1
Publicado el 27 Junio, 2017 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Las armas se cambiaron por las palabras, la paz es para el pueblo colombiano(+fotos)

'Quedan aún deberes recíprocos que ustedes y el Estado tenemos que cumplir para que este acuerdo de paz que hemos alcanzado se traduzca en una paz justa, estable y duradera para nosotros y todas las generaciones por venir', dijo Santos, 'Resulta lamentable que buena parte de los guerrilleros, milicianos, simpatizantes o acusados de pertenecer a nuestras filas permanezcan en prisión a seis meses de expedición de una ley de amnistía o indulto que les garantizaba su libertad en 10 días', precisó Timochenko
Presidencia acto paz Colombia.

(Foto: Twitter)

Mesetas (Colombia), 27 jun.-El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el máximo jefe de las FARC-EP, Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, dieron por cerrado hoy el conflicto armado de más de medio siglo, en un acto en el que esa guerrilla completó de manera simbólica su proceso de dejación de armas.

‘Hoy 27 de junio para mí y creo que para la inmensa mayoría de los colombianos es un día muy especial -dijo Santos-, un día que jamás olvidaremos, ­el día en que las armas se cambiaron por las palabras!’, manifestó Santos en el acto celebrado en la zona veredal transitoria de normalización (ZVTN) de Buenavista, en el municipio de Mesetas, centro del país.

El mandatario afirmó que la dejación de armas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es ‘la mejor noticia para Colombia en los últimos 50 años’.

‘No somos más un pueblo enfrentado entre sí, no somos más una historia de dolor y de muerte en el planeta, somos un solo pueblo y una sola nación avanzando hacia el futuro dentro del cauce bendito de la democracia’, afirmó el presidente.

Habla el presidente de Colombia Juan Manuel Santos.

(Foto: mision onu)

El jefe de Estado añadió que el país está hoy emocionado al constatar ‘el fin de esta guerra absurda que no sólo duró más de cinco décadas’, sino que dejó más de ocho millones de víctimas, entre ellas ‘más 220.000 compatriotas muertos’.

‘Lo que celebramos hoy los colombianos es que armas que alguna vez se levantaron para atacarnos entre nosotros serán guardadas y selladas en contenedores a cargo de las Naciones Unidas’, agregó el presidente y Premio Nobel de .

Santos tomó la palabra al máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, cuando en su discurso este dio el adiós a las armas, al tiempo que pidió que a partir de hoy ‘debe cesar toda persecución política en Colombia’.

‘En adelante, como usted lo ha dicho, esa -su palabra- será su única arma’, manifestó.

Acreditación de los miembros de las FARC-EP en la vida civil. (Foto Twitter misión ONU)

Acreditación de los miembros de las FARC-EP en la vida civil. (Foto Twitter misión ONU)

El presidente añadió: ‘Quedan aún deberes recíprocos que ustedes y el Estado tenemos que cumplir para que este acuerdo de que hemos alcanzado se traduzca en una justa, estable y duradera para nosotros y todas las generaciones por venir’.

Para Santos, la dejación de las armas de las FARC ‘es el símbolo del nuevo país que podemos ser y estamos comenzando a ser, un país donde las oportunidades lleguen a todos los colombianos’, en especial aquellos de las zonas más apartadas, ‘donde el Estado no podía llegar por causa del conflicto armado’.

‘Estemos a la altura de la que hemos logrado. Estemos a la altura de los sueños de nuestros hijos, que hoy nos miran con ojos de esperanza. Estemos a la altura de la historia. No dejemos perder este momento, ni este logro que es de todos, de todos los colombianos’, concluyó el presidente.

Habla el máximo jefe de las FARC-EP, Rodrigo Londoño, 'Timochenko'. (Foto: Twitter)

Habla el máximo jefe de las FARC-EP, Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’. (Foto: Twitter)

Por su parte, el máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, cerró hoy con un emocionado ‘adiós a las armas, adiós a la guerra’ el proceso de dejación de armas de la guerrilla más antigua del continente, que firmó un acuerdo de con el Gobierno colombiano en noviembre pasado.

‘Adiós a las armas, adiós a la guerra, bienvenida la ‘, afirmó ‘Timochenko’ en su intervención en un acto celebrado en la zona de Mesetas, localidad del departamento del Meta, que concluyó en medio de una ovación y con la liberación de mariposas amarillas de la obra del Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez.

‘Timochenko’, vestido con una camisa guayabera azul y una gorra, aseguró que esa guerrilla entra hoy en una nueva etapa, en la legalidad, tras dejar las armas que durante más de medio siglo empuñaron contra el Estado colombiano.

Santos, Representante ONU, Timochenko.

(Foto: Twitter)

‘Este día no termina la existencia de las FARC, en realidad a lo que ponemos fin es a nuestro alzamiento armado de 53 años pues seguiremos existiendo como un movimiento de carácter legal y democrático que desarrollará su accionar ideológico, político, organizativo y propagandístico por vías exclusivamente legales, sin armas y pacíficamente’, resaltó.

Recordó que ‘la guerra interna nació del cierre de las vías legales’ y que ‘la significa que la participación política estará abierta a todos’.

El líder rebelde consideró además que la dejación de armas se cumplió de ‘conformidad con lo pactado’ y aseguró que estas quedan en manos de la ONU, que procederá a su destrucción y a la posterior elaboración de tres monumentos que serán instalados en un sitio por determinar en Colombia, en La Habana y en Nueva York.

‘Honramos así nuestra palabra y esperamos así, junto con todos ustedes, que el Estado cumpla la suya’, afirmó Londoño, quien pidió que ‘a partir de hoy debe cesar toda persecución política en Colombia’.

Igualmente consideró que los acuerdos de ‘no son para las FARC, son para el pueblo colombiano’ y anticipó que en adelante su lucha ‘se encaminará a exigir la implementación de lo acordado’, de ‘modo pacífico y civilizado’.

Entrega de armas. (Foto: TeleSur)

Entrega de armas. (Foto: TeleSur)

‘Sabemos que nuestro cumplimiento nos llena de autoridad para exigir de la contraparte (el Estado). Sentimos que Colombia nos acompañará’, agregó ‘Timochenko’, quien advirtió que ‘las trágicas experiencias del pasado no podrán repetirse’, en referencia al asesinato en épocas anteriores, de guerrilleros que depusieron las armas.

En ese contexto, señaló que es este el momento para expresar su ‘preocupación por la negligencia estatal en la honra de su palabra’, y denunció que en la actualidad ‘los asesinatos de dirigentes populares no se detienen, mientras crece la amenaza paramilitar en todo el país’.

‘La muerte alcanza ya a guerrilleros y milicianos amnistiados o indultados y son ya varios los casos de familiares de estos también que han sido asesinados’, alertó.

Puso de presente que ‘la actuación estatal debe ser inmediata’ y ‘nada justifica su demora’.

‘Resulta lamentable que buena parte de los guerrilleros, milicianos, simpatizantes o acusados de pertenecer a nuestras filas permanezcan en prisión a seis meses de expedición de una ley de amnistía o indulto que les garantizaba su libertad en 10 días’, criticó. (Con información de EFE)


Redacción Digital

 
Redacción Digital