0
Publicado el 12 Julio, 2017 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Consorcio yanqui Citibank agrede a venezolanos

Citibank es uno de los canales de Estados Unidos para fabricar una falsa imagen de supuesta escasez de efectivo de Venezuela para hacer frente a la deuda externa, con el objetivo de afectar la producción petrolera de la nación sudamericana
EEUU agrede a Venezuela.

(prensa-latina.cu)

Caracas, 12 jul (PL) Gabriel Manzano y Tatiana Low, los agresores del diplomático venezolano Rafael Ramírez, ocupan cargos ejecutivos en el consorcio estadounidense Citibank, señalado como uno de los principales actores en la guerra financiera contra Venezuela, divulgó hoy un medio alternativo.

Ramírez, actual embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), denunció recientemente que dos sujetos agredieron a varios miembros de su familia en la ciudad de Nueva York, recordó el portal web La Tabla.

De acuerdo con el medio noticioso, que tuvo acceso a los perfiles profesionales de los agresores, ambos laboran en la dependencia de Citibank en Perú ; Manzano, venezolano de origen, como jefe de mercados y tesorero, y su esposa Low, oriunda de Colombia, es vicepresidenta en el área de Custodia y Compensación.

Rememoró La Tabla que Citibank es uno de los canales de Estados Unidos para fabricar una falsa imagen de supuesta escasez de efectivo de Venezuela para hacer frente a la deuda externa, con el objetivo de afectar la producción petrolera de la nación sudamericana.

Citibank es uno de los canales de EEUU para fabricar una falsa imagen de supuesta escasez de efectivo de Venezuela 

Fabricar esa situación artificial para cerrar el financiamiento de la explotación petrolera, es el plan que Washington se ha planteado como parte de su estrategia de provocar un colapso del gobierno de Nicolás Maduro, precisó en un artículo.

Como parte de esa guerra no convencional, Citibank cerró en el 2016 las cuentas de Venezuela en esa institución financiera, lo que implicó también el cese del servicio como agente pagador de los bonos de Petróleos de Venezuela S. A.(PDVSA) que vencían a finales de ese año.

Dicha decisión se tomó cuatro días después del fracaso de una movilización de protesta convocada por la oposición en Caracas, la capital, y a poco más de una semana de que el jefe del Comando Sur, almirante Kurt Tidd, convocara a un encuentro en el balneario norteamericano de Miami con expertos en finanzas para analizar qué sucedería si Venezuela se quedara sin dinero, señaló el medio alternativo.


Prensa Latina

 
Prensa Latina