0
Publicado el 4 Mayo, 2017 por ACN en Mundo
 
 

Guantánamo

Seminario en Cuba une a antibelicistas del mundo

Unas 248 voces de 32 países de todos los continentes, incluidas islas del Pacífico como Kiribati, hicieron una larga travesía para asistir a esta cita bienal

Silvio Platero en la apertura. Foto: Lorenzo Crespo Silveira/Periódico Venceremos

Yaimara Villaverde Marcé

Guantánamo, 4 may (ACN) El V Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras es desde Cuba un compromiso de quienes en el mundo se oponen a las guerras, coincidieron hoy en Guantánamo los más de 240 pacifistas de los cinco continentes asistentes evento.

Silvio Platero Yrola, Presidente del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, unas de las instituciones auspiciadoras de la cita, tuvo a su cargo las palabras inaugurales y de bienvenida, y agradeció a la provincia de Guantánamo por ratificar la sede del evento aún en medio de su esfuerzo recuperativo tras el azote del huracán Matthew, en octubre último.

Cuba es un país de paz -dijo el académico- y reiteró que es la única nación donde el pueblo y gobierno rechazan de conjunto la presencia en su suelo de un enclave naval yanqui, y por tanto es ideal escenario para que activistas de todo el orbe denuncien lo aberrante de la diseminación por el mundo de instalaciones de ese tipo, violatorias de la soberanía de las naciones.

Su proliferación y empleo –argumentó- se inserta en la reconfiguración geopolítica mundial que Estados Unidos y sus aliados de la OTAN pretenden imponer con el propósito de afianzar su dominación a escala planetaria, circunstancia en que resulta imprescindible que los pueblos amantes de la concordia fortalezcan la unidad de acción contra esas pretensiones.

Platero Yrola se refirió además a la seria amenaza actual de la paz en la región latinoamericana y caribeña, por las arremetidas imperialistas en contubernio con las oligarquías locales, que se esfuerzan por revertir los progresos sociales logrados durante más de una década en varios países de la región.

La brutal agresión política, económica y mediática contra la Venezuela bolivariana, su gobierno y el Presidente Nicolás Maduro, es una prueba fehaciente de esos empeños contrarrevolucionarios a los que se oponen las fuerzas amantes de la paz y del progreso social tanto en la propia Venezuela, como en nuestra región y en resto del mundo, enfatizó.

Coincidieron los presentes que en este contexto adquiere renovada vigencia la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz, aprobada por todos los Jefes de Estado y de gobierno en la II Cumbre de la CELAC efectuada en La Habana en el 2014.

Además concordaron en que el seminario en Guantánamo será nuevamente escenario propicio para avanzar en los justos propósitos, y del resultado de sus sesiones y deliberaciones el movimiento pacifista global saldrá mucho más fortalecido.

Unas 248 voces de 32 países de todos los continentes, incluidas islas del Pacífico como Kiribati, hicieron una larga travesía para asistir a esta cita bienal, que hasta el sábado próximo fortalecerá las expresiones de solidaridad con Cuba, y sobre todo fomentará acciones en pro de la concordia internacional, y del cese de las guerras y las políticas injerencistas del imperialismo.

Presidieron la apertura hoy, en la guantanamera Universidad de Medicina, José Ramón Balaguer, jefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y María Do Socorro Gomes, presidenta del Consejo Mundial por la Paz – quienes intervinieron con sendos discursos-; así como también autoridades políticas y del gobierno local.


ACN

 
ACN