0
Publicado el 27 Junio, 2017 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Temer dice ser víctima de una infamia política y descalifica denuncia

Temer alegó que la declaración la hacía también en defensa de la institución Presidencia de la República y afirmó: “no sé cómo Dios me colocó aquí”, olvidando que fue como resultado del golpe parlamentario-judicial contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff urdido junto a Eduardo Cunha

(nacion.com)

Brasilia, 27 jun (PL) Acusado de corrupción pasiva e investigado por presunta obstrucción de la justicia, el presidente brasileño, Michel Temer, afirmó hoy ser víctima de una infamia de naturaleza política y descalificó la denuncia de la Procuraduría General de la Repúbica (PGR).

En lo que catalogó como una declaración esclarecedora, el ocupante del Palacio de Planalto manifestó que se veía en la obligación de hacerla para responder al “ataque injurioso, indigno e infame” contra su dignidad personal lanzado por el titular de la PGR, Rodrigo Janot, al denunciarlo sin que –según su apreciación- existan pruebas.

Percibo que reinventaron el Código Penal e incluyeron una nueva categoría: la denuncia por hilación, afirmó Temer antes de advertir que “eso abre un precedente peligrosísimo en nuestro Derecho” al permitir sacar las más variadas conclusiones sobre personas de bien.

El gobernante insistió en que no existen pruebas que lo incriminen y acusó a los procuradores de crear una trama de novela. La denuncia, reiteró, es una ficción que solo busca revancha, destrucción y venganza; “es un atentado contra nuestro país”, resumió.

Casi al final de su intervención, Temer alegó que la declaración la hacía también en defensa de la institución Presidencia de la República y afirmó que “no sé cómo Dios me colocó aquí”, olvidando que fue como resultado del golpe parlamentario-judicial contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff urdido junto a Eduardo Cunha.

Una grabación hecha por el propietario del frigorífico JBS Joesley Batista y dada a conocer en mayo sumió a Temer en una profunda crisis política, al develar que este útimo avaló el pago de sobornos para comprar el silencio de Cunha, extitular de la Cámara de Diputados y artífice del proceso de impeachment contra Rousseff.

El audio, considerado hoy por Temer como una prueba ilícita, reveló además que Temer indicó a su exasesor especial y exdiputado federal Rodrigo Rocha Loures para mediar ante el Gobierno y la Cámara en los asuntos de interés de la JBS.

Rocha Loures fue filmado por la Policía Federal, poco después de la entrevista entre Temer y Batista, cuando recibía una maleta con medio millón de reales que habría sido enviada por el empresario; un pago que, según se conoció, sería realizado semanalmente durante 20 años como propina.

La denuncia por corrupción pasiva presentada ayer por Janot al ministro de la Corte Supema Edson Fachin se sustenta, entre otros aspectos, en el hecho de que, valiéndose de su condición de jefe del Poder Eejecutivo, Temer utilizara a Rocha Loures como intermediario para recibir ventajas indebidas de la JBS.


Prensa Latina

 
Prensa Latina