0
Publicado el 11 Febrero, 2017 por Lázaro Barredo Medina en Mundo
 
 

CUBA-EEUU

Crece interés por ampliar comercio con Cuba

Recorre delegación empresarial cubana varios estados y puertos del país norteño. Reintroducen senadores enmienda contra restricciones de ventas agrícolas a la Isla
En uno de los puertos visitados, la delegación de empresarios integrada por Ana Teresa Igarza, directora general de la ZEDM; y José Sosa Barrios, director adjunto de la Terminal de Contenedores de Mariel S.A, así como por Eradis González de la Peña, presidenta de Almacenes Universales S.A.; René R. Fernández, del Ministerio del Transporte, entre otros.  (Foto Cubadebate.)

En uno de los puertos visitados, la delegación de empresarios integrada por Ana Teresa Igarza, directora general de la ZEDM; y José Sosa Barrios, director adjunto de la Terminal de Contenedores de Mariel S.A, así como por Eradis González de la Peña, presidenta de Almacenes Universales S.A.; René R. Fernández, del Ministerio del Transporte, entre otros. (Foto Cubadebate.)

Por LÁZARO BARREDO MEDINA

Según no pocos analistas, cuando la Administración Trump haga un análisis objetivo de la política hacia Cuba comprobará la voluntad e interés crecientes, en cada vez más amplios sectores estadounidenses, por estrechar los vínculos económicos con la Isla.

En las últimas semanas en amplio recorrido de una delegación cubana por cuatro estados y seis puertos de Estados Unidos, constataron en sus encuentros con autoridades portuarias y funcionarios de administraciones locales, y en contactos con la Cámara Norteamericana de Comercio (USCC) y el Grupo de Trabajo sobre Cuba en el Congreso estadounidense, que los norteños son partidarios del aumento de comercio y los viajes a la Isla, y expresaron el interés por la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM) y la utilización de su  puerto para el traslado de mercancías.

Importantes fueron los memorandos de entendimiento refrendados (o se remarcó el interés de hacerlo) durante los intercambios y la fluida comunicación en cada uno de los puertos visitados en el sur de los Estados Unidos, incluida Florida, en el de Everglades y Palm Beach, donde de manera recalcitrante el gobernador presionó a las autoridades portuarias con la advertencia de cancelar asignaciones presupuestarias si firmaban acuerdos con la contraparte cubana. Sin embargo, mantuvieron las reuniones con la delegación isleña y el foro sobre nuevas oportunidades de negocios con el propósito de conservar los contactos de cara al futuro.

Muy provechosas fueron las reuniones establecidas por los empresarios cubanos en  Washington donde dialogaron con Kurt Nagle, presidente de la Asociación Americana de Autoridades Portuarias, una entidad que representa a más de 140 puertos y 240 proveedores marítimos de Canadá, Estados Unidos, América Latina y el Caribe, mientras sobresalió la mesa redonda organizada por Jodi Hanson Bond, vicepresidenta para las Américas de la USCC, con la participación de sus directivos. Esa entidad federal tiene adscriptos más de 300 mil socios directos, y unos tres millones a través de sus diversos afiliados, tales como las cámaras de los estados y las ciudades.

Otro hecho significativo ocurrió cuando dos senadores, junto a una decena de integrantes del Senado como copatrocinadores, reintrodujeron un proyecto bipartidista que busca el cese de las restricciones a la financiación privada para realizar exportaciones agrícolas a Cuba.

De acuerdo con un despacho de la agencia Prensa Latina la senadora demócrata Heidi Heitkamp, legisladora por Dakota del Norte, y el republicano John Boozman, por Arkansas, presentaron la iniciativa. “Nuestros agricultores dependen de las exportaciones, y las exportaciones ayudan a crear más empleos en Estados Unidos, cualquier granjero o ganadero de Dakota del Norte podría decir esto”, expresó Heitkamp.

Por su parte, el medio local Agweek Wire Report recordó que la ley actual prohíbe el financiamiento de las exportaciones agrícolas a Cuba y requiere pagos en efectivo por adelantado, lo cual impide que los agricultores estadounidenses puedan exportar sus productos a Cuba. Boozman destacó: “Este proyecto de ley es una ganancia tanto para los agricultores estadounidenses como para el pueblo cubano”.

Heitkamp y Boozman, recuerdan varias publicaciones, introdujeron su Ley Bipartidista de Expansión de las Exportaciones Agrícolas por primera vez en abril de 2015, en busca de levantar la prohibición y ayudar a igualar el terreno de juego para los exportadores de todo el país.

¿Qué se desprende de tales pasos? Que crece también la consideración dentro de los propios Estados Unidos de que lo que ellos llaman embargo y nosotros bloqueo es el principal obstáculo al proceso de normalización de los nexos bilaterales.


Lázaro Barredo Medina

 
Lázaro Barredo Medina