0
Publicado el 28 Junio, 2017 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Amenaza gobierno británico vetar autonomía de Irlanda del Norte

El PUD y el Sinn Féin tienen hasta la tarde de este jueves para responder al ultimátum lanzado por el ejecutivo británico para nombrar a un ministro y viceministro principal, del poder compartido entre protestantes y católicos
Londres amenaza con suspender la autonomía si no hay pacto en Irlanda del Norte. (Foto: images.teinteresa.es)

Londres amenaza con suspender la autonomía si no hay pacto en Irlanda del Norte. (Foto: images.teinteresa.es)

Londres, 28 jun (PL) El ministro británico para Irlanda del Norte, James Brokenshire, planteó hoy la opción de suspender la autonomía de esa región si los partidos locales no llegan a un acuerdo para formar gobierno.

En declaraciones ante el Parlamento, Brokenshire advirtió que el fracaso en las negociaciones entre el Partido Unionista Democrático (PUD) y el nacionalista Sinn Féin tendrá consecuencias ‘profundas y serias’ para ese territorio.

El represente del gobierno de la primera ministra Theresa May consideró la propuesta de que esa nación del Reino Unido sea gobernada desde Londres o de convocar nuevamente a elecciones, a solo cuatro meses de la última cita ante las urnas en esa región.

El PUD y el Sinn Féin tienen hasta la tarde de este jueves para responder al ultimátum lanzado por el ejecutivo británico para nombrar a un ministro y viceministro principal, del poder compartido entre protestantes y católicos.

Sin embargo, varios expertos apuntan que la demorada concertación de un pacto se debe a diferencias medulares en las propuestas de cada afiliación.

Los nacionalistas acusan a los unionistas de oponerse a legislaciones que protejan al idioma gaélico, así como exigen la permisión del matrimonio homosexual.

Los dos partidos también discrepan en cuanto a los mecanismos para investigar los crímenes realizados durante el conflicto armado que sufrió esa nación del Reino Unido por más de 30 años, el cual finalizó en 1998 con los llamados Acuerdos de Viernes Santo.

De igual forma, el Sinn Féin se niega a compartir gobierno con la líder del PUD, Arlene Foster, mientras se investiga un caso de corrupción en el que supuestamente estuvo involucrada cuando fue ministra de Energías Renovables en la pasada legislatura.

Ante esas acusaciones, los unionistas alegan que los republicanos ‘dramatizan la situación’, aunque insinuaron que podrían conceder ciertos reclamos si la oposición elimina el veto a Foster y se llega a un acuerdo antes de la fecha límite.

Sobre el tema, el jefe negociador del PUD, Edwin Poots, insistió en la prioridad de formar un ejecutivo norirlandés para comenzar a ‘distribuir el dinero’ que su formación política recibió del gobierno de Londres, luego de la alianza firmada en días recientes entre conservadores y unionistas.


Prensa Latina

 
Prensa Latina