0
Publicado el 3 Febrero, 2017 por DPA en Mundo
 
 

Vuelve el Español a la Casa Blanca

En la noche del martes, 11 días después de que Trump se instalara en el 1600 de la Avenida Pensilvania de Washington, la cuenta en español de la Casa Blanca volvió a ser activada
(Foto: El Mañana)

(Foto: El Mañana)

Washington, 1 feb (dpa) – La Casa Blanca ha recuperado el español en Twitter tras la polémica por la eliminación de sus comunicaciones en esta lengua al asumir Donald Trump la presidencia de Estados Unidos.

En la noche del martes, 11 días después de que el republicano se instalara en el 1600 de la Avenida Pensilvania de Washington, la cuenta en español de la Casa Blanca volvió a ser activada.

‘¡Hola! Bienvenidos a @LaCasaBlanca! Sígannos para mantenerse al tanto de las últimas noticias sobre @POTUS Trump y de su administración!’, invitó.

El cierre de la página web en español que la Casa Blanca de Barack Obama mantuvo durante ocho años, junto a la inactivación de las cuentas en esa lengua en las redes sociales, desató una polémica nada más asumir Trump el poder el 20 de enero.

Llovía sobre mojado y aquello se interpretó como un nuevo portazo a la comunidad hispana, que con más de 55 millones de personas es la minoría más grande deÂáEstados Unidos.

La reactivación de la cuenta puede ser el primer paso hacia la recuperación por parte del equipo de Trump de las comunicaciones en la segunda lengua más hablada en el país tras el inglés.

A día de hoy sigue sin haber web de la Casa Blanca en español, pero el portavoz de Trump, Sean Spicer, aseguró hace unos días que la nueva administración está trabajando en ese tema. ‘Gracias por su interés en este tema’, apunta, en inglés, el mensaje que aparece en pantalla cuando se introduce en Internet la dirección de la web en español que existía con la administración de Obama.

De momento tampoco hay un portavoz de prensa dedicado a temas y medios hispanos como sí hubo durante los ocho años anteriores, aunque según fuentes cercanas, en la Casa Blanca se están dando pasos para nombrar uno próximamente.

Durante la campaña electoral, Trump alejó a los hispanos con sus arremetidas contra México y los mexicanos y también contra la lengua española.

Todos los candidatos republicanos de las últimas dos décadas se preocuparon por acercarse a la población hispana, pero Trump hizo lo contrario. YÂátras la victoria electoral se convirtió además en el primer presidente desde Ronald Reagan en 1988 en no incluir a un hispano en su gabinete.

La única expresión en español que el hoy presidente utilizó durante la campaña electoral fue un despectivo ‘bad hombres’ (hombres malos) para referirse, en el último debate televisado frente a Hillary Clinton, a los inmigrantes sin papeles a los que pretende deportar.

Al inicio de las primarias del Partido Republicano ya había arremetido contra Jeb Bush, uno de sus contrincantes, por hablar con frecuencia en una lengua que, según los datos del censo, utilizan como base de su comunicación casi 37,5 millones de personas en Estados Unidos.

‘Este es un país en el que hablamos inglés, no español’, espetó Trump al ex gobernador de Florida, texano de nacimiento, que vivió en México y Venezuela y quien habla un español casi perfecto gracias a ello y a que su mujer es mexicana.

Sus palabras dieron entonces alas al movimiento que presiona para hacer del inglés la lengua oficial de Estados Unidos. Porque el país, en honor a la diversidad sobre la que se erigió, carece de idioma oficial, aunque en una treintena de los 50 estados sí han salido adelante iniciativas para declarar allí la oficialidad del inglés como reacción a la expansión sin precedentes del español de la mano del aumento de la población hispana.

Según las estimaciones, en 2050 Estados Unidos habrá superado a México y tendrá el récord absoluto de hispanos: 133 millones, el 30 por ciento de la población.


DPA

 
DPA