0
Publicado el 9 Julio, 2017 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Iraq expulsa al Ejército Islámico de Mosul

elmundo.es

Bagdad, 9 jul (PL) Iraq proclamó oficialmente hoy la liberación de Mosul mientras los terroristas del Estado Islámico (EI) están en desbandada ante el avance de las tropas gubernamentales, pero el mando militar estadounidense matizó que el triunfo ”es inminente”.

La oficina del primer ministro de Iraq, Haider Al-Abadi, anunció este domingo que, en su condición de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, ‘arribó en la ciudad liberada de Mosul y felicitó a los heroicos combatientes y al pueblo iraquí por la gran victoria’.

El viaje de Al-Abadi a Mosul, que el EI convirtió en junio de 2014 en la capital iraquí de su autoproclamado califato islámico en este país y en Siria, desató el júbilo de los policías federales y soldados que agitaban banderas, danzaban y se fundían en abrazos haciendo la ‘V’ de la victoria.

Rodeado de guardaespaldas y fuertes medidas de seguridad, el jefe del ejecutivo iraquí dedicó palabras de aliento a los efectivos presentes en la segunda ciudad de Iraq y capital de la provincia norte de Nínive, advirtiéndoles que la batalla contra los extremistas todavía continúa.

Entretanto, fuentes militares de la alianza internacional que encabeza Estados Unidos señalaron que la derrota del DAESH, acrónimo árabe de EI, en Mosul será la mayor sufrida en tres años de guerra contra el califato, pero insistieron en que ‘el anuncio (de la victoria) es inminente’.

Interrogado por periodistas occidentales, el general de brigada norteamericano Robert Sofge señaló que ‘no deseo especular si es hoy o mañana, pero pienso que va a ocurrir muy pronto’.

Mientras carros blindados del Ejército recorrían calles llenas de escombros de edificios destruidos durante la ofensiva, muchos terroristas caían abatidos o eran arrestados cuando intentaban escapar de la urbe con sus barbas afeitadas para pasar inadvertidos entre los civiles.

Unos se rasuraron y cambiaron sus ropas para huir, otros -incluida una mujer que llevaba un niño en brazos, según reportó el canal Al-Mawsleya TV- se adosaron cinturones o chalecos explosivos y se inmolaron cuando los efectivos gubernamentales se acercaban a ellos, relataron varios oficiales.

Algunos yihadistas prometieron resistir ‘hasta morir’ y seguían atrincherados en una área de apenas dos cuadras en una parte de la Ciudad Vieja aledaña a la ribera derecha del río Tigris, pero la Policía Federal minimizó su impacto y los describió como gente desesperadas por el revés.

El Servicio Antiterrorista, una fuerza de élite que ha sido clave junto con la Policía Federal en la derrota del DAESH, afirmó que los terroristas ahora sólo controlan una banda de territorio de 100-150 metros de profundidad y unos 300 de ancho, pero sin ninguna posibilidad de evadirse.

La publicación digital Shafaaq News citó fuentes de seguridad que aseveraron que las tropas dominaron el 50 por ciento de las regiones de Qleyat y Shahwan, las últimas en manos del EI cerca del río Tigris, y mostró un mapa de la Célula de Prensa de Guerra del Ministerio de Defensa.

Según esa instancia, 30 miembros del DAESH murieron mientras trataban de salir del oeste de Mosul cruzando el Tigris hacia la parte oriental, y el sábado otros 35 perecieron y seis fueron capturados en la misma ruta.

Aunque reconoció que todavía queda mucha batalla para su eliminación definitiva, el portavoz del Comando de Operaciones Conjuntas de Iraq, general de brigada Yahya Rasool, declaró ayer la derrota del EI en la Ciudad Vieja tras semanas de intensos combates.


Prensa Latina

 
Prensa Latina