0
Publicado el 30 Mayo, 2017 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Brasil: incertidumbre y huelgas

Los dirigentes sindicales reunidos la víspera en la capital paulista pronosticaron además que la venidera huelga general será más amplia que la realizada el 28 de abril último, a la cual se estima adhirieron unos 40 millones de brasileños
bRASIL, HUELGA GENERAL.

(Foto: LIT-CI)

Brasilia, 30 may.- El Indicador de de la economía brasileña aumentó 9,3 puntos en mayo, tras las denuncias de obstrucción de la justicia y corrupción que pesan sobre el presidente Michel Temer, reconoció hoy la Fundación Getulio Vargas.

Un informe del Instituto Brasileño de Economía de esa institución precisa que el mencionado índice pasó de 118,8 puntos en abril a 128,1 en mayo, revirtiendo una tendencia a la baja que venía registrándose en los últimos meses.

Según el economista Pedro Costa Ferreira el cambio de trayectoria puede atribuirse casi totalmente a la crisis política desencadenada por la divulgación de la conversación con Temer grabada por el empresario Joesley Batista, en la cual el gobernante avala el pago de sobornos para mantener callado al exlíder parlamentario Eduardo Cunha.

“La política genera ”, señaló Costa Ferreira, quien de acuerdo con la Agencia Brasil atribuyó esa relación directa a la conexión que especialistas establecen entre la aprobación de las reformas impulsadas por Temer, principalmente la del sistema de pensiones, y la estabilización de la economía.

Por otra parte, representantes de nueve centrales sindicales eñas confirmaron la realización, a fines de junio próximo, de una nueva huelga general contra las proyectadas reformas laboral y del sistema de pensiones que impulsa el gobierno de Michel Temer.

La fecha del paro masivo será definida la semana entrante en Sao Paulo, cuando tendrá lugar un nuevo encuentro entre los sindicalistas para determinar también la duración de la medida de fuerza.

Aunque algunos defienden la idea de parar por 48 horas, lo más probable es que la huelga dure solo un día, dijo la Red Actual, según la cual el paro deberá desarrollarse entre el 24 y el 30 de junio.

Los dirigentes sindicales reunidos la víspera en la capital paulista pronosticaron además que la venidera huelga general será más amplia que la realizada el 28 de abril último, a la cual se estima adhirieron unos 40 millones de eños.(PL)


Prensa Latina

 
Prensa Latina