0
Publicado el 4 Febrero, 2017 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Envia Raúl a Lula mensaje de solidaridad y condolencias

El Presidente cubano Raúl Castro Ruz envió a Lula y su familia un mensaje de «afectuosa solidaridad y sentidas condolencias» por la partida física de la exprimera dama del gigante sudamericano.

El Presidente cubano Raúl Castro Ruz envió a Lula y su familia un mensaje de «afectuosa solidaridad y sentidas condolencias» por la partida física de la exprimera dama del gigante sudamericano.

«Puedo comprender como te sientes. Recibe, en nombre del pueblo, del Gobierno de Cuba y en el mío propio, nuestra afectuosa solidaridad y sentidas condolencias, que hago extensivas a la familia», afirmó Raúl al exmandatario en su misiva.

Líderes de todo el mundo expresaron sus condolencias al exmandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, por el fallecimiento de su esposa, Marisa Leticia Bocco.

el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, publicó en su cuenta de la red social Twitter, que tuvo una conversación telefónica con Lula, donde le transmitió sus «condolencias y solidaridad ante la muerte de su esposa».

También Evo Morales, presidente de Bolivia, hizo llegar su mensaje de apoyo «al hermano Lula por el fallecimiento de su señora esposa. Hoy y siempre contigo, ¡fuerza!», escribió el dignatario en Twitter.

Se conoció además que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y la vicepresidenta, Rosario Murillo, expresaron al ex mandatario «el abrazo amoroso y solidario de su familia y el pueblo nicaragüense, en este momento profundamente triste de la partida de doña Marisa».

«Sentimos profundamente tu dolor, el de tu familia, y lo compartimos, en esperanza de vida y resurrección, y como todos en el mundo, se les admira y quiere», aseguraron Ortega y Murillo.

La ex presidenta brasileña, Dilma Rousseff (2011-2016), lamentó la muerte de Marisa Leticia, la mujer de su antecesor y padrino político Lula da Silva y aseguró que «hoy es un día triste para todos los que conocimos y admiramos a doña Marisa (…) Fue la base para que Lula se pudiese dedicar en cuerpo y alma a la lucha por la construcción de un Brasil más justo, solidario y menos desigual».

Imagino que su dolor ahora es insoportable, aseguró Dilma a través de las redes sociales, pero expresó su certeza en que sabrá superar este momento difícil. «Estamos juntos presidente Lula, ahora y siempre», concluyó.

Persecución política afectó a esposa de Lula da Silva

La planificada persecución política contra el expresidente de Brasil Lula da Silva y que afectó a su esposa Marisa Leticia, afloró hoy nuevamente, durante el velorio de la exprimera dama, en Sao Paulo.

Da Silva enfrenta cinco acusaciones ligadas al megaescándalo de corrupción en Petrobras, algunas de las cuales involucraban a Marisa, motivo este último manejado como causa principal de su fallecimiento.

‘No es una exageración decir que mataron a Doña Marisa, ella fue víctima de una persecución gigantesca y no aguantó’, dijo al sitio digital Brasil de Fato, el senador del Partido de los Trabajadores (PT), Lindbergh Farias.

Según miembros de esa organización política, ese acoso judicial tiene la marcada intención de evitar que Lula se presente como candidato presidencial en 2018, misma opinión manejada por la destituida expresidenta Dilma Rousseff, que regresó de Europa para dar sus condolencias al exmandatario.

En ese sentido, Gilberto Carvalho, exjefe de gabinete de Lula y exministro de Rousseff, subrayó que desde hacía un año Marisa Leticia no tenía ninguna alegría.

‘Vivía bajo amenazas de prisión, de prisión de los hijos. Tengo la convicción de que su partida prematura está muy ligada a ese clima de odio’ aseguró.

Lula, acompañado de la plana mayor de la izquierda brasileña, rindió el último adiós a su esposa en la sede del sindicato de los Metalúrgicos, en Sao Bernardo do Campo, Sao Paulo.

Desde las primeras horas de la mañana, cientos de ciudadanos esperaban en fila en la que es considerada la cuna política de Da Silva (presidió a Brasil entre 2003-2010); la mayoría de las personas vestían la camiseta roja del PT, del exsindicalista, y portando carteles que decían ‘Lula Presidente’.

Marisa Leticia, falleció a los 66 años tras sufrir un accidente cerebrovascular el 24 de enero.

Su féretro fue colocado frente a una gran fotografía en blanco y negro de la expareja presidencial dándose un beso, sonrientes, reseña Brasil de Fato.

Vestido de negro, el líder izquierdista recibió el pésame de sus colegas de partido, que no dudaron en denunciar el año de turbulencias y sobresaltos judiciales para el exmandatario y su esposa.

El cuerpo de la exprimera dama será cremado al terminar el velorio en un acto privado para la familia.

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital