0
Publicado el 22 Marzo, 2017 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Argentina: docentes continúan en las calles

'Luchamos por la dignidad de los trabajadores docentes y en defensa de la escuela pública', dijo en la marcha Paula González, una maestra de preescolar que dice estar convencida de que el objetivo del gobierno es a la larga desmantelar la enseñanza


Buenos Aires,ARG (AFP) – La tensión social en Argentina se agudizó el miércoles con una gran marcha docente, la tercera en tres semanas para reclamar mejoras salariales al gobierno del presidente Mauricio Macri.

‘Luchamos por la dignidad de los trabajadores docentes y en defensa de la escuela pública’, dijo en la marcha Paula González, una maestra de preescolar que dice estar convencida de que el objetivo del gobierno es a la larga desmantelar la enseñanza estatal.

Macri busca limitar al 17% los ajustes de sueldos este año para no acentuar la alta inflación que cerró en 40% en 2016, y que consultoras privadas prevén en alrededor de 25% en 2017. Esta puja ha hecho de marzo un mes de marchas multitudinarias, huelgas de hospitales y de empleados estatales y judiciales.

El jueves, el gobierno divulgó un primer índice oficial positivo para la economía: el PIB creció 0,5% en el cuarto trimestre de 2016 con respecto al tercero. ‘Pero es aún algo imperceptible en la calle como para atenuar las demandas sociales actuales’, dijo a la AFP Fausto Spotorno, economista de la consultora de Orlando Ferreres.

Estudiantes de varias provincias no han arrancado el curso escolar tras el fin del verano austral, tres semanas después de que oficialmente debía iniciarse. Macri atraviesa su peor momento desde que asumió en diciembre de 2015, aunque su popularidad aún roza el 44%.

La masiva marcha de docentes vistiendo delantales blancos, símbolo de la educación pública argentina, saturó Buenos Aires en la última jornada de una huelga nacional de 48 horas que se viene repitiendo semanalmente desde el 6 de marzo.

La leyenda ‘No caemos, nos levantamos en la escuela pública’ fue una de las más repetidas en respuesta a Macri, quien el martes se lamentó por ‘los que tienen que caer en la escuela pública’, a diferencia de los estudiantes que asisten a colegios privados.

La pelea docente se inscribe en un escenario de creciente tensión social y una batalla sin cuartel con los principales e influyentes sindicatos del país.

‘La realidad es que la educación no está bien y tenemos que corregirla’, dijo el jueves en el congreso el jefe de gabinete, Marcos Peña. ‘La cultura del paro docente fortalece la fuga hacia la escuela de gestión privada’, agregó.

Argentina parece no arrancar sumida en conflictos gremiales cuyas bases sólo acusan despidos, caída del poder adquisitivo y golpe con alzas de tarifas de los servicios básicos.

‘El sueldo de un docente es de 9.600 pesos (U$D 607) y se considera que la canasta básica para sobrevivir es de 13.000 pesos (U$D 822), cobramos debajo de lo que se exige para la línea de pobreza’, acusó Claudia Muselli, una maestra en huelga.

Como síntoma de la decepción general, Macri asistió el sábado a un programa de televisión ‘amigo’, conducido por la actriz y estrella de la pantalla chica Mirtha Legrand, una señora de 90 años que puso en apuros al mandatario y su esposa, Juliana Awada, señalándoles: ‘Yo creo que ustedes no ven la realidad’.

En tono de regaño les dijo: ‘Yo les apoyé mucho, pero yo creo que ustedes no ven la realidad, la gente está muy quejosa, con su salario no llega, subió todo muchísimo, la luz, el gas, el agua, hay negocios y teatros que están cerrando porque no pueden pagar’.

Pablo Tigani, director de la consultora Hacer, consideró que ‘la realidad es que el criterio de evaluación de un gobierno no lo construye Mirtha Legrand, sino que se establece en función del cumplimiento de los objetivos’, y en ese sentido lamentó que el gobierno no ha cumplido con sus promesas de reactivación.

La recuperación económica se retrasa pero ‘hay sectores como el agro y la energía que están viendo señales de cambios radicales’ y eso incidirá en una recuperación que se sentirá en el segundo semestre, opinó sin embargo el economista Spotorno.

Lorenzo Sigaut, economista jefe de la consultora Ecolatina, consideró por su parte que las cifras que el martes indicaron que Argentina empieza a dejar atrás recesión ‘son muy magras’.

‘Es un dato positivo pero sería apresurado decir que se sale de la recesión’, dijo. Sigaut recordó que el año empezó con nuevos aumentos que impactarán en la inflación en un escenario donde la percepción en la calle de la recuperación económica ‘siempre es el último eslabón’.

 


Prensa Latina

 
Prensa Latina