con el canal oficial ruso ‘RT’, proclama sin tapujos “no” poder vivir ya “bajo la bandera americana”, por lo que aspira a celebrar un referéndum de independencia, a más tardar en el 2019.

La nueva oficina de representación de los independentistas californianos solo ha sido posible gracias a la alianza de ‘Yes California’ con el denominado ‘Movimiento Anti-Globalización’, que defiende la autodeterminación de regiones separatistas en Occidente y encabezado por el exempresario ruso Aleksándr Ionov, quien jura una y otra vez que no mantiene vínculos con el Kremlin, pese a admitir en septiembre que gracias a una beca estatal de 3,5 millones de rublos (unos 49.000 euros) sufragó parcialmente una conferencia de grupos secesionistas occidentales en Moscú a la que asistió el catalán Enric Folch, de Solidaritat Catalana.

Esteladas y retratos de Asad

Debido a la ausencia de Marinelli, es Ionov quien se encarga de ejercer de anfitrión en la visita de EL PERIÓDICO al local recién inaugurado, en realidad un anexo a la sede de su Movimiento Anti-Globalización, un ecléctico espacio en cuyas paredes tienen cabida desde retratos del presidente sirio Bashar el Asad hasta esteladas catalanas. “No es una embajada entre estados, es una embajada popular, entre nuestras naciones”, se afana en puntualizar el dirigente nacionalista durante la entrevista.

La aspiración de la incipiente alianza es conseguir la celebración de una consulta sobre la independencia californiana en primavera del 2019, lo que se conoce ya comúnmente como ‘CalExit’. Paradójicamente, las razones que alegan sus defensores han recibido un impulso gracias a la victoria en las presidenciales estadounidenses de Donald Trump, el candidato preferido del Kremlin. “California es una sociedad mucho más abierta, tolerante, inclusiva con los inmigrantes y con las gentes de orientación sexual diferente”, ha declarado Marinelli a Bloomberg, obviando el hecho de que en el pasado había militado activamente contra el matrimonio homosexual en su país de origen.

Ionov, con traje, corbata y luciendo en la muñeca un vistoso reloj de pulsera, asegura que se interesó por los movimientos de autodeterminación a raíz de los problemas en Ucrania con las regiones rebeldes en el este del país. Preguntado acerca de si defiende el mismo derecho a la autodeterminación para las numerosas regiones rusas que aspiran a separarse de la federación, responde con una larga disertación sobre la naturaleza de los movimientos independentistas en la Federación Rusa, conferencia que podría resumirse con un rotundo ‘no’: “En Rusia tenemos sobre todo problemas con estados caucásicos donde los movimientos por la independencia son yihadistas; no va a comparar usted a los independentistas catalanes con los extremistas en Chechenia”. (elPeriodico/Moncada lectores)

Compartir en…Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Redacción Digital

 
Redacción Digital