0
Publicado el 13 Abril, 2017 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Los cosmonautas en la memoria

Los mayores logros de la URSS y Rusia en el espacio

El mundo no olvidó este miércoles la proeza de los cosmonautas. Como cada año, Rusia celebró este 12 de abril el Día de la Cosmonáutica, fiesta establecida en 1962 para conmemorar el primer viaje espacial tripulado por el hombre. Precisamente el 12 de abril de 1961 el cosmonauta soviético Yuri Gagarin, a bordo de la nave espacial Vostok 1, orbitó la Tierra por primera vez. Hoy se cumplen 56 años de aquella hazaña.

Los 108 minutos que duró el vuelo al cosmos de Gagarin marcaron un antes y un después en la historia de la humanidad. Con todo, no ha sido este el único logro de la Unión Soviética y Rusia en el ámbito espacial.

El 4 de octubre de 1957, la Unión Soviética puso en órbita el primer satélite artificial alrededor de la Tierra, el Sputnik-1. El propósito del lanzamiento era realizar un estudio de la ionosfera y verificar la exactitud de ciertos cálculos y el del satélite era transmitir una señal que pudiera ser captada por cualquier radioaficionado. El dispositivo completó con éxito su misión. En honor al primer satélite artificial del mundo una llanura en la superficie del planeta Plutón fue bautizada como Sputnik Planum.

Los primeros animales en el espacio

Laika fue una perra espacial soviética que se convirtió en el primer ser vivo terrestre en orbitar la Tierra.

La llegada de animales al cosmos también es un mérito de los científicos soviéticos. La perra Laika, puesta en órbita el 3 de noviembre de 1957 por la URSS, tiene el honor de ser la pionera aunque no logró volver a la Tierra. En 1968, una tortuga enviada por las autoridades soviéticas completó el primer vuelo alrededor de la Luna. Esa vez con el final feliz: regresó exitosamente a nuestro planeta.

Primeros vuelos a otros planetas

El 14 de septiembre de 1959 la estación interplanetaria automática Luna-2 descendió por primera vez en la historia sobre la superficie del satélite de la Tierra. Posteriormente, en 1961, los científicos soviéticos mandaron otra sonda, la Venera-1, a recorrer una distancia mayor hasta llegar a Venus. A su vez, el primer intento de realizar un descenso suave en Marte fue protagonizado por la sonda soviética Mars-2 el 27 de noviembre de 1971, aunque se estrelló. Fue el primer intento de la humanidad de alcanzar el planeta rojo.

 Сosmonautas destacados

Los cosmonautas rusos (y soviéticos) son líderes en número de récords batidos en el espacio. El primer hombre en el espacio fue Yuri Gagarin; el primer paseo espacial lo realizó Alexéi Leónov; Valentina Tereshkova fue la pionera de las mujeres cosmonautas y el más joven fue Guerman Titov.

Los cosmonautas de la Unión Soviética y Rusia también ostentan varios récords en relación al tiempo de permanencia en la órbita. Guenadi Pádalka realizó un total de cinco expediciones a la Estación Espacial Internacional (EEI) pasando en órbita 878 días.

Por su parte, Valeri Poliakov tiene el récord de permanencia en el espacio. Pasó en la estación Mir (predecesora de la EEI) 437 días en los años 1994 y 1995. Allí trabajó como médico e investigador. Anatoli Soloviov sigue siendo el cosmonauta que ha protagonizado el mayor número de caminatas espaciales. Salió de la EEI un total de 16 veces. (Fuente: RT)

El vuelo Soviético-Cubano al Cosmos

Se realizó en septiembre de 1980 con el lanzamiento exitoso de la nave soviética pilotada Soyuz 38 a bordo de la cual viajaron su comandante Yuri Romanenko y el cosmonauta-investigador de la República de Cuba Arnaldo Tamayo Méndez.

Yuri Romanenko y Arnaldo Tamayo Méndez

La séptima tripulación internacional despegó el 18 de septiembre de 1980; a bordo de la nave iba el teniente-coronel Arnaldo Tamayo Méndez, cosmonauta-investigador, ciudadano de la República de Cuba. Por primera vez participaba en un vuelo espacial un representante del país socialista del hemisferio occidental. El cosmonauta cubano se dirigió a su pueblo desde la órbita circunterrestre.

Hoy Arnaldo Tamayo Méndez, sin lugar a dudas, es mucho más conocido como figura política, jefe militar y personalidad pública cubana que como piloto-cosmonauta o piloto de caza. Desde hace tiempo ostenta los grados de general, es diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, donde encabeza el grupo parlamentario de amistad con Rusia y dirige el Departamento de Relaciones Internacionales de las FAR.

El 18 de septiembre de 1980, hace casi 36 años, Arnaldo Tamayo viajó al espacio desde el cosmódromo de Baikonur en la antigua Unión Soviética, a bordo de la nave Soyuz 38.

El 18 de septiembre de 1980, hace casi 36 años, Arnaldo Tamayo viajó al espacio desde el cosmódromo de Baikonur en la antigua Unión Soviética, a bordo de la nave Soyuz 38.(impactony.com)

Como presidente de la Asociación de Amistad Cuba-Rusia, Tamayo contribuye significativamente a ampliar los nexos entre ambos países. Según ha dicho, “… la amistad entre nuestros pueblos tiene profundas raíces históricas. La labor de miles de especialistas soviéticos en Cuba le permitió a la Isla elevar el nivel de su desarrollo científico-técnico. Miles de cubanos se graduaron de los centros de educación superior soviéticos, y recibieron en ellos una formación profesional de alta calidad. La participación de ingenieros y especialistas de la esfera agrícola significó un notable aporte al desarrollo industrial del país. En la actualidad, ya en el siglo XXI, existen magníficas perspectivas para reforzar nuestra cooperación”.

Según despachos de la agencia RIA Nóvosti, para Anatoli Perminov, titular de la entidad Roscosmos, un resultado muy importante de las conversaciones ruso-cubanas en materia de utilización conjunta del espacio cósmico que tuvieron lugar en septiembre de 2008, radica “en la posibilidad de crear en la Isla, con la ayuda de Rusia, un centro espacial para procesar la información proveniente de los satélites rusos de teledetección de la superficie terrestre, así como de la información de los aparatos de navegación del sistema GLONASS”.

Perminov destacó, además, la colaboración entre los dos países en la esfera de los vuelos pilotados. No es un secreto que los especialistas cubanos tuvieron una participación activa en los trabajos de investigación científica relacionados con la compatibilidad sicológica de las tripulaciones durante los viajes de larga duración, así como en los vinculados a la adaptación sicológica del cosmonauta a las condiciones y regímenes de trabajo-descanso a bordo de las estaciones orbitales. Así las cosas, la experiencia cósmica cubana del pasado, multiplicada por los últimos logros rusos en este campo, podría ayudar a ambos países a crear la cosmonáutica del futuro. (Con información de RT  y EcuRed )


Redacción Digital

 
Redacción Digital