0
Publicado el 22 Junio, 2017 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Venezuela no olvida a Fabricio Ojeda

Aunque las fuerzas represoras trataron de presentar el caso como un 'suicidio', existen evidencias que el joven revolucionario de 37 años fue asesinado por sus verdugos

(prensa-latina.cu)

El pueblo revolucionario de Venezuela marchó este miércoles hacia el Panteón Nacional para rendir homenaje al luchador social Fabricio Ojeda, en el aniversario 51 de su asesinato.

En la concentración, el dirigente revolucionario Jorge Rodríguez instó a preservar la memoria histórica para no cometer los errores del pasado y a no dar la oportunidad a sectores violento que asuman el poder político. Recordó que los gobiernos de derecha se caracterizaron por el asesinato, la tortura y desaparición física de líderes estudiantiles, obreros, campesinos y políticos. También señaló que Fabricio Ojeda representa un ejemplo de lealtad a la historia, a la vida, al pueblo y a los caminos revolucionarios para impulsar transformaciones sociales.

En tanto, José Alcalá, nieto del luchador social, destacó que gracias al comandante Hugo Chávez y al presidente Nicolás Maduro la memoria de Fabricio Ojeda se mantiene vigente en el país. Lamentó la postura de la Fiscal General Luisa Ortega al lado de los grupos violentos de la oposición, olvidando sus obligaciones con la juticia y en la Comisión de la Verdad. Aseguró que la ultraderecha intenta que el pueblo no asista a las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente el 30 de julio para así llevarlo a un callejón sin salida. ‘La derecha fascista quiere evitar que Venezuela surja, (…) quiere que el pueblo siga trabajándole a empresas privadas, y que no se organicen las comunas, buscan la violencia para generar caos en el país’, expresó ante miles de venezolanos.

En la movilización por el Día de los Mártires de la Revolución Venezolana también se rememoraron a las víctimas de los disturbios callejeros promovidos por sectores de la oposición desde abril, que han dejado más de 70 muertos y mil 300 heridos.

¿QUIÉN FUE FABRICIO OJEDA?

Ojeda nació el 6 de febrero en 1929 en Boconó, estado Trujillo, y en su juventud se desempeñó como reportero del periódico El Nacional, en tiempos de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Fabricio Ojeda. (Foto: Psuv)

Fabricio Ojeda. (Foto: Psuv)

Militante fundador de la URD, Ojeda se convierte en diputado en 1958, y desde el Congreso venezolano expresa su solidaridad con el triunfo de la Revolución cubana, en 1959.

El 30 de junio de 1962 renuncia al Congreso y marcha a la cordillera de los Andes a organizar un frente guerrillero, identificado como Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).

A finales de este año y luego de una serie de enfrentamientos con las fuerzas gubernamentales, Fabricio Ojeda es detenido y llevado a la prisión de Trujillo, de donde lograr escapar.

Se reincorpora al frente guerrillero José Antonio Páez donde es nombrado comandante, y desde las montañas mantiene correspondencia con los combatientes Douglas Bravo y Argimiro Gabaldón, con quienes planifica la reorganización del FALN y la creación de un partido marxista-leninista, a partir de sus divergencias ideológicas y políticas con los líderes del Partido Comunista de Venezuela de esa época.

En 1966, trabaja arduamente en la creación del Partido de la Revolución Venezolana (PRV), y el 21, 22 y 23 de abril participa en el histórico pleno donde es nombrado como presidente del Frente de Liberación Nacional (FLN-FALN), con el apoyo de los frentes guerrilleros, las Unidad Táctica de Combate urbanas (UTC) y un grupo de militantes del PCV.

El 20 de junio de 1966, Fabricio Ojeda es detenido por el Servicio de Información de las Fuerzas Armadas (SIFA), en La Guaira, estado Vargas, junto a su compañera Anayansi Jiménez, y un día después apareció ahorcado en su celda, en muy extrañas circunstancias.

Aunque las fuerzas represoras trataron de presentar el caso como un ‘suicidio’, existen evidencias que el joven revolucionario de 37 años fue asesinado por sus verdugos.

El pasado 23 de enero de 2017, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, confirió a Fabricio Ojeda, post mortem, la Orden Libertadores y Libertadoras de Venezuela en su primera clase, y sus restos mortales fueron trasladados al Panteón Nacional, en Caracas. (Prensa Latina)


Redacción Digital

 
Redacción Digital