0
Publicado el 7 Abril, 2017 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Trump y Xi Jinping valoran positivamente su encuentro

Xi parte de Palm Beach tras 'entendimientos' con Trump en cumbre bilateral
Compartir
Trump y Xi Jingpin,

(PL)

Los presidentes de Estados Unidos y China, Donal Trump y Xi Jinping, valoraron positivamente el encuentro que ambos sostuvieron en  la localidad de Palm Beach, Florida.

Trump,  por su parte, afirmó hoy que ha sido muy interesante pasar tiempo con su homólogo chino, Xi Xinping, como parte de una reunión de dos días.

Al inicio de un almuerzo de trabajo este viernes en su residencia de Mar-a-lago, Florida, el jefe de Estado comentó que habrá más progresos hasta el final de las conversaciones, según reporte de PL

Tras una cena la víspera y los primeros diálogos entre los mandatarios y representantes de sus respectivos equipos, las partes reanudaron las sesiones conjuntas en la mañana.

Junto a Trump, participan en el encuentro los respectivos secretarios de Estado, Defensa y Tesoro, Rex Tillerson, James Mattis y Steve Mnuchin; el jefe de Gabinete, Reince Priebus; y el asesor principal y su yerno, Jared Kushner.

También están el consejero económico principal, Gary Cohn; y el estratega jefe, Stephen Bannon, entre otros funcionarios.

A juicio de Xi, quien pidió a Trump impulsar la cooperación entre sus países en inversión, infraestructura y energía, hay mil razones para activar los lazos entre China y Estados Unidos, y ningún motivo para romperlos.

La víspera, Tillerson manifestó que Trump perseguirá una relación económica justa y beneficiosa para ambas partes.

En una conferencia de prensa en Palm Beach, donde le dio la bienvenida a Xi, apuntó que la administración estadounidense quiere políticas comerciales que beneficien a los trabajadores del país.

En atención a eso, buscaremos un compromiso económico con China que priorice el bienestar del pueblo norteamericano, sostuvo.

Los interlocutores habrían intentado también hacer progresos en el área de la política exterior, expresó Tillerson, quien aludió a lo que Washington califica de amenaza nuclear por parte de la República Popular Democrática de Corea.

El presidente chino, Xi Jinping, abandonó hoy la localidad de Palm Beach (Florida, EEUU), donde sostuvo una cumbre bilateral con su homólogo estadounidense, Donald Trump, en la que se hicieron ‘tremendos progresos’. reportó EFE desde Miami.

El mandatario chino abandonó el club Mar-a-Lago, propiedad de Trump, a las 02.10 de la tarde, hora local (18.10 GMT), y diez minutos después llegó al Aeropuerto Internacional de Palm Beach.

Unas horas antes, ambos mandatarios realizaron una comparecencia ante la prensa en la que Trump aseveró que durante esta cumbre se han hecho ‘tremendos progresos’ en la relación bilateral y destacó que ‘muchos problemas potencialmente malos van a desaparecer’.

Trump y Xi, que llegaron este jueves a Palm Beach, tuvieron una agenda marcada por los problemas y desequilibrios comerciales entre ambos países y un escenario internacional complejo, que incluye las pruebas balísticas que Corea del Norte, amigo de China, está realizando.

Xi declaró que ambos líderes, junto a sus comitivas, han ‘tenido comunicaciones profundas y largas’, y han llegado a ‘muchos entendimientos comunes’ a lo largo de la cumbre, que incluyó un almuerzo de trabajo.

‘El más importante es profundizar nuestra amistad y construir una especie de confianza en el mantenimiento de la relación chino-estadounidense de trabajo y amistad’, señaló el presidente asiático.

‘Nos esforzaremos por asumir nuestra gran responsabilidad histórica de promover el desarrollo de las relaciones chino-estadounidense, crear prosperidad para los países y su pueblo, y defender la paz y la estabilidad globales’, agregó el mandatario chino.

En la jornada de hoy, la primera dama estadounidense, Melania Trump, y la esposa del presidente chino, Peng Liyuan, visitaron una escuela en Palm Beach.

La que ha sido la primera cumbre Estados Unidos-China de la era Trump ha estado marcada por el ataque lanzado por Estados Unidos contra una base aérea en Siria, sobre el que China no se ha manifestado.

 

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital