0
Publicado el 11 Mayo, 2017 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

AZERBAIYÁN

El Salvador de un Pueblo

La Embajada de la República de Azerbaiyán dictó una conferencia magistral dedicada a un nuevo aniversario del natalicio del líder nacional Heydar Aliyev

 

El líder nacional azerbaiyano, Heydar Aliyev, nació el 10 de mayo de 1923, en la ciudad de Najichevan. (ECURED)

El líder nacional azerbaiyano, Heydar Aliyev, nació el 10 de mayo de 1923, en la ciudad de Najichevan. (ECURED)

Por MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

En momentos en que la humanidad atraviesa uno de sus periodos más beligerantes, dada las tensiones en varios puntos del Planeta, de una parte por los apetitos imperiales de siempre, y también por el auge del terrorismo, se impone recordar de manera honorable a todos aquellos pueblos que contribuyeron a la derrota del fascismo alemán y japonés en 1945.

En esa línea de gratitud decidió moverse la embajada de Azerbaiyán en Cuba, muy particularmente por la convocatoria para recordar una fecha de tan alta significación, lanzada por el jefe de la misión en Cuba, de esa nación que bordea el mar Caspio, y también su encargado de Negocios en la Habana, el excelentísimo señor, Javanshir Salehov.

El 9 de Mayo marca el final de la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, para la entonces Unión Soviética, URSS, fue el día de la Victoria en la Gran Guerra Patria. Cuando la cinematografía occidental ha pretendido desconocer la enorme hazaña del pueblo soviético, con su amplia representación de nacionalidades, existe una marcada decisión de esos pueblos de no olvidar el pasado. Sabido es que quien desestima su historia pierde el rumbo de su camino.

En la contienda mencionada más de 600 mil azerbaiyanos dieron su vida por la libertad, y además esa ex república de la URSS contribuyó con el suministro del 80 por ciento de petróleo, necesario para la industria alimentaria y armamentística. Hubo un hombre que contribuyó altamente a que ese legado nacional no fuera desdeñado, se trata de Heydar Aliyev, líder nacional del pueblo azerbaiyano.

Un símbolo de dignidad, entrega y trabajo

Su vida está muy relacionada con todos los avances políticos, económicos y culturales del país asiático. Hay quien dice incluso que sería difícil imaginar el porvenir nacional moderno azerbaiyano si este dirigente de tremenda estatura ética y moral no hubiera tomado las riendas del poder. Aliyev, creció en el seno de una familia obrera, el 10 de mayo de 1923, en la ciudad de Najichevan de Azerbaiyán.

Empezó su carrera profesional en 1941 como jefe del Departamento del Comisariado del Pueblo de Asuntos Interiores de la República Autónoma Socialista Soviética de Najichevan (RASS de Najichevan).  En 1950,  recibió formación en la Escuela del Ministerio de Seguridad Estatal de la URSS (San-Petersburgo). Pero también supo en carne propia lo que es la crueldad de la Segunda Guerra Mundial al ser el mismo uno de sus soldados más valientes.

Este destacado político tuvo, tal como narró el Jefe de la Misión de Azerbaiyán en Cuba en la Casa de las Américas, una prolífica trayectoria. En 1967, fue nombrado presidente del Comité de Seguridad Estatal. Se le otorgó el rango  de General. En junio de 1969,  Heydar Alíyev fue elegido primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Azerbaiyán. Y en diciembre de 1982  fue nombrado miembro del Buró Político del Comité Central del PCUS (máxima instancia del Partido Comunista soviético), vicepresidente del Consejo de Ministros de la URSS y llegó a ser uno de los dirigentes de la URSS.

Durante veinte años consecutivos Alíyev fue diputado del Soviet Supremo de la URSS y durante cinco años – vicepresidente del Soviet Supremo de la URSS. Pero cuando en los años 80 del pasado Siglo, el secretario general del  Comité Central del PCUS, Mijail Gorbachov, comenzó a implementar la perestroika con el consiguiente derrumbe de la URSS, en momentos en que gobernaba Boris Yeltsin, producto de un golpe de estado. De ahí también empezó una etapa dolorosa para Azerbaiyán. Entonces, en octubre de 1987, Heydar Alíyev presentó la dimisión en protesta contra la política destructiva de esos políticos oportunistas.

Y sucedió una tragedia espantosa e impensable: el 20 de enero de 1990, el propio ejército soviético reprimió una pacífica manifestación de azerbaiyanos. Aliyev  alzó su enérgica voz en protesta. Ese mismo año fue elegido diputado del Soviet Supremo de Azerbaiyán. En los años 1991-1993 fue elegido presidente de la Asamblea Suprema de la República Autónoma de Najichevan. Y en  la primavera de 1993, con una crisis de gobierno y el peligro de una guerra civil a partir del colapso del sistema estatal,  Aliyev según Resolución de la Asamblea Nacional, comenzó a cumplir los deberes como Presidente de la República de Azerbaiyán, siendo elegido Presidente del país el 3 de Octubre de 1993.

Javanshir Salehov, Jefe de la Misión de Azerbaiyán en Cuba, reafirmó este 9 de mayo en La Habana la voluntad política de su nación con la paz (FOTO DE LA AUTORA)

Javanshir Salehov, Jefe de la Misión de Azerbaiyán en Cuba, reafirmó este 9 de mayo en La Habana la voluntad política de su nación con la paz (FOTO DE LA AUTORA)

Por eso muchos analistas y el propio Jefe de la Misión de Azerbaiyán en Cuba, aseguran que con su vuelta al poder, la situación cambió radicalmente: fueron tomadas medidas para la formación del Ejército. Dentro de este fueron realizadas las reformas estructurales que comprendían cursos de perfeccionamiento político y profesional para los cuerpos militares.

En un corto período de tiempo este hombre de origen humilde y apegado a sus raíces, consiguió  acabar con el caos y reformar el país. Bajo su dirección, en 1994, el Gobierno firmó el Contrato del Siglo para la explotación de los yacimientos  petrolíferos, lo que fue decisivo a la hora de asegurar el desarrollo de la industria y el saneamiento de la economía. Este convenio, la estabilidad política, las reformas económicas y la inversión en la cultura, tienen su indeleble huella.

Conflicto de Nagorno-Karabaj

En  la primavera de 1993, la República de Azerbaiyán independiente estaba en condiciones de guerra con la República de Armenia. Los armenios, que en varias etapas de la historia ya habían anexionado una parte del territorio azerbaiyano, junto con otras fuerzas, anhelaban dividir el país y arrebatarle su soberanía. De manera que un día ocurrió lo que tantas veces se había denunciado en tribunas internacionales: las Fuerzas Armadas armenias ocuparon el 20 por ciento del territorio azerbaiyano, por lo cual más de un millón de personas se convirtieron en  refugiados y desplazados internos; diez mil personas fallecieron.

Desde la década del 90 del Siglo XX, está en marcha la vigilancia del Grupo de Minsk de la OSCE, copresidido por Rusia, Estados Unidos y Francia, sobre el conflicto en Karabaj. Además, Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Alemania, Italia, Suecia, Finlandia y Turquía forman parte de la entidad. En 1994 un acuerdo multilateral sobre el fin de las hostilidades fue firmado tras negociaciones en la capital de Kirguistán, Biskek, y en ese resultado tuvo mucho que ver Aliyev.

El tratado, suscrito por los representantes de Azerbaiyán, Armenia, fue negociado con la participación de los intermediarios: Estados Unidos, Francia, Rusia,  y la Asamblea Interparlamentaria de la Comunidad de Estados Independientes (CEI). Desde 1994 los presidentes armenio y azerbaiyano participan en las reuniones regulares sobre el arreglo del conflicto. Las negociaciones se llevan en confidencialidad. Sin embargo, se sabe que el proceso se basa en los denominados Principios de Madrid, presentados en 2007 en la capital española, y entregados por la OSCE a las partes del conflicto en 2010.

El 2 de abril de 2016, Armenia y Azerbaiyán denunciaron la escalada del conflicto en Nagorno Karabaj, acusándose mutuamente de haber infringido la tregua vigente desde 1994. Tras 4 días de combates, un alto el fuego fue acordado por los Estados Mayores armenio y azerbaiyano.

En ese sentido el excelentísimo señor, Javanshir Salehov, Jefe de la Misión de Azerbaiyán en Cuba, reafirmó este 9 de mayo en La Habana la voluntad política de su nación con la paz, pues a pesar del  dolor de tener bajo ocupación militar el 20 por ciento de su territorio, el pueblo azerbaiyano y sus máximas autoridades desean una solución favorable en el marco de la legalidad internacional, por el bien de la región y el mundo. En el cultivo de esta actitud está la impronta de Heydar Aliyev, Presidente histórico de la República de Azerbaiyán.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda